/ sábado 22 de mayo de 2021

Pandemia incrementó gusto por la lectura en jóvenes tras el #QuedateEnCasa

Especialistas señalan que las ventas de libros digitales no aseguran que en realidad se lean los ejemplares pero reconocen que en la mayoría de los casos la lectura se ha convertido en un hábito


Derivado del confinamiento por la pandemia de la Covid-19, México aumentó el hábito de la lectura entre la población mayor a los 18 años de edad, así como las ventas de libros digitales.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a través del Módulo sobre Lectura (Molec), 71.6% de la población de 18 años y más que saben leer y escribir, declararon haber leído algún ejemplar durante el confinamiento.

Armando Cortez, escritor y artista plástico urbano, comentó que la pandemia ha dejado estragos catastróficos; sin embargo, señaló que debido a las medidas de confinamiento, el hábito de lectura en México alcanzó altos índices, así como ventas de libros de diferentes temas.

En este periodo es común que los jóvenes se sientan tristes, con ansiedad, irritables, estresados y con una soledad que en ocasiones los invade, con deseos de llorar, con temor de enfermarse o de regresar a las actividades escolares en línea con las exigencias que implica.

Sin embargo, una buena opción es leer un libro con buen contenido, o inclusive escribir algunas anécdotas para después analizarlas”, comentó.

Aumento de lectura agiliza la mente

La lectura es un hábito que enriquece el vocabulario y ayuda a agilizar la mente por lo que durante la pandemia y confinamiento ha fungido como un colaborador para aminorar el estrés.

El módulo Molec llevó a cabo de forma reciente un estudio en la población que reside en México de más de 18 años de edad, en 32 áreas con más de 100 mil habitantes con el cual determinó que en los últimos 12 meses la población adulta leyó en promedio 3.7 ejemplares, cifra que no se alcanzaba desde 2017.

La página del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señala que entre 2016 y 2021, el porcentaje de población lectora de libros en digital pasó de 6.8 a 21.5%; los de revistas aumentaron de 2.6 a 21.6 y los de periódicos digitales de 5.6 a 21.3.

Según los resultados del Módulo de Lectura, elaborado por el INEGI, en nuestro país las personas leen en promedio 3.4 libros al año. Las mujeres leen 3. 9 ejemplares anuales, mientras que el promedio en la población de varones es de 3.5 ejemplares.

Nueve de cada diez personas con al menos un grado de educación superior declararon haber leído algún material de cualquier tema, pero sólo cinco de cada diez personas sin educación básica terminada declararon leer notas periodísticas, de políticas, entre otras.

“Sí, yo leía bastante, durante la pandemia se duplicó en 70%. Leo como unas cinco horas diarias, durante el confinamiento llevo como ocho libros, más los artículos y notas. Leí uno que se llama programación neurolingüística, son ejercicios de gimnasia cerebral, te ayuda para potenciar el desarrollo del cerebro, la oxigenación, coordinación”, comentó el joven lector Hugo Enrique Mora Rodríguez.

De los 38 millones de mexicanos alfabetas mayores de 18 años, según el INEGI menos de la mitad declaró que entre febrero de 2019 y febrero de 2020 leyó algún libro, sin embargo, durante el confinamiento se duplicó este hábito de la lectura.

Editoriales, reconvertirse al mundo digital

Según un informe reciente de la plataforma Librad, durante las semanas de confinamiento, entre marzo y abril, la venta de ediciones digitales en español aumentó 50% y el tiempo promedio de lectura en pantalla incrementó 30%.

Ante este contexto, las editoriales entendieron que digitalizar y tener un contenido de libros electrónicos y de audiolibros debe formar parte de sus prioridades, por lo que las tuvieron que reconvertir y así entrar al mundo digital al 100%.

La psicóloga María del Carmen Hernández dijo que el leer ha jugado un papel importante durante la pandemia para el estrés, sin embargo, señaló que la lectura digital tiene riesgos de salud en la vista y cuerpo, por lo que recomienda hacer pausas de por lo menos 15 minutos.

