/ miércoles 19 de junio de 2019

"Hubo disparos, luego corredera de gente": crónica de Fiesta Patronal en Temoaya

A cuatro días de lo ocurrido familiares apenas darán sepultura a los cuerpos recuperados del Semefo

El pueblo de San José Pathe amaneció en silencio. Cuatro días atrás hubo mucho alcohol, música y disparos. También muerte. Unos pendones multicolores vuelan por encima de la calle principal. Es la única prueba de la fiesta. Aún huele a luto por lo ocurrido.

Foto: Daniel Camacho.

"Se escucharon disparos, luego alboroto y corredera de gente", relata uno de los pobladores que caminan en el pueblo.

El domingo pasado, ya después de la medianoche, el festejo a San José terminó en tragedia y saldo de cuatro personas muertas, más tres heridas, según el reporte policiaco generado ese día.

"Aquí en frente se hizo el jaripeo, allí se desató la balacera", agrega el habitante.

El lunes, después de lo ocurrido las familias intentaron hacerse justicia por sí mismo. Acudieron al rancho cercano, donde les dieron la pista de que posiblemente estaba el culpable de los hechos.

"Sí, el lunes se puso feo, quemaron carros y pastura en el rancho", dice un grupo de mujeres que caminan a prisa.

Este día en los domicilios de las dos familias afectadas, se celebran rosarios, hay comitiva y entran por grupos personas a dejar flores.

"Por allá, donde se mira la lona, están velando al señor que le tocó una bala pérdida", comenta un trabajador consultado.


BALA PERDIDA

En la casa que indica el trabajador, hay una enorme carpa para unas 500 personas, donde se han dispuesto sillas y un ataúd.

Se trata del domicilio de la familia Garduño. La casa de Álvaro, a quien lo alcanzó el domingo una bala perdida de la balacera.

"Sin deberla ni temerla", dice su hermano Rafel, "Fue una bala perdida", precisa en los cortos relatos que describe.

Ese domingo Álvaro circulaba junto con su esposo en su vehículo en las inmediaciones de la plaza de toros improvisadas. Pero una bala atravesó el parabrisas y le pegó en la cabeza, relatan los pobladores.

"Él no andaba en el asunto, le tocó la de malas, no es justo, dejó a su familia", reprocha don Rafa, mientras recibe abrazos de familiares y conocidos que llegan al velorio.

No dice más. Sólo que la Fiscalía está investigando: "todo lo que tenía que decir, ya lo sabe la Fiscalía, discúlpeme", ofrece el hermano de la víctima.

A unos 200 metros, sobre la misma calle, se ubica el predio que se improvisó para el jaripeo. Hay unas viejas gradas metálicas aún instaladas, vasos de cerveza y un terreno pisoteado.

Foto: Daniel Camacho.

También en el acceso lucen pegadas unas cartulinas: "la misa del señor Álvaro Garduño será hoy a las 7:00 pm. "QUEREMOS JUSTICIA", se puede leer en las dos cartulinas pegadas sobre el acceso a la plaza.

Foto: Daniel Camacho.


TRAGEDIA DE HERMANOS

Al otro extremo de San José, también hay luto, sobre un callejón estrecho entran y salen personas con flores. Suena una tonada de un norteño con "La Cruz de Madera" y se confunde con rezos.

Aparenta un festejo porque desfilan los platos de comida. Los que viven en las periferias de México, saben que así son los entierros.

Es la casa de los hermanos Marcial Toribio: Nohemí Paloma, Raúl y Jesús. Los tres fueron víctimas de la "refriega" en el jaripeo.

"Eran mis hermanos, los mataron a la mala", dice Miriam, hermana mayor de los tres jóvenes 23, 25 y 28, respectivamente.

La noche del domingo, los cuerpos de dos de ellos, quedaron tendidos sobre la calle principal, y el tercero fue trasladado al hospital de Temoaya.

No puedo decir mucho, sólo que tenemos un profundo dolor y apenas los vamos a sepultar.

En el pueblo aún hay tensión. E lunes desbocó e intentaron quemar un rancho para buscar al agresor. Pero hasta el momento no hay pistas.

El pueblo de San José Pathe amaneció en silencio. Cuatro días atrás hubo mucho alcohol, música y disparos. También muerte. Unos pendones multicolores vuelan por encima de la calle principal. Es la única prueba de la fiesta. Aún huele a luto por lo ocurrido.

Foto: Daniel Camacho.

"Se escucharon disparos, luego alboroto y corredera de gente", relata uno de los pobladores que caminan en el pueblo.

