/ domingo 25 de junio de 2023

De Perfil | Mario Castañeda, el genio detrás de Goku

El actor es Goku del anime Dragon Ball Z, y también ha hecho doblaje en series como Los años maravillosos, Guardianes de la bahía, y MacGyver

Mario Castañeda recuerda haber crecido viendo caricaturas como Astro boy, Bugs bunny y las series de Hanna Barbera. En ese momento simplemente las disfrutaba como un niño amante de la televisión, sin saber que crecería para convertirse en la voz que, tal como le sucedió a él con esos dibujos animados, acompañaría a miles de niños todas las tardes.

Nacido en 1962, el actor se ganó el corazón de Latinoamérica al dar voz al personaje de Goku. Pero su amor por esa profesión no surgió desde su infancia, sino que se cultivó cuando era adolescente.

“Conocí la actuación cuando estaba en segundo de prepa, ahí había clase de teatro y me enamoré, supe que quería dedicarme a esto toda la vida”, cuenta en entrevista con El Sol de México.

Fue precisamente en esa etapa escolar, cuando actuó en su primera obra, una adaptación de Farsa y justicia del señor corregidor de Alejandro Casona. “El maestro de teatro me dejó montarla y fui feliz haciendo lo que quería. Después les dije a mis papás que quería estudiar arte dramático, y fue una bomba atómica en la casa, porque todos los padres se preocupan de qué vas a vivir, y pensaban que esto no iba a generar dinero, pero me pagaron la carrera”.

Sus estudios profesionales los realizó en el Instituto Andrés Soler, donde cursó la carrera de actuación. Al salir comenzó a buscar oportunidades en teatro, pero inspirado por ver la labor de doblaje de la actriz Rommy Mendoza (quien además se convirtió en su primera esposa), se acercó a este mundo.

¿DE QUÉ ESTÁS HABLANDO WILLIS?

Comenzó haciendo comerciales y participando en producciones con personajes secundarios. El primer proyecto que recuerda con exactitud fue en la serie Blanco y negro, donde dio voz al personaje de Willis, uno de los protagonistas, a quien su hermano menor preguntaba con picardía cada que se metían en problemas “¿de qué estás hablando Willis?”.

Llegarán tres nuevas producciones, así como la continuación de “Dragon Ball Z” con sus temporadas 5, 6 y 7 / Foto: Cortesía | Crunchyroll

Conforme fue avanzando en su camino, reafirmó que la actuación va mucho más allá de interpretar a otra persona, pues es algo que requiere una técnica y una capacidad para el manejo de emociones, algo que no todo el mundo posee.

“Se vive, es algo metafísico. Así lo veo y así lo explico cuando doy cursos y talleres de doblaje”, comenta. “Parte de tus habilidades actorales es como tu maleta, existe o no existe, no lo puedes inventar. Así como hay gente que dibuja de la nada cuando tienen un lápiz en la mano, hay otros que entienden el manejo de la emoción, éste es un ambiente para quien tiene habilidades naturales, y se expresa y se nota naturalmente”.

Pero el actor reconoce que dedicarse a esa rama de la actuación no fue tarea sencilla, pues es una labor que consumía gran parte de su tiempo, durante los aproximadamente ocho años en los que grabó sus participaciones más importantes, como Los años maravillosos (donde dio voz al protagonista, Kevin, en su versión adulta), Guardianes de la bahía, MacGyver, Rumbo al sur y por supuesto, Dragon Ball Z.

Llegaba a las ocho de la mañana al primer estudio, y de ahí se trasladaba entre tres y cuatro veces a los distintos estudios de grabación distribuidos por toda la ciudad, y grababa todo el día, contando con poco tiempo para comer.

Dirigir no era diferente, pues debía estar hasta 14 horas trabajando con sus colegas para finalizar cada proyecto en tiempo y forma. “Llegaba a mi casa, veía uno o dos capítulos nuevos de las series, preparaba todo el trabajo de escritorio, armaba llamados, y me iba a dormir a las tres de la mañana, para levantarme a las seis. Esa fue mi vida durante años”.

Según recuerda no había una preparación especial, más que hacer escalas o cantar en su trayecto de vez en cuando.

EL PERSONAJE DE SU VIDA

A lo largo de sus cuarenta años de carrera ha doblado a los actores Mark Ruffalo, Jim Carrey y Bruce Willis en la mayoría de sus películas.

