/ martes 28 de junio de 2022

El MUAC presenta revisión artística de Tania Candiani

“Me gusta pensarme como una narradora de historias”, dice la artista que muestra su trabajo de una década

La trayectoria artística de Tania Candiani (Ciudad de México, 1974) se teje como una red de conceptos, materiales, lenguajes y, sobre todo, historias reales. Hechos del pasado que ella investiga, reinterpreta y relata desde el arte para compartir con el espectador una reflexión sobre temas como el agua, el medio ambiente, los derechos de la mujer, el sonido y el lenguaje.

De ello da cuenta la exposición Tania Candiani. Como el trazo, su sonido que se presenta en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) con esculturas, pinturas, dibujos, instalaciones y trabajo de archivo en una revisión de su producción de los últimos 10 años; aunque no es una retrospectiva en el sentido estricto, pero sí una panorámica de su investigación.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En entrevista con El Sol de México, Candiani, quien representó a nuestro país en la Bienal de Venecia en 2015, detalló que cada proyecto es una suerte de cuento, una microhistoria que investiga y relata para darle presencia y voz a sucesos del pasado olvidados. No busca reflexiones temáticas en específico, sino pequeños relatos que lleven a grandes pensamientos.

“Mi obra son historias, y así como soy gran lectora de literatura, lo que hago es meterme a las historias en mi obra y lo que quiero es que la gente se meta a mis historias, no todas son cuentos de amor o con final feliz, hay historias rudas, fuertes, pero son importantes de pensar. Creo que me gusta pensarme como una narradora de historias donde puedo enseñar diferentes microhistorias de experiencias reales”, afirmó.

Sus obras, la mayoría producidas desde la investigación y colaboración con comunidades, presentan posibilidades de traducción y preservación de las tradiciones y la materialidad de las costumbres. Así uno de los ejes vertebrales de la exposición es la investigación sobre la sonoridad, sus límites y escrituras; lo mismo la exploración sobre el uso de la lengua y el rescate de materiales artesanales.

Una de las obras cumbre del recorrido curatorial, y que en gran medida refleja el proceso artístico de Candiani, es la obra Preludio cuántico (2022), una acción sonora para voces e instrumentos creada ex profeso para el Espacio Escultórico de la UNAM. Esta obra explora las relaciones entre la narrativa de la física cuántica, los conocimientos indígenas ancestrales y sus cosmovisiones.

“Trabajo con reflexiones sobre la manera en que apreciamos el sonido en muchos modos de escuchar al otro, las otras cosas vivas en el sonido, también sobre el trabajo de colaboración y la manera en que las tecnologías ancestrales dejan mucha enseñanza y que yo retomo para hacer cosas nuevas, son tecnologías ancestrales en desuso que conecto por ejemplo con la voz para poder hacer un homenaje.

“Sí hay un hilo conductor que es el sonido y en las distintas maneras en que me aproximo al sonido, también hay mucho trabajo audiovisual, y una evolución en las maneras de narrar a través de la imagen y el sonido, porque me gusta la posibilidad de crear espacios audiovisuales que es un lenguaje que uso mucho porque permite viajar a otros espacios desde un video”, detalló.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el 27 de noviembre, presenta piezas emblemáticas como Reverencia, Cónica Nombrar el agua o Cuenca, e incluye Preludio cuántico, obra ex profesa para el Espacio Escultórico.

La trayectoria artística de Tania Candiani (Ciudad de México, 1974) se teje como una red de conceptos, materiales, lenguajes y, sobre todo, historias reales. Hechos del pasado que ella investiga, reinterpreta y relata desde el arte para compartir con el espectador una reflexión sobre temas como el agua, el medio ambiente, los derechos de la mujer, el sonido y el lenguaje.

