/ jueves 2 de mayo de 2024

Lorenzo Hagerman documenta la problemática de salud en África

En "Fifaliana", el cineasta exhibe el fenómeno de la fístula obstétrica que afecta a millones de mujeres en la región

En 2017, su hermano doctor y su cuñada ginecóloga viajaron juntos a la primera misión médica, en África. Por causas ajenas al viaje, su cuñada falleció, lo que intrigó al cineasta Lorenzo Hagerman, al grado de cuestionarse mucho más sobre el motivo de la visita de sus familiares a dicho continente.

Fue entonces que descubrió una problemática de salud que lleva décadas sin atenderse. En el África Subsahariana, un territorio comprendido por 49 países que también es conocida como África Negra, existe un fenómeno llamado fístula obstétrica, una de las lesiones más graves y trágicas que pueden ocurrir en el parto, según define la ONU.

Puede interesarte: “Guerra civil”, la cinta que se basó en documentales y corresponsales para crear a sus personajes

Cuando una mujer embarazada tiene una obstrucción en el parto, se realiza un orificio en la vejiga, para poder extraer el feto, debido a que no se cuenta con el equipo necesario para realizar una cesárea. La problemática ha marginado a millones de mujeres que, incluso, son excluidas de su propia comunidad.

Consternado por dicha situación, Hagerman apostó por investigar mucho más sobre este problema que afecta a 2.5 millones de mujeres de esa región, lo que dio como resultado su nuevo documental “Fifaliana”.

“La patología principal o protagonista del documental es la fístula obstétrica, sin embargo, el documental tiene varias aristas. Es una historia de gente que ayuda a la gente, vemos cómo el planeta se vuelve una sola aldea, motivamos a que la ayuda se ofrezca sin fronteras, no importa si están lejos o cerca, en donde más se necesita, hay que ayudar”, afirmó el cineasta en entrevista con El Sol de México.

“Es un documental que se mete al mundo tras bambalinas de lo que es ser un doctor, el público que ha visto series de hospitales y de la sala de emergencias donde todo es como una telenovela y entretenimiento, es muy diferente a este caso, a la realidad de la naturaleza humana; aunque nosotros nos relacionamos con ellos como si fueran gente muy acostumbrada y un poco insensible, los doctores son seres humanos que tienen que lidiar a veces con la frustración, con las limitaciones de los recursos para poder ayudar a la gente”, agregó Hagerman.

El largometraje cuenta cómo un grupo reducido de médicos, con sus propios medios, viajan a África para ofrecer servicios de salud. Una de las historias es la de Zaevo, una joven de 16 años que, luego de perder a su bebé y a su marido, es exiliada por una herida y a quien los doctores darán una esperanza para curarse.

De acuerdo con la investigación del documentalista, la fístula obstétrica ocurre en países donde la gente no tiene acceso a la medicina; durante el embarazo, una mujer no tiene la posibilidad de acceder a un ultrasonido, una consulta médica o una cesárea. Esto sólo ocurre en lugares donde no se cuenta con servicio médico de ningún tipo, informó.

“Este padecimiento, en realidad no requiere de gran tecnología, ni muchos recursos para componerse, el procedimiento es con bisturí, tijeras y un poco de hilo, no es una cirugía sencilla, son horas, pero se le restaura la vida a estas mujeres.

“La OMS (Organización Mundial de la Salud) declaró en el 2000 como promesa de milenio, erradicar la fístula del planeta, pero estamos muy lejos de lograrlo. Cada año se estima que son 80 mil casos más y los recursos de la OMS y algunos hospitales especializados en el continente africano puede ser que hayan podido reparar algunos cientos, miles de casos, pero aún estamos muy lejos de poder invertir la balanza”, expresó Hagerman.

El proyecto lleva un aproximado de cinco años de trabajo, con dos meses de filmación en locaciones de Madagascar y Mozambique. Uno de los retos principales del trabajo fue “resolver en el momento”, comentó el cineasta, esto debido a que, para retratar la problemática, no se tenía el tiempo de conocer o indagar una historia en específico.

“No podía ir de scouting, no podía ir a visitar para ver si conocía a un personaje, darme la vuelta para ver cómo poder filmar como normalmente se hace, porque está lejísimos, era llegar con la información de la investigación y a partir de ahí ir paso a paso”, dijo.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sin embargo, al término de este documental, Hagerman reconoce que, a pesar de las complicaciones de salud que sufren ciertas comunidades africanas, su gente siempre se proyecta amable, calurosa, compartiendo sonrisas en todo momento.

“El documental sirve para conocer, estar conscientes de que en donde sea que tú estés puedes ayudar, que no nada más es esta problemática, ver que todavía hay gente en este planeta, que no tiene derecho a la salud, ese es el problema principal”, indicó.

“Fifaliana”, que significa “alegra” o “el que da alegría”, se estrenará este 2 de mayo en cines.

En 2017, su hermano doctor y su cuñada ginecóloga viajaron juntos a la primera misión médica, en África. Por causas ajenas al viaje, su cuñada falleció, lo que intrigó al cineasta Lorenzo Hagerman, al grado de cuestionarse mucho más sobre el motivo de la visita de sus familiares a dicho continente.

Fue entonces que descubrió una problemática de salud que lleva décadas sin atenderse. En el África Subsahariana, un territorio comprendido por 49 países que también es conocida como África Negra, existe un fenómeno llamado fístula obstétrica, una de las lesiones más graves y trágicas que pueden ocurrir en el parto, según define la ONU.

