/ jueves 7 de diciembre de 2017

En colapso policía de Almoloya de Juárez por falta de subsidios y salarios

Nuevamente se volvieron a manifestar

Toluca, México.- Desde el inicio de la presente administración municipal, la Dirección de Seguridad Pública de Almoloya de Juárez se ha mantenido con una serie de irregularidades que van desde salarios caídos, hasta operar con armamento prestado y sin gasolina en patrullas.

Tan sólo en 2017 se cuantificaron al menos cuatro manifestaciones de elementos policiacos, la última ocurrida el pasado martes 5 de diciembre para exigir nuevamente la entrega de subsidios.

Asimismo, en septiembre pasado en el marco de la Tercera Sesión Ordinaria del Consejo Intermunicipal de Seguridad Pública, se determinó recortar 900 mil pesos de los 10 millones que recibe Almoloya por medio del Fortaseg.

Lo anterior, derivado de la mala aplicación de los recursos que se reciben y que van encaminados al equipamiento, subsidio de sus elementos y capacitación de los mismos.

El pasado 5 de diciembre un grupo de policías municipales se manifestaron y exigieron al presidente municipal, Adolfo Solís Gómez, pagos salariales y recursos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) que supuestamente desde 2016 les adeudan bonos correspondientes a este presupuesto, del cual les pertenece a cada uno de los 142 elementos un promedio de 22 mil pesos como parte de su salario y beneficios, según datos de elementos consultados, y quienes solicitaron el anonimato por temor a represalias.

Asimismo, la Dirección de Seguridad Pública de este municipio hasta principios del 2017 comenzó a adquirir armamento propio para realizar sus labores de vigilancia, pues desde hace años operaba con armamento prestado y obsoleto, pese a que se asignan presupuestos que superan los 45 millones de pesos para esas funciones.

De acuerdo a su portal de transparencia, en el estado de avance presupuestal de egresos por dependencia, la Dirección de Seguridad Pública recibió en 2015 y 2016, 44 millones 855 mil 131 pesos, de los cuales sólo gastó 15 millones 002 mil 217 pesos.

Es decir que 29 millones 852 mil 914 pesos quedaron pendientes para asignarse a los gastos que requiere la dirección y sus elementos policiacos.

Según el documento electrónico, del 1 de enero al 30 de junio de 2015, a la corporación municipal le fue aprobado para concepto de gastos en combustibles, lubricantes y aditivos, 2 millones 200 mil pesos, pero la Tesorería sólo dispuso 692 mil pesos y dejó en su caja 1 millón 507 mil pesos.

Asimismo, el portal reporta que se aprobó para el primer semestre de ese año, para mantenimiento y reparación de patrullas, la cantidad de 1 millón 230 mil pesos, pero sólo se ejerció 137 mil 573 pesos, es decir menos del uno por ciento del recurso asignado.

El desglose del 2016 es similar al de 2015, con la mayoría del presupuesto sin gastar.

“El presupuesto no ha sido utilizado ni siquiera para comprar uniformes, nosotros gastamos 700 pesos por elemento, porque cuestan 400 pesos los pantalones y 300 las camisolas y de las 40 patrullas que tenemos, sólo sirven 12 y no están en las mejores condiciones”, revelaron los elementos consultados.

Durante el 2017 la Dirección de Seguridad Pública de Almoloya tuvo cuatro cambios de mando, sin argumentación clara, el último director relevado fue en el mes de septiembre.

Toluca, México.- Desde el inicio de la presente administración municipal, la Dirección de Seguridad Pública de Almoloya de Juárez se ha mantenido con una serie de irregularidades que van desde salarios caídos, hasta operar con armamento prestado y sin gasolina en patrullas.

Tan sólo en 2017 se cuantificaron al menos cuatro manifestaciones de elementos policiacos, la última ocurrida el pasado martes 5 de diciembre para exigir nuevamente la entrega de subsidios.

Asimismo, en septiembre pasado en el marco de la Tercera Sesión Ordinaria del Consejo Intermunicipal de Seguridad Pública, se determinó recortar 900 mil pesos de los 10 millones que recibe Almoloya por medio del Fortaseg.

Lo anterior, derivado de la mala aplicación de los recursos que se reciben y que van encaminados al equipamiento, subsidio de sus elementos y capacitación de los mismos.

El pasado 5 de diciembre un grupo de policías municipales se manifestaron y exigieron al presidente municipal, Adolfo Solís Gómez, pagos salariales y recursos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) que supuestamente desde 2016 les adeudan bonos correspondientes a este presupuesto, del cual les pertenece a cada uno de los 142 elementos un promedio de 22 mil pesos como parte de su salario y beneficios, según datos de elementos consultados, y quienes solicitaron el anonimato por temor a represalias.

Asimismo, la Dirección de Seguridad Pública de este municipio hasta principios del 2017 comenzó a adquirir armamento propio para realizar sus labores de vigilancia, pues desde hace años operaba con armamento prestado y obsoleto, pese a que se asignan presupuestos que superan los 45 millones de pesos para esas funciones.

De acuerdo a su portal de transparencia, en el estado de avance presupuestal de egresos por dependencia, la Dirección de Seguridad Pública recibió en 2015 y 2016, 44 millones 855 mil 131 pesos, de los cuales sólo gastó 15 millones 002 mil 217 pesos.

Es decir que 29 millones 852 mil 914 pesos quedaron pendientes para asignarse a los gastos que requiere la dirección y sus elementos policiacos.

Según el documento electrónico, del 1 de enero al 30 de junio de 2015, a la corporación municipal le fue aprobado para concepto de gastos en combustibles, lubricantes y aditivos, 2 millones 200 mil pesos, pero la Tesorería sólo dispuso 692 mil pesos y dejó en su caja 1 millón 507 mil pesos.

Asimismo, el portal reporta que se aprobó para el primer semestre de ese año, para mantenimiento y reparación de patrullas, la cantidad de 1 millón 230 mil pesos, pero sólo se ejerció 137 mil 573 pesos, es decir menos del uno por ciento del recurso asignado.

El desglose del 2016 es similar al de 2015, con la mayoría del presupuesto sin gastar.

“El presupuesto no ha sido utilizado ni siquiera para comprar uniformes, nosotros gastamos 700 pesos por elemento, porque cuestan 400 pesos los pantalones y 300 las camisolas y de las 40 patrullas que tenemos, sólo sirven 12 y no están en las mejores condiciones”, revelaron los elementos consultados.

Durante el 2017 la Dirección de Seguridad Pública de Almoloya tuvo cuatro cambios de mando, sin argumentación clara, el último director relevado fue en el mes de septiembre.