/ martes 3 de diciembre de 2019

Por condiciones de trabajo renuncian cadetes de Toluca

Muchos de ellos vienen de otros estados y no pueden sostener sus gastos, además, tienen que soportar las burlas y el desdén ciudadano

Cadetes que se encuentran en proceso de reclutamiento como policías de la dirección de Seguridad Pública de la capital mexiquense, han renunciado por las condiciones en que realizan las prácticas y el desdén de la ciudadanía.

Elementos consultados de diferentes secciones, denunciaron que de los 3 mil 300, alrededor de 500 han sido baja en la primera semana de servicio.

Hay compañeros que no han soportado las condiciones laborales con los mandos superiores o no pueden sostener sus gastos diarios y mejor se van”, comentó un cadete consultado.

De acuerdo con las denuncias recopiladas, hay cadetes que provienen de otros estados como Hidalgo, Michoacán, Oaxaca y Guerrero, así como de la zona norte de la entidad.

Los que vienen de lejos, deben rentar mientras duran las prácticas, pero no les alcanza, porque ahorita no hay paga, una compañera que venía de Michoacán dijo que mejor se salía”, comentó una cadete.

Los reclutas realizan labores en promedio 13 horas diarias y se dividen en 34 compañías con 33 elementos por sección. La mayoría se desplazaron a la zona centro de Toluca, la terminal, los mercados y barrios tradicionales.

En el caso de las delegaciones, los recorridos solo se hacen a bordo de patrullas, por ser zonas de mayor riesgo para los cadetes.

Nos coordinamos con grupos de Whatsapp, en los que se mira los que se van saliendo”, comentaron los jóvenes consultados.

El proceso de reclutamiento es de 10 a 11 meses, para al final aplicarles un examen de evaluación final. Asimismo, el alcalde, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, ofreció otorgar un pago quincenal para ayudar a los reclutas.

Los arropan

Negocios de diferentes giros han externado su ayuda a los cadetes para mejorar sus condiciones de servicio, regalándoles agua y permitiendo que ingresen a los locales para realizar sus necesidades fisiológicas.

Se han sumado restaurantes, cadenas comerciales e incluso los locatarios del mercado Benito Juárez, quienes ofrecen agua a los jóvenes.

Cadetes que se encuentran en proceso de reclutamiento como policías de la dirección de Seguridad Pública de la capital mexiquense, han renunciado por las condiciones en que realizan las prácticas y el desdén de la ciudadanía.

Elementos consultados de diferentes secciones, denunciaron que de los 3 mil 300, alrededor de 500 han sido baja en la primera semana de servicio.

Hay compañeros que no han soportado las condiciones laborales con los mandos superiores o no pueden sostener sus gastos diarios y mejor se van”, comentó un cadete consultado.

De acuerdo con las denuncias recopiladas, hay cadetes que provienen de otros estados como Hidalgo, Michoacán, Oaxaca y Guerrero, así como de la zona norte de la entidad.

Los que vienen de lejos, deben rentar mientras duran las prácticas, pero no les alcanza, porque ahorita no hay paga, una compañera que venía de Michoacán dijo que mejor se salía”, comentó una cadete.

Los reclutas realizan labores en promedio 13 horas diarias y se dividen en 34 compañías con 33 elementos por sección. La mayoría se desplazaron a la zona centro de Toluca, la terminal, los mercados y barrios tradicionales.

En el caso de las delegaciones, los recorridos solo se hacen a bordo de patrullas, por ser zonas de mayor riesgo para los cadetes.

Nos coordinamos con grupos de Whatsapp, en los que se mira los que se van saliendo”, comentaron los jóvenes consultados.

El proceso de reclutamiento es de 10 a 11 meses, para al final aplicarles un examen de evaluación final. Asimismo, el alcalde, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, ofreció otorgar un pago quincenal para ayudar a los reclutas.

Los arropan

Negocios de diferentes giros han externado su ayuda a los cadetes para mejorar sus condiciones de servicio, regalándoles agua y permitiendo que ingresen a los locales para realizar sus necesidades fisiológicas.

Se han sumado restaurantes, cadenas comerciales e incluso los locatarios del mercado Benito Juárez, quienes ofrecen agua a los jóvenes.