/ lunes 11 de enero de 2021

Jóvenes perciben un inicio de año poco alentador

Para algunos el uso permanente de la computadora durante la etapa de confinamiento les ha permitido desarrollar nuevas habilidades

El retorno al semáforo en color rojo, derivado del incremento de contagios de Covid-19, la permanencia de las clases en línea y las afectaciones en la economía, son algunos aspectos que para los jóvenes hacen del 2021 un panorama poco alentador.

“El inicio de este año, yo como joven, puedo decir que no se ve tan alentador, como a lo mejor lo fueron otros años, eso es una realidad, porque sabemos que regresaremos de nuevo a las clases en línea, sabemos que la situación de la pandemia sigue igual, sino es que hasta empeorando”.

Esa es la percepción de Fernando Alexander Caballero Romero, estudiante de preparatoria,y que externó en entrevista con El Sol de Toluca. El joven de tan sólo 17 años de edad ha reconfigurado su forma de ver el mundo.

La experiencia que vivió en 2020 lo hace pensar en una dinámica social similar para este 2021.

En días pasados elaboró un mapa mundial que reflejaba la situación Covid-19 en tiempo real a través de Google Maps, actividad que lo hizo más consciente de la realidad que se vive por la pandemia.

“La vida como jóvenes no es como la vemos, hay otra realidad, y es la vida real, de cómo se vive al día, ahí aprendí yo que el estudio es fundamental para uno y para todos”, comentó Fernando.

Contrario a lo que se piensa, a la juventud no sólo le preocupa el aspecto educativo, también están conscientes de las repercusiones en el aspecto sanitario y económico que trajo consigo la pandemia.

Percepción similar tiene Javier Chimal, estudiante universitario de 22 años.

“Yo considero que va a empezar un poco complicado, así como termina, así va a comenzar, realmente siento que no habría alguna diferencia, todos desde nuestras casas otra vez, aquellos que se dedican al comercio, desafortunadamente, otra vez cerrando, el comienzo de 2021 será igual de gris que como terminó 2020”.

Aunque ambos jóvenes miran un futuro con pocas expectativas, aseguran que sabrán hacerle frente. La experiencia que les dejó el 2020 los hizo descubrir un nuevo mundo a través de la tecnología, en la que, por más está decirlo, son expertos.


Y es que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019, el 87.8% de la población de entre 12 y 17 años de edad y el 91.20% de los jóvenes de 18 a 24 años tienen acceso a internet.

“Las tecnologías son algo súper importante hoy en día, la pandemia nos ha enseñado a darle un mejor uso del que ya le dábamos, esto es lo principal, pero además de ello, yo creo que no enseñó a tener mayor convivencia con nuestras familias”, aseguró Fernando Caballero.

Covid-19 no frena a la educación

Javier ya cursó dos semestres en línea. Desde su opinión, la primera mitad de 2020 estuvo llena de retos en el aspecto educativo.

“Al principio, el primer semestre que nos tocó en pandemia, pues fue un poco complicado, fue complicado la manera de trabajar porque no teníamos el contacto de los profesores, porque nunca nos vimos como obligados a entablar una comunicación tan virtual”, confesó.

El joven, quien también es promotor de la campaña #ApoyemosUnPotroSueño, destacó que no todos los estudiantes tienen acceso a internet, por lo cual fue un semestre de aprendizaje en lo general.

“Cuando hablamos de las desventajas y las desigualdades que enfrentan algunos, que sin duda lo volverán a enfrentar porque pues no mejoran su condición de un semestre a otro, desafortunadamente muchos se verán complicados en cuestiones de conectividad”, lamentó.

En el reinicio de las clases a distancia de este año, espera que reduzcan el ritmo de trabajo, debido a la experiencia que se ha tenido y las enseñanzas que les ha dejado la escuela virtual.


“El segundo semestre de esta pandemia fue mejor, ya traíamos la onda de las clases en línea, dónde tu maestro se va a conectar y tú lo vas a escuchar, vas a poder participar con él a través de la computadora y todos nos fuimos adaptando a estas herramientas digitales”, explicó Javier.