“El libro ha jugado un papel relevante en la vida de los ciudadanos durante el confinamiento, pero el pasar mucho tiempo leyendo y sobre todo en el celular y en la computadora es malo, primero para la vista y segundo puede haber dolores de espalda por la mala postura”

La lectura puede reducir los niveles de estrés en un 68%, incluso más que escuchar música o ir a pasear, pero recomiendo que sea paulatinamente.

De acuerdo con estadísticas del INEGI, el porcentaje de quienes leen de manera digital va en aumento. De ahí que en lo que va de este año el porcentaje se triplicó en relación con lo declarado por la población en 2016 con un 21.5%.

Pese a esto, algunos especialistas señalan que las ventas de libros digitales no aseguran que los compradores en realidad lean los ejemplares, pero reconocen que en la mayoría de los casos la lectura se ha convertido en un hábito.

“Como crítico y profesor de la carrera de Ciencias de la Comunicación, les puedo decir que muchas de las veces les dejamos leer libros a los alumnos y te das cuenta que no los leen, ahora con el internet nada más leen el resumen o le ponen audiolibros.

Pero el hábito de la lectura digital sí ha aumentado, ya sea en cosas no tan constructivas como el Facebook o Instagram, pero leen, es el objetivo”, c
omentó Omar Escobedo, licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Leen artículos, notas, poemas

Por su parte el servicio de lectura digital por suscripción, Bookmate, con un catálogo de alrededor de 60 mil libros digitales en idioma español y de 50 mil usuarios en América Latina, informó que hubo un incremento del 50% en el tiempo de lectura de sus usuarios a partir de la implementación de las medidas restrictivas por la propagación del virus SARS-CoV-2.

Según dicha plataforma los lectores mexicanos en el mes de abril pasaron un máximo de 59 minutos frente a la pantalla leyendo, cuando hasta antes de la contingencia sanitaria pasaron 41 minutos.

En entrevista con Armando Acosta, joven de 20 años de edad y estudiante de la carrera de Derecho, dijo que a pesar de que no acostumbra leer libros, al menos durante el confinamiento leyó dos ejemplares. Aunque no elije algún ejemplar para lectura, sí tiene el hábito de leer artículos, notas o poemas vía digital.

Yo casi no leo libros, si acaso uno o dos leí durante la pandemia, pero sí leo, en el Facebook leo notas, historias, política, artículos hasta chismes, pero leo.

Está comprobado que el libro digital no reemplazará el libro en papel, sólo es un formato que te permite ampliar los momentos en los cuales se puede leer, ya sea en la calle o en otros lugares. Es frecuente que la gente que lee un libro en digital, y si le gusta, más tarde lo compra en papel.


Derivado del confinamiento por la pandemia de la Covid-19, México aumentó el hábito de la lectura entre la población mayor a los 18 años de edad, así como las ventas de libros digitales.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a través del Módulo sobre Lectura (Molec), 71.6% de la población de 18 años y más que saben leer y escribir, declararon haber leído algún ejemplar durante el confinamiento.

Armando Cortez, escritor y artista plástico urbano, comentó que la pandemia ha dejado estragos catastróficos; sin embargo, señaló que debido a las medidas de confinamiento, el hábito de lectura en México alcanzó altos índices, así como ventas de libros de diferentes temas.

En este periodo es común que los jóvenes se sientan tristes, con ansiedad, irritables, estresados y con una soledad que en ocasiones los invade, con deseos de llorar, con temor de enfermarse o de regresar a las actividades escolares en línea con las exigencias que implica.

Sin embargo, una buena opción es leer un libro con buen contenido, o inclusive escribir algunas anécdotas para después analizarlas”, comentó.

Aumento de lectura agiliza la mente

La lectura es un hábito que enriquece el vocabulario y ayuda a agilizar la mente por lo que durante la pandemia y confinamiento ha fungido como un colaborador para aminorar el estrés.