De ello da cuenta la exposición Tania Candiani. Como el trazo, su sonido que se presenta en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) con esculturas, pinturas, dibujos, instalaciones y trabajo de archivo en una revisión de su producción de los últimos 10 años; aunque no es una retrospectiva en el sentido estricto, pero sí una panorámica de su investigación.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En entrevista con El Sol de México, Candiani, quien representó a nuestro país en la Bienal de Venecia en 2015, detalló que cada proyecto es una suerte de cuento, una microhistoria que investiga y relata para darle presencia y voz a sucesos del pasado olvidados. No busca reflexiones temáticas en específico, sino pequeños relatos que lleven a grandes pensamientos.

“Mi obra son historias, y así como soy gran lectora de literatura, lo que hago es meterme a las historias en mi obra y lo que quiero es que la gente se meta a mis historias, no todas son cuentos de amor o con final feliz, hay historias rudas, fuertes, pero son importantes de pensar. Creo que me gusta pensarme como una narradora de historias donde puedo enseñar diferentes microhistorias de experiencias reales”, afirmó.

Sus obras, la mayoría producidas desde la investigación y colaboración con comunidades, presentan posibilidades de traducción y preservación de las tradiciones y la materialidad de las costumbres. Así uno de los ejes vertebrales de la exposición es la investigación sobre la sonoridad, sus límites y escrituras; lo mismo la exploración sobre el uso de la lengua y el rescate de materiales artesanales.

Una de las obras cumbre del recorrido curatorial, y que en gran medida refleja el proceso artístico de Candiani, es la obra Preludio cuántico (2022), una acción sonora para voces e instrumentos creada ex profeso para el Espacio Escultórico de la UNAM. Esta obra explora las relaciones entre la narrativa de la física cuántica, los conocimientos indígenas ancestrales y sus cosmovisiones.

“Trabajo con reflexiones sobre la manera en que apreciamos el sonido en muchos modos de escuchar al otro, las otras cosas vivas en el sonido, también sobre el trabajo de colaboración y la manera en que las tecnologías ancestrales dejan mucha enseñanza y que yo retomo para hacer cosas nuevas, son tecnologías ancestrales en desuso que conecto por ejemplo con la voz para poder hacer un homenaje.

“Sí hay un hilo conductor que es el sonido y en las distintas maneras en que me aproximo al sonido, también hay mucho trabajo audiovisual, y una evolución en las maneras de narrar a través de la imagen y el sonido, porque me gusta la posibilidad de crear espacios audiovisuales que es un lenguaje que uso mucho porque permite viajar a otros espacios desde un video”, detalló.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el 27 de noviembre, presenta piezas emblemáticas como Reverencia, Cónica Nombrar el agua o Cuenca, e incluye Preludio cuántico, obra ex profesa para el Espacio Escultórico.

Local

Envenenan a perros en San Mateo Oxtotitlán; vecinos piden justicia

Reportes oficiales indican que el hallazgo se dio entre las calles Pirul y Niños Héroes alrededor de las 08:30 horas de este lunes

Local

Grupo Tláloc se prepara ante posible llegada de ciclón

La CAEM cuenta con 28 campamentos de atención en 19 municipios del Estado de México y una línea de emergencia activa las 24 horas, los siete días de la semana.

Local

Ricardo Sodi cuestiona reforma al Poder Judicial

El titular del Poder Judicial en el Edomex dijo que presentará un proyecto para mejorar los sistemas locales de justicia

Local

¿No pasaste tu examen a la universidad? En el Edomex hay más opciones en escuelas públicas

En el Estado de México hay 35 instituciones de educación superior que ofertan licenciaturas e ingenierías

Local

Podría cambiar de nombre el PRD en el Edomex

El presidente estatal del Sol Azteca adelantó que una vez que lleven a cabo foros regionales con consulta directa a su militancia, buscarán refundar el partido a nivel estatal

Finanzas

Infonavit otorgó casi 206 mil créditos en el Estado de México

La cifra corresponde del 2019 al cierre de abril de 2024; esta colocación de créditos ha generado una derrama económica de 101 mil 712 millones de pesos