El domingo pasado, ya después de la medianoche, el festejo a San José terminó en tragedia y saldo de cuatro personas muertas, más tres heridas, según el reporte policiaco generado ese día.

"Aquí en frente se hizo el jaripeo, allí se desató la balacera", agrega el habitante.

El lunes, después de lo ocurrido las familias intentaron hacerse justicia por sí mismo. Acudieron al rancho cercano, donde les dieron la pista de que posiblemente estaba el culpable de los hechos.

"Sí, el lunes se puso feo, quemaron carros y pastura en el rancho", dice un grupo de mujeres que caminan a prisa.

Este día en los domicilios de las dos familias afectadas, se celebran rosarios, hay comitiva y entran por grupos personas a dejar flores.

"Por allá, donde se mira la lona, están velando al señor que le tocó una bala pérdida", comenta un trabajador consultado.


BALA PERDIDA

En la casa que indica el trabajador, hay una enorme carpa para unas 500 personas, donde se han dispuesto sillas y un ataúd.

Se trata del domicilio de la familia Garduño. La casa de Álvaro, a quien lo alcanzó el domingo una bala perdida de la balacera.

"Sin deberla ni temerla", dice su hermano Rafel, "Fue una bala perdida", precisa en los cortos relatos que describe.

Ese domingo Álvaro circulaba junto con su esposo en su vehículo en las inmediaciones de la plaza de toros improvisadas. Pero una bala atravesó el parabrisas y le pegó en la cabeza, relatan los pobladores.

"Él no andaba en el asunto, le tocó la de malas, no es justo, dejó a su familia", reprocha don Rafa, mientras recibe abrazos de familiares y conocidos que llegan al velorio.

No dice más. Sólo que la Fiscalía está investigando: "todo lo que tenía que decir, ya lo sabe la Fiscalía, discúlpeme", ofrece el hermano de la víctima.

A unos 200 metros, sobre la misma calle, se ubica el predio que se improvisó para el jaripeo. Hay unas viejas gradas metálicas aún instaladas, vasos de cerveza y un terreno pisoteado.

Foto: Daniel Camacho.

También en el acceso lucen pegadas unas cartulinas: "la misa del señor Álvaro Garduño será hoy a las 7:00 pm. "QUEREMOS JUSTICIA", se puede leer en las dos cartulinas pegadas sobre el acceso a la plaza.

Foto: Daniel Camacho.


TRAGEDIA DE HERMANOS

Al otro extremo de San José, también hay luto, sobre un callejón estrecho entran y salen personas con flores. Suena una tonada de un norteño con "La Cruz de Madera" y se confunde con rezos.

Aparenta un festejo porque desfilan los platos de comida. Los que viven en las periferias de México, saben que así son los entierros.

Es la casa de los hermanos Marcial Toribio: Nohemí Paloma, Raúl y Jesús. Los tres fueron víctimas de la "refriega" en el jaripeo.

"Eran mis hermanos, los mataron a la mala", dice Miriam, hermana mayor de los tres jóvenes 23, 25 y 28, respectivamente.

La noche del domingo, los cuerpos de dos de ellos, quedaron tendidos sobre la calle principal, y el tercero fue trasladado al hospital de Temoaya.

No puedo decir mucho, sólo que tenemos un profundo dolor y apenas los vamos a sepultar.

En el pueblo aún hay tensión. E lunes desbocó e intentaron quemar un rancho para buscar al agresor. Pero hasta el momento no hay pistas.

Local

Crece cerca del 40% outsourcing en el país

Erradicará Gobierno de México dicha figura: Luisa María Alcalde

Doble Vía

¿El Buki en Marvel? Ilustrador mexicano reinventa portadas icónicas de Marvel

"Eseachedos" se propuso combinar la cultura pop mexicana con las portadas icónicas de Marvel

Virales

(Video) Martinoli explota contra los Diablos Rojos del Toluca

El comentarista anunció que devolverá el dinero de una campaña hecha al equipo a inicio del torneo pues aseguró que "son unos muertos" y no lo representan

Gossip

"Arriba los corazones", regresa Fernando del Solar a Venga la Alegría

Siete años tuvieron que pasar para que Fer regresara al matutino

Local

Inició BAMX programa "Comer en Familia"

Con ayuda de una cocina móvil, acercará asesoría a familias de ocho comunidades rurales de Toluca y Villa Victoria

Virales

Randy, el perrito que ha ahuyentado la muerte dos veces le queda un año de vida

Le fue detectado larvas en el corazón y de no tratarse podría morir este ejemplo de can

Local

Existen esquemas para purgar condenas fuera de prisión: Sergio Medina Peñaloza

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México agregó que la amnistía no es el la única alternativa para eximir de una pena a un infractor