/ lunes 8 de mayo de 2023

Necesaria más profesionalización de la danza en el valle de Toluca

Hay personas que apenas tienen una “embarradita” y ya quieren ser maestros: Blanca Sosa

Enseñar la danza a temprana edad permite desarrollar la parte psicomotriz, es decir el movimiento corporal, control de emociones y también ayuda a los niños mejorar la relación con los demás, lo que se ve reflejado al ser más independientes y un mejor desempeño en la escuela, sin embargo en el valle de Toluca aunque ya hay algunas academias consolidadas hace falta más profesionalización de los docentes.

Blanca Sosa, quien practica esta disciplina artística desde los ocho años de edad y en 2014 representó a México en España con el grupo de danza jazz de Bellas Artes donde obtuvieron el primer lugar, destacó que muchas personas que apenas tienen una “embarradita” de lo que es la danza ya quieren ser maestros.

“En el valle de Toluca hace falta tener gente más profesional, sucede que muchos después estudiar, por ejemplo durante un año en una academia al salir ya quieren ser maestros, esto no debe ser así, necesita acumular más trayectoria, pasar por varias escuelas, prepararse constantemente y siempre buscar actualizarse, esto ocasiona que no le den la importancia que realmente tiene la danza”, señaló.

Abundó que quienes tienen una amplia trayectoria están en desacuerdo que estos nuevos profesores se sumen, lo que hace que la enseñanza sea de menor calidad, la esencia se pierde ya que en la mayoría de los casos solo buscan el beneficio económico.

Por lo que toca a los maestros ya consolidados, además de Blanca Sosa está Juan Carlos López y Elizabeth Garduño, son personas de mucha trayectoria, han estado con ella durante los últimos dos años y aseguró que continuará porque ha constatado que son gente muy preparada.

“Yo hago una certificación con las niñas en junio o julio por lo que necesito sinodales de Toluca que me apoyen y durante seis años los he estado haciendo, para eso se invitan a maestros reconocidos y aunque ya me habían hablado de ellos ( Juan Carlos López y Elizabeth Garduño) fue hace dos años que tuvimos ese acercamiento y desde esa fecha trabajamos juntos, quiero quedarme con ellos porque veo que realmente tienen una amplia experiencia”, abundó.

Más difusión

Blanca Sosa está al frente de las academias Baby Ballet y Blus, en el primer caso es para niñas de año y medio de edad hasta 14 que practican ballet, jazz, árabe y taekwondo, la segunda academia enseña danza aérea donde recibe alumnos a partir de los seis años de edad, por lo que busca reforzar la enseñanza profesional mediante diferentes estrategias.

Uno de los principales retos a mediano plazo es recuperar la matrícula, antes de la pandemia estaban inscritas un promedio de 180 niñas, pero también fortalecer la difusión en cuestión de eventos, además del que se realiza en diciembre (función de teatro o cine) hacer otro en primavera y llevar a las niñas a otro municipio.

“A las niñas les encanta salir y empiezan a ver de distinta manera la danza e incluso las mamás, las motiva mucho, de ahí que estoy tratando de entrar al Festival de las Almas en Valle de Bravo, pero también dejar huella en ellas en lo que realmente es mi pasión, transmitirla a todas”, indicó.

Además amplió la gama de opciones con las clases para principiantes y adultos, por lo que no necesariamente tienen que llegar con experiencia, la respuesta ha sido buena e incluso han llegado alumnos de otras academias.

En cuanto a las otras academias, Blanca Sosa señaló que en la zona de Metepec son un promedio de seis, la mayoría se base en alumnos de 18 años de edad en adelante, pero para niñas son dos las que están cercanas, una en Tecnológico y la otra por Casablanca.

Una larga trayectoria

Con 30 años de edad, Blanca Sosa se inició en la danza desde los ocho años, pero ya en una escuela fue a los 16 años, posteriormente ingresó a Bellas Artes donde estuvo cinco años pero no dejó de ir a la academia con la finalidad de reforzar lo aprendido.

“Fue precisamente en Bellas Artes cuando se hizo un concurso en Barcelona, España, esto en junio del 2014, fuimos representando a México con el grupo de jazz representativo de Bellas Artes, donde obtuvimos el primer lugar en danza jazz y también el premio en mejor vestuario y musicalización”.