Puede interesarte: “Guerra civil”, la cinta que se basó en documentales y corresponsales para crear a sus personajes

Cuando una mujer embarazada tiene una obstrucción en el parto, se realiza un orificio en la vejiga, para poder extraer el feto, debido a que no se cuenta con el equipo necesario para realizar una cesárea. La problemática ha marginado a millones de mujeres que, incluso, son excluidas de su propia comunidad.

Consternado por dicha situación, Hagerman apostó por investigar mucho más sobre este problema que afecta a 2.5 millones de mujeres de esa región, lo que dio como resultado su nuevo documental “Fifaliana”.

“La patología principal o protagonista del documental es la fístula obstétrica, sin embargo, el documental tiene varias aristas. Es una historia de gente que ayuda a la gente, vemos cómo el planeta se vuelve una sola aldea, motivamos a que la ayuda se ofrezca sin fronteras, no importa si están lejos o cerca, en donde más se necesita, hay que ayudar”, afirmó el cineasta en entrevista con El Sol de México.

“Es un documental que se mete al mundo tras bambalinas de lo que es ser un doctor, el público que ha visto series de hospitales y de la sala de emergencias donde todo es como una telenovela y entretenimiento, es muy diferente a este caso, a la realidad de la naturaleza humana; aunque nosotros nos relacionamos con ellos como si fueran gente muy acostumbrada y un poco insensible, los doctores son seres humanos que tienen que lidiar a veces con la frustración, con las limitaciones de los recursos para poder ayudar a la gente”, agregó Hagerman.

El largometraje cuenta cómo un grupo reducido de médicos, con sus propios medios, viajan a África para ofrecer servicios de salud. Una de las historias es la de Zaevo, una joven de 16 años que, luego de perder a su bebé y a su marido, es exiliada por una herida y a quien los doctores darán una esperanza para curarse.

De acuerdo con la investigación del documentalista, la fístula obstétrica ocurre en países donde la gente no tiene acceso a la medicina; durante el embarazo, una mujer no tiene la posibilidad de acceder a un ultrasonido, una consulta médica o una cesárea. Esto sólo ocurre en lugares donde no se cuenta con servicio médico de ningún tipo, informó.

“Este padecimiento, en realidad no requiere de gran tecnología, ni muchos recursos para componerse, el procedimiento es con bisturí, tijeras y un poco de hilo, no es una cirugía sencilla, son horas, pero se le restaura la vida a estas mujeres.

“La OMS (Organización Mundial de la Salud) declaró en el 2000 como promesa de milenio, erradicar la fístula del planeta, pero estamos muy lejos de lograrlo. Cada año se estima que son 80 mil casos más y los recursos de la OMS y algunos hospitales especializados en el continente africano puede ser que hayan podido reparar algunos cientos, miles de casos, pero aún estamos muy lejos de poder invertir la balanza”, expresó Hagerman.

El proyecto lleva un aproximado de cinco años de trabajo, con dos meses de filmación en locaciones de Madagascar y Mozambique. Uno de los retos principales del trabajo fue “resolver en el momento”, comentó el cineasta, esto debido a que, para retratar la problemática, no se tenía el tiempo de conocer o indagar una historia en específico.

“No podía ir de scouting, no podía ir a visitar para ver si conocía a un personaje, darme la vuelta para ver cómo poder filmar como normalmente se hace, porque está lejísimos, era llegar con la información de la investigación y a partir de ahí ir paso a paso”, dijo.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sin embargo, al término de este documental, Hagerman reconoce que, a pesar de las complicaciones de salud que sufren ciertas comunidades africanas, su gente siempre se proyecta amable, calurosa, compartiendo sonrisas en todo momento.

“El documental sirve para conocer, estar conscientes de que en donde sea que tú estés puedes ayudar, que no nada más es esta problemática, ver que todavía hay gente en este planeta, que no tiene derecho a la salud, ese es el problema principal”, indicó.

“Fifaliana”, que significa “alegra” o “el que da alegría”, se estrenará este 2 de mayo en cines.

Local

Baja un 45% la afluencia de usuarios en transporte público en Toluca

Operadores consultados aseguran que "es complicado sacar para pagar la cuenta", por ellos algunos se ven en la necesidad de parar

Local

¿Las bibliotecas escolares están en riesgo?

La mitad de las escuelas mexiquenses tienen un salón habilitado para su función pero no es suficiente, pues pocas escuelas tiene un profesional que las coordine

Local

Miles de luciérnagas iluminan de esmeralda los bosques de Amecameca

Durante los meses de junio, julio y agosto, los bosques de este pueblo con encanto deleitan a los miles de visitantes que visitan la zona enclavada entre el volcán Popocatépetl y el Iztaccíhuatl

Policiaca

Tráiler impacta varios vehículos y un restaurante en la México-Toluca; hay tres muertos

El incidente provocó una enorme fila de vehículos sobre la vía referida

Local

Vecinos de la presa el Ángulo no piensan dejar sus casas pese al riesgo de un desbordamiento

La mayoría asegura que no cuenta con los recursos para dejar sus hogares y empezar de cero por lo que no está entre sus planes irse del lugar

Local

¿Cuáles son las zonas de riesgo del valle de México en temporada de lluvias?

Las lluvias continuarán y en consecuencia las anegaciones en algunas vías importantes también; por esta razón es importante que tomes precauciones si circulas por esta zona