Jóvenes autodidactas

Incluso, confesó que el uso permanente de la computadora le permitió desarrollar nuevas habilidades. Por ello, agregó, la educación en tiempos del Covid-19 no ha sido tan mala como se piensa.

“Yo pensé que iba a bajar mis calificaciones por que no era un aprendizaje igual a como era presencial, pero afortunadamente aprendí a hacerme autodidacta y creo que el haber aprendido esto me ayudó mucho porque gracias a ello me he podido desarrollar hasta un poquito mejor”, reconoció.

“Antes de la pandemia no me gustaba leer, es un hecho que no me gustaba leer, pero ahora con esto de la pandemia, como ya todo lo estamos llevando desde casa y en sí en sí, no hay un maestro que nos lo enseñe a la perfección, hay que buscar nuestras maneras, nuestras formas de investigar los temas que estamos viendo” aseguró Fernando.

Sin embargo, tanto para Fernando como para Javier, todavía hay mucho que mejorar en el área educativa.

Confió en que aspectos como la irresponsabilidad, la apatía, la falta de participación y la nula retroalimentación en las clases virtuales, deberán de desaparecer para este 2021.

“Algo que podría cambiar del 2020 es ser más responsables, el tener ese conocimiento de responsabilidades. Vi mucho el tema de la irresponsabilidad en el estudio y sí vi que algunos tenían malas calificaciones por ello, algo que yo sí cambiaría de ese ámbito es generar un poco más de hábitos de estudio en los jóvenes”, explicó Fernando Caballero.

Retroalimentación virtual

“La retroalimentación, por así decirlo, la verdad desde lo personal, para mí no es como tan cómodo participar en el aula virtual como si lo es en la presencial, quizás porque pienso que lo que digo no se va a escuchar bien o porque me falle el internet, cuestiones así, yo sólo me centro en escuchar al maestro”, confesó Javier Chimal.

Javier y Fernando están convencidos de que las clases para 2021 serán netamente virtuales, a pesar de los avances médicos que se tienen para combatir el Covid-19.

“A veces sí pienso que voy a ingresar a la universidad en línea, pero hay veces que ya con escuchar lo de la vacuna, como que veo esa pequeña esperanza de poder regresar presencialmente”, expresó Fernando Caballero.


Empleo en tiempos del Covid-19

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en el tercer trimestre de 2020, 53.8 millones de personas estuvieron laborando. En ese periodo, las bajas sumaron 3.6 millones.

En ese contexto, buscar un empleo para los jóvenes en este 2021 parecería el reto más grande al que se van a enfrentar.

A Javier sólo le resta un semestre para concluir la universidad. Aunque ve un escenario complejo para encontrar empleo, confía en los conocimientos obtenidos en sus clases.

“Estará más complicado ahora que en generaciones anteriores, por toda la decadencia que nos está trayendo la pandemia, todos estos problemas de estabilidad económica que afecta en todos los rubros”, asentó.

También pone su esperanza en la trayectoria que construyó a su paso por la universidad, que sin duda le darán una buena presentación de sus habilidades.

“Siento que no voy a comenzar desde cero, afortunadamente en el transcurso de mis últimos semestres en la facultad tuve la oportunidad de irme desenvolviendo un poquito en mi ámbito, ya hay personas que tienen referencias de mi trabajo”, aseguró.

Incluso, el tener la experiencia de trabajar en línea desde casa, da a los jóvenes otra ventaja para insertarse en el campo laboral, pues no desconocen el mundo de la tecnología para entregar resultados.

“Afortunadamente yo sí cuento con las herramientas. No me tengo que enfrentar a algunos problemas de que no hay señal o que la conexión es inestable, entonces si es una ventaja, pues es algo que en todos los empleos te estarán pidiendo, tener internet, buena señal todo el tiempo y herramientas como teléfonos o computadoras”, finalizó.

Jóvenes, los últimos en ser vacunados

No obstante sus temores, sus sueños, sus expectativas, ambos jóvenes pidieron a la personas continuar con las medidas de prevención, pues es la única forma de cambiarle la cara al 2021.

A pesar de que ya hay un programa de vacunación para contrarrestar al Covid-19, el riesgo sigue siendo latente.