Después se salió pero a la par estaba estudiando gestión empresarial, al terminar las dos carreras empezó a buscar para ver donde se sentía más cómoda, aunque al mismo tiempo estaba en otras academias para no dejar la actividad de la danza, posteriormente se dio la oportunidad de tener la escuela Baby Ballet franquicia Metepec desde el 2016 y este año abrió Blus.

“Al final todo me ayudó, mi carrera (gestión de empresas) y haber estado de Bellas Artes, así como la constante práctica en las academias”, refirió.

Ambas academias han tenido una buena aceptación del público, el punto clave para que siempre haya una buena respuesta es tener el personal adecuado, bien capacitado, que le guste el trabajo, esto hace que las niñas se enamoren de la maestra y las mamás conocen su trabajo, las niñas empiezan a descubrir el mundo de la danza pero todo es gracias a las maestras, de ahí la importancia de la profesionalización.

“En la academia Baby Ballet tengo más de 130 niñas, aunque la pandemia nos afectó mucho, en el peor momento llegamos a tener solo 27 niñas y en Blus actualmente contamos con un promedio de 15 a 20 alumnos”, precisó.

Además se tiene constante actividad para fomentar la danza en el valle de Toluca, como academia tienen una función de fin de año ya sea en teatro (función de gala) o en cine donde los papás ven bailar a sus niñas.

“También hacemos presentaciones en Town Square, Galerías Metepec, además tengo convenios con empresas, ha funcionado así que vamos por buen camino”, puntualizó.

Enseñar la danza a temprana edad permite desarrollar la parte psicomotriz, es decir el movimiento corporal, control de emociones y también ayuda a los niños mejorar la relación con los demás, lo que se ve reflejado al ser más independientes y un mejor desempeño en la escuela, sin embargo en el valle de Toluca aunque ya hay algunas academias consolidadas hace falta más profesionalización de los docentes.

Blanca Sosa, quien practica esta disciplina artística desde los ocho años de edad y en 2014 representó a México en España con el grupo de danza jazz de Bellas Artes donde obtuvieron el primer lugar, destacó que muchas personas que apenas tienen una “embarradita” de lo que es la danza ya quieren ser maestros.

“En el valle de Toluca hace falta tener gente más profesional, sucede que muchos después estudiar, por ejemplo durante un año en una academia al salir ya quieren ser maestros, esto no debe ser así, necesita acumular más trayectoria, pasar por varias escuelas, prepararse constantemente y siempre buscar actualizarse, esto ocasiona que no le den la importancia que realmente tiene la danza”, señaló.

Abundó que quienes tienen una amplia trayectoria están en desacuerdo que estos nuevos profesores se sumen, lo que hace que la enseñanza sea de menor calidad, la esencia se pierde ya que en la mayoría de los casos solo buscan el beneficio económico.

Por lo que toca a los maestros ya consolidados, además de Blanca Sosa está Juan Carlos López y Elizabeth Garduño, son personas de mucha trayectoria, han estado con ella durante los últimos dos años y aseguró que continuará porque ha constatado que son gente muy preparada.

“Yo hago una certificación con las niñas en junio o julio por lo que necesito sinodales de Toluca que me apoyen y durante seis años los he estado haciendo, para eso se invitan a maestros reconocidos y aunque ya me habían hablado de ellos ( Juan Carlos López y Elizabeth Garduño) fue hace dos años que tuvimos ese acercamiento y desde esa fecha trabajamos juntos, quiero quedarme con ellos porque veo que realmente tienen una amplia experiencia”, abundó.

Más difusión

Blanca Sosa está al frente de las academias Baby Ballet y Blus, en el primer caso es para niñas de año y medio de edad hasta 14 que practican ballet, jazz, árabe y taekwondo, la segunda academia enseña danza aérea donde recibe alumnos a partir de los seis años de edad, por lo que busca reforzar la enseñanza profesional mediante diferentes estrategias.

Uno de los principales retos a mediano plazo es recuperar la matrícula, antes de la pandemia estaban inscritas un promedio de 180 niñas, pero también fortalecer la difusión en cuestión de eventos, además del que se realiza en diciembre (función de teatro o cine) hacer otro en primavera y llevar a las niñas a otro municipio.