Sin embargo, su personaje más conocido es el de Goku de la serie animada Dragon Ball Z, al cual ha interpretado desde mediados de los 90. Fue gracias a la actriz y directora de doblaje Gloria Rocha que lo eligieron para ese papel.

“Estaba buscando al mejor actor de doblaje en México, y no lo encontró porque estaba ocupado seguramente, y aquí estoy”, cuenta entre risas. “Le dije que no al principio, porque estábamos peleados, pero luego mi hijo Arturo me dijo que debía grabarlo, él era fan, y de verdad ha sido un viaje maravilloso, no lo cambio por nada”.

Para él y el resto del elenco de doblaje, en el que figuran nombres como René García, Carlos Segundo, Laura Torres y Eduardo Garza, era simplemente una serie más donde participarían, pero con el tiempo se convirtió en todo un fenómeno que prevalece hasta la actualidad.

Su voz ha aparecido en alrededor de cinco series y películas de esta franquicia, y lo ha llevado a pisar convenciones en distintas partes del mundo, donde ha tenido el gusto de convivir con sus fans, quienes son su mayor satisfacción.

Aunque a lo largo de los años se ha topado con personas que le externan sus inquietudes sobre la evolución del personaje, él afirma que sigue siendo el mismo que conocieron en 1994, sólo que ellos son quienes crecieron y lo conciben de una forma diferente.

Sin embargo, para él nunca fue difícil encontrar el estilo perfecto para traerlo a la vida, pues “lo único que tengo que hacer que grabar como se debe hacer, sé cuál es la voz y por qué, tiene su relación con los personajes. Me baso sencillamente en la historia y en la definición de Goku, con los elementos que tengo.

“Desde la información que me daba Gloria Rocha, hasta la información que nos llegaba de Japón de cada episodio y lo que va sucediendo, es la respuesta emocional que tiene el personaje. Eso es lo que me nutre y lo construye para mí”, explica el actor.

VE SU PROFESIÓN CON RESPETO

A pesar de la fama que lo respalda, Mario se sigue mostrando como una persona sencilla y amable, pues asegura que siempre ha tenido en claro la labor del artista, y que todo eso puede acabarse. “Algún día te vas a morir y el doblaje seguirá, no sé si Dragon Ball seguirá después, pero esa es la realidad de la vida”, señala.

Por ello se siente muy orgulloso de haber conquistado con éxito el reto de dedicar su vida al doblaje, una profesión que considera muy satisfactoria a nivel personal, pero a la vez lo ha llevado a descubrir que su complejidad va más allá de pararse frente a un micrófono.

“Conforme vas avanzando todo se va haciendo fácil. El doblaje nunca le da nadie nada que esa persona no puede hacer. A alguien recién llegado nunca le darían a doblar una película de Jim Carrey, porque él es complicado, necesitas conocer el código y las emociones, cómo se construye un personaje, cómo llegas a esas locuras de actuación”.

Actualmente se dedica a viajar, dar cursos y talleres, y a realizar el doblaje de personajes pequeños, pues ya no tiene tanto tiempo libre para proyectos largos. Su más reciente serie fue 911: Lone Star, donde dio voz a Owen Strand (interpretado por Rob Lowe).

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“(Este trabajo) Me dio lo que nunca pensé, porque cuando lo abrazas, renuncias a la fama. Al menos eso era antes de que el doblaje saliera del armario, estaba escondido en un anonimato, y de pronto aparece internet y lo sacó.

“Me ha dado todas las satisfacciones del mundo, sí se puede comer de esto, sí se puede vivir de esto. Se pueden comprar casas, coches, viajar, mandar a los hijos a la escuela y poner comida en la mesa tres veces al día. Se puede hacer todo lo que quieras, es un oficio muy noble, me ha dado todo”, finalizó el actor.

Mario Castañeda recuerda haber crecido viendo caricaturas como Astro boy, Bugs bunny y las series de Hanna Barbera. En ese momento simplemente las disfrutaba como un niño amante de la televisión, sin saber que crecería para convertirse en la voz que, tal como le sucedió a él con esos dibujos animados, acompañaría a miles de niños todas las tardes.

Nacido en 1962, el actor se ganó el corazón de Latinoamérica al dar voz al personaje de Goku. Pero su amor por esa profesión no surgió desde su infancia, sino que se cultivó cuando era adolescente.