“Algo que es un hecho es que nosotros, como jóvenes, fuimos los primeros en salir de la cuarentena y seremos los últimos en regresar a la normalidad. Las vacunas se deben de aplicar a las personas de más alto riesgo, nosotros sí somos de riesgo, pero no tan alto como los demás grupos, es algo adecuado que si se está manejando bien, de que primero hay que vacunar a las personas de mayor riesgo”, aseguró Fernando Caballero.

Fernando exhortó a la población joven de la entidad a cambiar al mundo. Desde el momento que se vive, la tarea es la aplicación puntual de los protocolos sanitarios. Es parte de su responsabilidad social.

“La juventud que no se desanime, que esto no va a durar mucho tiempo, sabemos que no es un tiempo prolongado y algo que yo siempre se lo he dicho a los jóvenes, mi lema es: todas las cosas son posibles, la cosa es lo que queramos hacer, llegó el momento de la juventud, de romper paradigmas y hacer lo posible por demostrar que los jóvenes podemos hacer muchas cosas”, concluyó Fernando Caballero.

El retorno al semáforo en color rojo, derivado del incremento de contagios de Covid-19, la permanencia de las clases en línea y las afectaciones en la economía, son algunos aspectos que para los jóvenes hacen del 2021 un panorama poco alentador.

“El inicio de este año, yo como joven, puedo decir que no se ve tan alentador, como a lo mejor lo fueron otros años, eso es una realidad, porque sabemos que regresaremos de nuevo a las clases en línea, sabemos que la situación de la pandemia sigue igual, sino es que hasta empeorando”.

Esa es la percepción de Fernando Alexander Caballero Romero, estudiante de preparatoria,y que externó en entrevista con El Sol de Toluca. El joven de tan sólo 17 años de edad ha reconfigurado su forma de ver el mundo.

La experiencia que vivió en 2020 lo hace pensar en una dinámica social similar para este 2021.

En días pasados elaboró un mapa mundial que reflejaba la situación Covid-19 en tiempo real a través de Google Maps, actividad que lo hizo más consciente de la realidad que se vive por la pandemia.

“La vida como jóvenes no es como la vemos, hay otra realidad, y es la vida real, de cómo se vive al día, ahí aprendí yo que el estudio es fundamental para uno y para todos”, comentó Fernando.

Contrario a lo que se piensa, a la juventud no sólo le preocupa el aspecto educativo, también están conscientes de las repercusiones en el aspecto sanitario y económico que trajo consigo la pandemia.

Percepción similar tiene Javier Chimal, estudiante universitario de 22 años.

“Yo considero que va a empezar un poco complicado, así como termina, así va a comenzar, realmente siento que no habría alguna diferencia, todos desde nuestras casas otra vez, aquellos que se dedican al comercio, desafortunadamente, otra vez cerrando, el comienzo de 2021 será igual de gris que como terminó 2020”.

Aunque ambos jóvenes miran un futuro con pocas expectativas, aseguran que sabrán hacerle frente. La experiencia que les dejó el 2020 los hizo descubrir un nuevo mundo a través de la tecnología, en la que, por más está decirlo, son expertos.


Y es que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019, el 87.8% de la población de entre 12 y 17 años de edad y el 91.20% de los jóvenes de 18 a 24 años tienen acceso a internet.

“Las tecnologías son algo súper importante hoy en día, la pandemia nos ha enseñado a darle un mejor uso del que ya le dábamos, esto es lo principal, pero además de ello, yo creo que no enseñó a tener mayor convivencia con nuestras familias”, aseguró Fernando Caballero.

Covid-19 no frena a la educación

Javier ya cursó dos semestres en línea. Desde su opinión, la primera mitad de 2020 estuvo llena de retos en el aspecto educativo.

“Al principio, el primer semestre que nos tocó en pandemia, pues fue un poco complicado, fue complicado la manera de trabajar porque no teníamos el contacto de los profesores, porque nunca nos vimos como obligados a entablar una comunicación tan virtual”, confesó.

El joven, quien también es promotor de la campaña #ApoyemosUnPotroSueño, destacó que no todos los estudiantes tienen acceso a internet, por lo cual fue un semestre de aprendizaje en lo general.