“A las niñas les encanta salir y empiezan a ver de distinta manera la danza e incluso las mamás, las motiva mucho, de ahí que estoy tratando de entrar al Festival de las Almas en Valle de Bravo, pero también dejar huella en ellas en lo que realmente es mi pasión, transmitirla a todas”, indicó.

Además amplió la gama de opciones con las clases para principiantes y adultos, por lo que no necesariamente tienen que llegar con experiencia, la respuesta ha sido buena e incluso han llegado alumnos de otras academias.

En cuanto a las otras academias, Blanca Sosa señaló que en la zona de Metepec son un promedio de seis, la mayoría se base en alumnos de 18 años de edad en adelante, pero para niñas son dos las que están cercanas, una en Tecnológico y la otra por Casablanca.

Una larga trayectoria

Con 30 años de edad, Blanca Sosa se inició en la danza desde los ocho años, pero ya en una escuela fue a los 16 años, posteriormente ingresó a Bellas Artes donde estuvo cinco años pero no dejó de ir a la academia con la finalidad de reforzar lo aprendido.

“Fue precisamente en Bellas Artes cuando se hizo un concurso en Barcelona, España, esto en junio del 2014, fuimos representando a México con el grupo de jazz representativo de Bellas Artes, donde obtuvimos el primer lugar en danza jazz y también el premio en mejor vestuario y musicalización”.

Después se salió pero a la par estaba estudiando gestión empresarial, al terminar las dos carreras empezó a buscar para ver donde se sentía más cómoda, aunque al mismo tiempo estaba en otras academias para no dejar la actividad de la danza, posteriormente se dio la oportunidad de tener la escuela Baby Ballet franquicia Metepec desde el 2016 y este año abrió Blus.

“Al final todo me ayudó, mi carrera (gestión de empresas) y haber estado de Bellas Artes, así como la constante práctica en las academias”, refirió.

Ambas academias han tenido una buena aceptación del público, el punto clave para que siempre haya una buena respuesta es tener el personal adecuado, bien capacitado, que le guste el trabajo, esto hace que las niñas se enamoren de la maestra y las mamás conocen su trabajo, las niñas empiezan a descubrir el mundo de la danza pero todo es gracias a las maestras, de ahí la importancia de la profesionalización.

“En la academia Baby Ballet tengo más de 130 niñas, aunque la pandemia nos afectó mucho, en el peor momento llegamos a tener solo 27 niñas y en Blus actualmente contamos con un promedio de 15 a 20 alumnos”, precisó.

Además se tiene constante actividad para fomentar la danza en el valle de Toluca, como academia tienen una función de fin de año ya sea en teatro (función de gala) o en cine donde los papás ven bailar a sus niñas.

“También hacemos presentaciones en Town Square, Galerías Metepec, además tengo convenios con empresas, ha funcionado así que vamos por buen camino”, puntualizó.

Local

Retiran a personas que vivían bajo los puentes de Tollocan

Durante el desalojo se retiraron 25 toneladas de basura, entre colchones, cobijas, ropa, residuos higiénicos, también latas, pet y cartón

Policiaca

Zinacantepec: Balacera entre taxistas deja una joven herida

Los hechos ocurrieron en Santa María del Monte; los responsables huyeron

Policiaca

Detienen a policías presuntamente relacionados con el CJNG y fosas en Nicolás Romero

Son investigados por el secuestro y homicidios de conductores de aplicación 

Local

Continúa el bloqueo en la carretera Tenango-La Marquesa por la falta de agua

Pobladores de Santiago Tilapa denuncian que llevan ocho meses sin este líquido

Local

Se aproxima el día cero para la Presa Miguel Alemán de Valle de Bravo

Para los prestadores de servicios turísticos el panorama es casi “desalentador”; pero mantiene la esperanza que la situación mejore en los próximos días

Local

¿Cuánto le cuesta una pipa de agua a los pobladores del oriente del Estado de México?

Vecinos de municipios como Nezahualcóyotl e Ixtapaluca han optado por contratar pipas de agua potable ante tantos cortes del servicio por parte del ayuntamiento