/ domingo 30 de diciembre de 2018

En riesgo quema de toritos en la zona sur del Edomex

Don Jesús lucha por conservar la tradición, en Tejupilco

Tejupilco, México.- Aunque la tradición de quemar “toritos o guajolotes” para despedir el año en barrios de este municipio ya va en “picada”, don Jesús todavía lucha para fabricar estos juegos pirotécnicos, “yo ya soy el último artesano que queda para elaborar los toritos que se queman en estas fechas, no sé qué va a pasar después”, dijo.

Foto: Rodrigo Miranda


Afuera de su casa localizada en la calle de Nicolás Bravo en la zona centro de este municipio sureño, don Jesús explicó que desde hace 30 años se ha dedicado a la elaboración de juegos pirotécnicos, específicamente en los llamados toritos y guajolotes.

También puedes leer: Accidentes pirotécnicos aumentan hasta un 30 por ciento en temporada decembrina

Mi padre me enseñó a armarlos y ya llevo 30 años con esta tradición, también elaboraba castillos, pero esos ya no los hago.

Sin embargo, mencionó que hace tres años estuvo a punto de “tirar la toalla”, sin embargo, el profesor José Luis Castañeda, vecino de la zona, lo apoyó para que no terminara con la tradición de quemar toritos y despedir el año de esa forma.

Foto: Rodrigo Miranda


Explicó que si bien la tradición de quemar toritos abarcaba el día de muertos, así como 12 de diciembre y Navidad, al pasar los años sólo se conserva la tradición de que en los barrios más representativos de Tejupilco, se queman los toritos y guajolotes para despedir el año y recibir el año nuevo.

Los vecinos de estos barrios se juntan y me piden armar los toritos que queman la noche del 31 de diciembre. Todos cooperan y pues a mi me dan trabajo.


Foto: Rodrigo Miranda


Uno de los motivos por los que se está perdiendo esta tradición, indicó, es que también llegan muchos toritos y cohetones ya armados, “yo aquí los hago de manera tradicional, hay materiales muy inflamables pero trato de no utilizarlos, pues pueden llegar a provocar accidentes, aunque no tan graves como los que han ocurrido en Tultepec”, refirió.

Años atrás, informó don Jesús, se llegaban a quemar hasta 10 toritos, sin embargo, poco a poco la tradición ha bajado y por ende, su trabajo también.

Aquí ya sólo quedo yo y otra persona que se dedica a esta actividad, mis hijos no han querido seguir con la tradición, por lo que no se qué va a pasar si ya no estoy.

Cabe señalar, dijo, que su trabajo se ha mantenido en gran medida porque también fabrica este tipo de juegos pirotécnicos para fiestas infantiles, “a veces vienen y me dicen que haga letreros de Feliz Cumpleaños y eso me ayuda, pues hay trabajo y la actividad no se pierde”, comentó.

Foto: Rodrigo Miranda


En términos generales, informó que los tradicionales toritos contienen los llamados busca-pies, luces y chifladores, “aquí todavía algunos barrios luchan por conservar la tradición, pues en El Llano, la zona centro y por la Terminal de autobuses, todavía queman los toritos en la calle”, agregó don Jesús.

Ante ello hizo un llamado a la ciudadanía sureña para que no deje morir esta tradición que es muy significativa en Tejupilco, misma que consiste en quemar los toritos para despedir el año y recibir al nuevo.

Tejupilco, México.- Aunque la tradición de quemar “toritos o guajolotes” para despedir el año en barrios de este municipio ya va en “picada”, don Jesús todavía lucha para fabricar estos juegos pirotécnicos, “yo ya soy el último artesano que queda para elaborar los toritos que se queman en estas fechas, no sé qué va a pasar después”, dijo.

Foto: Rodrigo Miranda


Afuera de su casa localizada en la calle de Nicolás Bravo en la zona centro de este municipio sureño, don Jesús explicó que desde hace 30 años se ha dedicado a la elaboración de juegos pirotécnicos, específicamente en los llamados toritos y guajolotes.

También puedes leer: Accidentes pirotécnicos aumentan hasta un 30 por ciento en temporada decembrina

Mi padre me enseñó a armarlos y ya llevo 30 años con esta tradición, también elaboraba castillos, pero esos ya no los hago.

Sin embargo, mencionó que hace tres años estuvo a punto de “tirar la toalla”, sin embargo, el profesor José Luis Castañeda, vecino de la zona, lo apoyó para que no terminara con la tradición de quemar toritos y despedir el año de esa forma.

Foto: Rodrigo Miranda


Explicó que si bien la tradición de quemar toritos abarcaba el día de muertos, así como 12 de diciembre y Navidad, al pasar los años sólo se conserva la tradición de que en los barrios más representativos de Tejupilco, se queman los toritos y guajolotes para despedir el año y recibir el año nuevo.

Los vecinos de estos barrios se juntan y me piden armar los toritos que queman la noche del 31 de diciembre. Todos cooperan y pues a mi me dan trabajo.


Foto: Rodrigo Miranda


Uno de los motivos por los que se está perdiendo esta tradición, indicó, es que también llegan muchos toritos y cohetones ya armados, “yo aquí los hago de manera tradicional, hay materiales muy inflamables pero trato de no utilizarlos, pues pueden llegar a provocar accidentes, aunque no tan graves como los que han ocurrido en Tultepec”, refirió.

Años atrás, informó don Jesús, se llegaban a quemar hasta 10 toritos, sin embargo, poco a poco la tradición ha bajado y por ende, su trabajo también.

Aquí ya sólo quedo yo y otra persona que se dedica a esta actividad, mis hijos no han querido seguir con la tradición, por lo que no se qué va a pasar si ya no estoy.

Cabe señalar, dijo, que su trabajo se ha mantenido en gran medida porque también fabrica este tipo de juegos pirotécnicos para fiestas infantiles, “a veces vienen y me dicen que haga letreros de Feliz Cumpleaños y eso me ayuda, pues hay trabajo y la actividad no se pierde”, comentó.

Foto: Rodrigo Miranda


En términos generales, informó que los tradicionales toritos contienen los llamados busca-pies, luces y chifladores, “aquí todavía algunos barrios luchan por conservar la tradición, pues en El Llano, la zona centro y por la Terminal de autobuses, todavía queman los toritos en la calle”, agregó don Jesús.

Ante ello hizo un llamado a la ciudadanía sureña para que no deje morir esta tradición que es muy significativa en Tejupilco, misma que consiste en quemar los toritos para despedir el año y recibir al nuevo.

Local

Prevalece alta informalidad en la actividad inmobiliaria

Un alto porcentaje opera como asesor, pero carece de conocimiento legal

Local

Urge cambio en Naucalpan: Isaac Montoya

En entrevista para el Sol de Toluca, el legislador advirtió que este municipio cuenta con altos indices de inseguridad, poca inversión en obra lo cual es una oportunidad para la alternancia

Local

Docentes y alumnos del Tecnológico de Toluca sostendrán reunión con director del Tecnm

Buscan ser escuchados en sus demandas, entre ellas la destitución del actual director, Hugo Ernesto Cuéllar

Local

Familias de víctimas denuncian no haber recibido apoyos del programa Valentina

Susana, beneficiaria de este programa, detalló que se les suspendió dicho apoyo desde diciembre por la veda electoral; sin embargo, nunca le dieron una nueva fecha para volver a recibirlo

Local

En cinco años más el AIFA empezará a ser rentable para las líneas aéreas

Aunque transportó 3 millones de pasajeros en el 2023 no alcanzó las expectativas