“Cuando hablamos de las desventajas y las desigualdades que enfrentan algunos, que sin duda lo volverán a enfrentar porque pues no mejoran su condición de un semestre a otro, desafortunadamente muchos se verán complicados en cuestiones de conectividad”, lamentó.

En el reinicio de las clases a distancia de este año, espera que reduzcan el ritmo de trabajo, debido a la experiencia que se ha tenido y las enseñanzas que les ha dejado la escuela virtual.


“El segundo semestre de esta pandemia fue mejor, ya traíamos la onda de las clases en línea, dónde tu maestro se va a conectar y tú lo vas a escuchar, vas a poder participar con él a través de la computadora y todos nos fuimos adaptando a estas herramientas digitales”, explicó Javier.

Jóvenes autodidactas

Incluso, confesó que el uso permanente de la computadora le permitió desarrollar nuevas habilidades. Por ello, agregó, la educación en tiempos del Covid-19 no ha sido tan mala como se piensa.

“Yo pensé que iba a bajar mis calificaciones por que no era un aprendizaje igual a como era presencial, pero afortunadamente aprendí a hacerme autodidacta y creo que el haber aprendido esto me ayudó mucho porque gracias a ello me he podido desarrollar hasta un poquito mejor”, reconoció.

“Antes de la pandemia no me gustaba leer, es un hecho que no me gustaba leer, pero ahora con esto de la pandemia, como ya todo lo estamos llevando desde casa y en sí en sí, no hay un maestro que nos lo enseñe a la perfección, hay que buscar nuestras maneras, nuestras formas de investigar los temas que estamos viendo” aseguró Fernando.

Sin embargo, tanto para Fernando como para Javier, todavía hay mucho que mejorar en el área educativa.

Confió en que aspectos como la irresponsabilidad, la apatía, la falta de participación y la nula retroalimentación en las clases virtuales, deberán de desaparecer para este 2021.

“Algo que podría cambiar del 2020 es ser más responsables, el tener ese conocimiento de responsabilidades. Vi mucho el tema de la irresponsabilidad en el estudio y sí vi que algunos tenían malas calificaciones por ello, algo que yo sí cambiaría de ese ámbito es generar un poco más de hábitos de estudio en los jóvenes”, explicó Fernando Caballero.

Retroalimentación virtual

“La retroalimentación, por así decirlo, la verdad desde lo personal, para mí no es como tan cómodo participar en el aula virtual como si lo es en la presencial, quizás porque pienso que lo que digo no se va a escuchar bien o porque me falle el internet, cuestiones así, yo sólo me centro en escuchar al maestro”, confesó Javier Chimal.

Javier y Fernando están convencidos de que las clases para 2021 serán netamente virtuales, a pesar de los avances médicos que se tienen para combatir el Covid-19.

“A veces sí pienso que voy a ingresar a la universidad en línea, pero hay veces que ya con escuchar lo de la vacuna, como que veo esa pequeña esperanza de poder regresar presencialmente”, expresó Fernando Caballero.


Empleo en tiempos del Covid-19

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en el tercer trimestre de 2020, 53.8 millones de personas estuvieron laborando. En ese periodo, las bajas sumaron 3.6 millones.

En ese contexto, buscar un empleo para los jóvenes en este 2021 parecería el reto más grande al que se van a enfrentar.

A Javier sólo le resta un semestre para concluir la universidad. Aunque ve un escenario complejo para encontrar empleo, confía en los conocimientos obtenidos en sus clases.

“Estará más complicado ahora que en generaciones anteriores, por toda la decadencia que nos está trayendo la pandemia, todos estos problemas de estabilidad económica que afecta en todos los rubros”, asentó.

También pone su esperanza en la trayectoria que construyó a su paso por la universidad, que sin duda le darán una buena presentación de sus habilidades.

“Siento que no voy a comenzar desde cero, afortunadamente en el transcurso de mis últimos semestres en la facultad tuve la oportunidad de irme desenvolviendo un poquito en mi ámbito, ya hay personas que tienen referencias de mi trabajo”, aseguró.

