/ miércoles 18 de diciembre de 2019

Las posadas son una fiesta, no pachangas; advierten autoridades de la iglesia católica

Monseñor Guillermo Fernández Orozco hace un llamado a evitar el desorden

Las posadas son una fiesta, no pachangas, señaló el vicario general de la Arquidiócesis de Toluca, monseñor Guillermo Fernández Orozco, quien hizo un llamado a la feligresía para que en estas fiestas decembrinas evitar el desorden, los excesos e inclusive la quema de cohetones que además de ser un riesgo representa un daño ambiental.

Explicó que las posadas nacieron el año de 1583 en el municipio mexiquense de Acolman con el padre Soria, quien obtuvo el permiso de celebrarlas durante 9 días previos a Navidad como una preparación, ya que fueron igual número de meses los Jesús estuvo en el vientre de María.

A ello se sumaron los cantos de villancicos y las piñatas, que si bien son de origen chino, se le dio un sentido evangelizador. Las piñatas, dijo, tenían siete picos que representaban los siete pecados capitales, mientras las personas cubiertas de la cara representa la lucha cuando no hay claridad, el garrote como la perseverancia y fortaleza.

El árbol de navidad, indicó, tiene un origen alemán y era el símbolo de la vida, pero originalmente no era Árbol de Navidad; mientras que en la Corona de Adviento el verde es símbolo de la vida, el listón rojo del amor de Dios que cubre y las cuatro velas que representan vigilancia, conversión, alegría y la cuarta es regalo, aunque se puede poner una quinta en el centro que se enciende el 25 de diciembre que representa a Cristo como luz del mundo.

"Lo cierto es que las posadas son mexicanas y a eso se le han añadido otras costumbres como pastorelas -específicamente en Tepozotlán-, que son una representación teatral no muy extensa entre la lucha del bien y el mal, mismas que tienen un sentido evangelizador", detalló monseñor Fernández Orozco,

El vicario señaló que estas fiestas decembrinas son un tiempo de esperanza, pues se recibe un gran regalo que es Jesús y obliga a todos los fieles a ser también un regalo para los demás.

El llamado aseveró es rescatar el verdadero sentido de las posadas y evitar el desorden. Es un tiempo, subrayó, para la familia, y en vez de ser una preocupación para la familia se debe ser alegría.

“Debemos evitar excesos y algo que es muy importante evitar la quema de pólvora, pues no sólo puede evitar un accidente sino es una acción a favor del medio ambiente”, finalizó la autoridad eclesiástica.

Las posadas son una fiesta, no pachangas, señaló el vicario general de la Arquidiócesis de Toluca, monseñor Guillermo Fernández Orozco, quien hizo un llamado a la feligresía para que en estas fiestas decembrinas evitar el desorden, los excesos e inclusive la quema de cohetones que además de ser un riesgo representa un daño ambiental.

Explicó que las posadas nacieron el año de 1583 en el municipio mexiquense de Acolman con el padre Soria, quien obtuvo el permiso de celebrarlas durante 9 días previos a Navidad como una preparación, ya que fueron igual número de meses los Jesús estuvo en el vientre de María.

A ello se sumaron los cantos de villancicos y las piñatas, que si bien son de origen chino, se le dio un sentido evangelizador. Las piñatas, dijo, tenían siete picos que representaban los siete pecados capitales, mientras las personas cubiertas de la cara representa la lucha cuando no hay claridad, el garrote como la perseverancia y fortaleza.

El árbol de navidad, indicó, tiene un origen alemán y era el símbolo de la vida, pero originalmente no era Árbol de Navidad; mientras que en la Corona de Adviento el verde es símbolo de la vida, el listón rojo del amor de Dios que cubre y las cuatro velas que representan vigilancia, conversión, alegría y la cuarta es regalo, aunque se puede poner una quinta en el centro que se enciende el 25 de diciembre que representa a Cristo como luz del mundo.

"Lo cierto es que las posadas son mexicanas y a eso se le han añadido otras costumbres como pastorelas -específicamente en Tepozotlán-, que son una representación teatral no muy extensa entre la lucha del bien y el mal, mismas que tienen un sentido evangelizador", detalló monseñor Fernández Orozco,

El vicario señaló que estas fiestas decembrinas son un tiempo de esperanza, pues se recibe un gran regalo que es Jesús y obliga a todos los fieles a ser también un regalo para los demás.

El llamado aseveró es rescatar el verdadero sentido de las posadas y evitar el desorden. Es un tiempo, subrayó, para la familia, y en vez de ser una preocupación para la familia se debe ser alegría.

“Debemos evitar excesos y algo que es muy importante evitar la quema de pólvora, pues no sólo puede evitar un accidente sino es una acción a favor del medio ambiente”, finalizó la autoridad eclesiástica.

Local

Habitantes de Rancho La Mora piden regular el costo de las pipas de agua

Denuncian abusos por parte de los distribuidores a cargo de pipas ya que pagan hasta mil 200 pesos por el vital líquido

Policiaca

Tecámac: Camioneta de pasajeros con base en el AICM cae en cuneta

Vecino del lugar señala que no es la primera vez que un vehículo cae en esta zanja por donde corre el agua en tiempos de lluvias

Policiaca

Detienen a dos colombianos y a un mexicano en Metepec acusados de cohecho

Las tres personas, una de ellas mujer, se transportaban en un auto con cromática de taxi

Policiaca

Abandonan cuerpo embolsado y ejecutan a un joven en Tlalnepantla

Ambos hechos ocurrieron la mañana de este miércoles en este municipio mexiquense

Local

Infonavit recupera viviendas abandonadas en el Edomex

Las casas ubicadas en municipios del norte del Valle de México se encontraban en su mayoría deshabitadas, abandonadas, vandalizadas o invadidas