“Conocí la actuación cuando estaba en segundo de prepa, ahí había clase de teatro y me enamoré, supe que quería dedicarme a esto toda la vida”, cuenta en entrevista con El Sol de México.

Fue precisamente en esa etapa escolar, cuando actuó en su primera obra, una adaptación de Farsa y justicia del señor corregidor de Alejandro Casona. “El maestro de teatro me dejó montarla y fui feliz haciendo lo que quería. Después les dije a mis papás que quería estudiar arte dramático, y fue una bomba atómica en la casa, porque todos los padres se preocupan de qué vas a vivir, y pensaban que esto no iba a generar dinero, pero me pagaron la carrera”.

Sus estudios profesionales los realizó en el Instituto Andrés Soler, donde cursó la carrera de actuación. Al salir comenzó a buscar oportunidades en teatro, pero inspirado por ver la labor de doblaje de la actriz Rommy Mendoza (quien además se convirtió en su primera esposa), se acercó a este mundo.

¿DE QUÉ ESTÁS HABLANDO WILLIS?

Comenzó haciendo comerciales y participando en producciones con personajes secundarios. El primer proyecto que recuerda con exactitud fue en la serie Blanco y negro, donde dio voz al personaje de Willis, uno de los protagonistas, a quien su hermano menor preguntaba con picardía cada que se metían en problemas “¿de qué estás hablando Willis?”.

Llegarán tres nuevas producciones, así como la continuación de “Dragon Ball Z” con sus temporadas 5, 6 y 7 / Foto: Cortesía | Crunchyroll

Conforme fue avanzando en su camino, reafirmó que la actuación va mucho más allá de interpretar a otra persona, pues es algo que requiere una técnica y una capacidad para el manejo de emociones, algo que no todo el mundo posee.

“Se vive, es algo metafísico. Así lo veo y así lo explico cuando doy cursos y talleres de doblaje”, comenta. “Parte de tus habilidades actorales es como tu maleta, existe o no existe, no lo puedes inventar. Así como hay gente que dibuja de la nada cuando tienen un lápiz en la mano, hay otros que entienden el manejo de la emoción, éste es un ambiente para quien tiene habilidades naturales, y se expresa y se nota naturalmente”.

Pero el actor reconoce que dedicarse a esa rama de la actuación no fue tarea sencilla, pues es una labor que consumía gran parte de su tiempo, durante los aproximadamente ocho años en los que grabó sus participaciones más importantes, como Los años maravillosos (donde dio voz al protagonista, Kevin, en su versión adulta), Guardianes de la bahía, MacGyver, Rumbo al sur y por supuesto, Dragon Ball Z.

Llegaba a las ocho de la mañana al primer estudio, y de ahí se trasladaba entre tres y cuatro veces a los distintos estudios de grabación distribuidos por toda la ciudad, y grababa todo el día, contando con poco tiempo para comer.

Dirigir no era diferente, pues debía estar hasta 14 horas trabajando con sus colegas para finalizar cada proyecto en tiempo y forma. “Llegaba a mi casa, veía uno o dos capítulos nuevos de las series, preparaba todo el trabajo de escritorio, armaba llamados, y me iba a dormir a las tres de la mañana, para levantarme a las seis. Esa fue mi vida durante años”.

Según recuerda no había una preparación especial, más que hacer escalas o cantar en su trayecto de vez en cuando.

EL PERSONAJE DE SU VIDA

A lo largo de sus cuarenta años de carrera ha doblado a los actores Mark Ruffalo, Jim Carrey y Bruce Willis en la mayoría de sus películas.

Sin embargo, su personaje más conocido es el de Goku de la serie animada Dragon Ball Z, al cual ha interpretado desde mediados de los 90. Fue gracias a la actriz y directora de doblaje Gloria Rocha que lo eligieron para ese papel.

“Estaba buscando al mejor actor de doblaje en México, y no lo encontró porque estaba ocupado seguramente, y aquí estoy”, cuenta entre risas. “Le dije que no al principio, porque estábamos peleados, pero luego mi hijo Arturo me dijo que debía grabarlo, él era fan, y de verdad ha sido un viaje maravilloso, no lo cambio por nada”.