Incluso, el tener la experiencia de trabajar en línea desde casa, da a los jóvenes otra ventaja para insertarse en el campo laboral, pues no desconocen el mundo de la tecnología para entregar resultados.

“Afortunadamente yo sí cuento con las herramientas. No me tengo que enfrentar a algunos problemas de que no hay señal o que la conexión es inestable, entonces si es una ventaja, pues es algo que en todos los empleos te estarán pidiendo, tener internet, buena señal todo el tiempo y herramientas como teléfonos o computadoras”, finalizó.

Jóvenes, los últimos en ser vacunados

No obstante sus temores, sus sueños, sus expectativas, ambos jóvenes pidieron a la personas continuar con las medidas de prevención, pues es la única forma de cambiarle la cara al 2021.

A pesar de que ya hay un programa de vacunación para contrarrestar al Covid-19, el riesgo sigue siendo latente.

“Algo que es un hecho es que nosotros, como jóvenes, fuimos los primeros en salir de la cuarentena y seremos los últimos en regresar a la normalidad. Las vacunas se deben de aplicar a las personas de más alto riesgo, nosotros sí somos de riesgo, pero no tan alto como los demás grupos, es algo adecuado que si se está manejando bien, de que primero hay que vacunar a las personas de mayor riesgo”, aseguró Fernando Caballero.

Fernando exhortó a la población joven de la entidad a cambiar al mundo. Desde el momento que se vive, la tarea es la aplicación puntual de los protocolos sanitarios. Es parte de su responsabilidad social.

“La juventud que no se desanime, que esto no va a durar mucho tiempo, sabemos que no es un tiempo prolongado y algo que yo siempre se lo he dicho a los jóvenes, mi lema es: todas las cosas son posibles, la cosa es lo que queramos hacer, llegó el momento de la juventud, de romper paradigmas y hacer lo posible por demostrar que los jóvenes podemos hacer muchas cosas”, concluyó Fernando Caballero.

Local

Carretera Valle de Bravo-Amanalco, luce "invadida" por baches

La situación se agudiza en el tramo carretero que va desde la entrada al rastro municipal hasta la entrada de la comunidad de Pipioltepec, donde hay baches que forzosamente detienen el flujo vehicular

Local

Prevalece desigualdad en la titularidad de los derechos comunales y ejidales

De acuerdo con la investigadora Marlen Palma, de los 14.6 mil ejidos con órganos de representantes que había en el país en 2019, sólo el 7.4% fue presidido por una mujer

Deportes

Dionicio Cerón guía a atletas oaxaqueños

El triple campeón del Maratón de Londres retomó su faceta de entrenador en el Estado de México

Local

Samuel quiere ser ingeniero; aspira a ingresar a la Universidad de Chapingo

El joven hidalguense es uno de los casi 20 aspirantes que presentaron su examen de admisión a una de las instituciones más importantes de la país en ciencias agrícolas

Sociedad

Dejan caducar medicamentos contra el cáncer, VIH y diabetes en Tabasco

Medicamentos necesarios para los tratamientos de cáncer en los niños, VIH, diabetes, entre otros, aparecen en la lista de los que caducaron, sin embargo Salud no informa el motivo de la pérdida

Mundo

Oposición laborista gana elecciones en Australia y termina con gobierno conservador

El voto es obligatorio en Australia y los abstencionistas se arriesgan a una multa de 20 dólares australianos, alrededor de 14 dólares americanos

Local

Prevalece desigualdad en la titularidad de los derechos comunales y ejidales

De acuerdo con la investigadora Marlen Palma, de los 14.6 mil ejidos con órganos de representantes que había en el país en 2019, sólo el 7.4% fue presidido por una mujer

Local

Carretera Valle de Bravo-Amanalco, luce "invadida" por baches

La situación se agudiza en el tramo carretero que va desde la entrada al rastro municipal hasta la entrada de la comunidad de Pipioltepec, donde hay baches que forzosamente detienen el flujo vehicular

Local

Relajan uso de cubrebocas en el valle de Toluca; la pandemia sigue activa

Aunque los contagios de Covid-19 han disminuido, en el Estado de México siguen recomendado su uso en espacios abiertos y cerrados