Para él y el resto del elenco de doblaje, en el que figuran nombres como René García, Carlos Segundo, Laura Torres y Eduardo Garza, era simplemente una serie más donde participarían, pero con el tiempo se convirtió en todo un fenómeno que prevalece hasta la actualidad.

Su voz ha aparecido en alrededor de cinco series y películas de esta franquicia, y lo ha llevado a pisar convenciones en distintas partes del mundo, donde ha tenido el gusto de convivir con sus fans, quienes son su mayor satisfacción.

Aunque a lo largo de los años se ha topado con personas que le externan sus inquietudes sobre la evolución del personaje, él afirma que sigue siendo el mismo que conocieron en 1994, sólo que ellos son quienes crecieron y lo conciben de una forma diferente.

Sin embargo, para él nunca fue difícil encontrar el estilo perfecto para traerlo a la vida, pues “lo único que tengo que hacer que grabar como se debe hacer, sé cuál es la voz y por qué, tiene su relación con los personajes. Me baso sencillamente en la historia y en la definición de Goku, con los elementos que tengo.

“Desde la información que me daba Gloria Rocha, hasta la información que nos llegaba de Japón de cada episodio y lo que va sucediendo, es la respuesta emocional que tiene el personaje. Eso es lo que me nutre y lo construye para mí”, explica el actor.

VE SU PROFESIÓN CON RESPETO

A pesar de la fama que lo respalda, Mario se sigue mostrando como una persona sencilla y amable, pues asegura que siempre ha tenido en claro la labor del artista, y que todo eso puede acabarse. “Algún día te vas a morir y el doblaje seguirá, no sé si Dragon Ball seguirá después, pero esa es la realidad de la vida”, señala.

Por ello se siente muy orgulloso de haber conquistado con éxito el reto de dedicar su vida al doblaje, una profesión que considera muy satisfactoria a nivel personal, pero a la vez lo ha llevado a descubrir que su complejidad va más allá de pararse frente a un micrófono.

“Conforme vas avanzando todo se va haciendo fácil. El doblaje nunca le da nadie nada que esa persona no puede hacer. A alguien recién llegado nunca le darían a doblar una película de Jim Carrey, porque él es complicado, necesitas conocer el código y las emociones, cómo se construye un personaje, cómo llegas a esas locuras de actuación”.

Actualmente se dedica a viajar, dar cursos y talleres, y a realizar el doblaje de personajes pequeños, pues ya no tiene tanto tiempo libre para proyectos largos. Su más reciente serie fue 911: Lone Star, donde dio voz a Owen Strand (interpretado por Rob Lowe).

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“(Este trabajo) Me dio lo que nunca pensé, porque cuando lo abrazas, renuncias a la fama. Al menos eso era antes de que el doblaje saliera del armario, estaba escondido en un anonimato, y de pronto aparece internet y lo sacó.

“Me ha dado todas las satisfacciones del mundo, sí se puede comer de esto, sí se puede vivir de esto. Se pueden comprar casas, coches, viajar, mandar a los hijos a la escuela y poner comida en la mesa tres veces al día. Se puede hacer todo lo que quieras, es un oficio muy noble, me ha dado todo”, finalizó el actor.

Local

Aterriza globo aerostático en Tecámac

En redes sociales usuarios compartieron el momento en que descendía en una zona cercana al AIFA; el clima habría provocado el aterrizaje de emergencia

Deportes

Imcufidet anuncia nuevas fechas de senderismo en el Nevado de Toluca

De acuerdo con la información anunciada, la próxima actividad se tiene agendada para el próximo 21 de julio

Policiaca

Carambola en la Toluca-Atlacomulco deja al menos dos heridos

Un camión de carga y al menos tres vehículos estuvieron involucrados en el percance ocurrido en el kilómetro 19

Policiaca

Explosión en Tlalnepantla deja dos heridos

Reportes preliminares refieren que una maleta con pólvora colocada en una alcantarilla habría sido la causa del percance; la Fiscalía investiga este caso

Local

¿Te acuerdas del parque Urawa? te contamos cuál es su estado actual

Reconocido hace años como uno de los parques más bellos de la ciudad hoy en día se ha convertido en refugio no oficial para personas sin hogar

Ecología

Urge “radiografía” del arbolado en el parque Alameda 2000

Las plagas atacan a los árboles y los matan; falta prevenir y curar: Arbolista