El módulo Molec llevó a cabo de forma reciente un estudio en la población que reside en México de más de 18 años de edad, en 32 áreas con más de 100 mil habitantes con el cual determinó que en los últimos 12 meses la población adulta leyó en promedio 3.7 ejemplares, cifra que no se alcanzaba desde 2017.

La página del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señala que entre 2016 y 2021, el porcentaje de población lectora de libros en digital pasó de 6.8 a 21.5%; los de revistas aumentaron de 2.6 a 21.6 y los de periódicos digitales de 5.6 a 21.3.

Según los resultados del Módulo de Lectura, elaborado por el INEGI, en nuestro país las personas leen en promedio 3.4 libros al año. Las mujeres leen 3. 9 ejemplares anuales, mientras que el promedio en la población de varones es de 3.5 ejemplares.

Nueve de cada diez personas con al menos un grado de educación superior declararon haber leído algún material de cualquier tema, pero sólo cinco de cada diez personas sin educación básica terminada declararon leer notas periodísticas, de políticas, entre otras.

“Sí, yo leía bastante, durante la pandemia se duplicó en 70%. Leo como unas cinco horas diarias, durante el confinamiento llevo como ocho libros, más los artículos y notas. Leí uno que se llama programación neurolingüística, son ejercicios de gimnasia cerebral, te ayuda para potenciar el desarrollo del cerebro, la oxigenación, coordinación”, comentó el joven lector Hugo Enrique Mora Rodríguez.

De los 38 millones de mexicanos alfabetas mayores de 18 años, según el INEGI menos de la mitad declaró que entre febrero de 2019 y febrero de 2020 leyó algún libro, sin embargo, durante el confinamiento se duplicó este hábito de la lectura.

Editoriales, reconvertirse al mundo digital

Según un informe reciente de la plataforma Librad, durante las semanas de confinamiento, entre marzo y abril, la venta de ediciones digitales en español aumentó 50% y el tiempo promedio de lectura en pantalla incrementó 30%.

Ante este contexto, las editoriales entendieron que digitalizar y tener un contenido de libros electrónicos y de audiolibros debe formar parte de sus prioridades, por lo que las tuvieron que reconvertir y así entrar al mundo digital al 100%.

La psicóloga María del Carmen Hernández dijo que el leer ha jugado un papel importante durante la pandemia para el estrés, sin embargo, señaló que la lectura digital tiene riesgos de salud en la vista y cuerpo, por lo que recomienda hacer pausas de por lo menos 15 minutos.

“El libro ha jugado un papel relevante en la vida de los ciudadanos durante el confinamiento, pero el pasar mucho tiempo leyendo y sobre todo en el celular y en la computadora es malo, primero para la vista y segundo puede haber dolores de espalda por la mala postura”

La lectura puede reducir los niveles de estrés en un 68%, incluso más que escuchar música o ir a pasear, pero recomiendo que sea paulatinamente.

De acuerdo con estadísticas del INEGI, el porcentaje de quienes leen de manera digital va en aumento. De ahí que en lo que va de este año el porcentaje se triplicó en relación con lo declarado por la población en 2016 con un 21.5%.

Pese a esto, algunos especialistas señalan que las ventas de libros digitales no aseguran que los compradores en realidad lean los ejemplares, pero reconocen que en la mayoría de los casos la lectura se ha convertido en un hábito.

“Como crítico y profesor de la carrera de Ciencias de la Comunicación, les puedo decir que muchas de las veces les dejamos leer libros a los alumnos y te das cuenta que no los leen, ahora con el internet nada más leen el resumen o le ponen audiolibros.

Pero el hábito de la lectura digital sí ha aumentado, ya sea en cosas no tan constructivas como el Facebook o Instagram, pero leen, es el objetivo”, c
omentó Omar Escobedo, licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Leen artículos, notas, poemas

Por su parte el servicio de lectura digital por suscripción, Bookmate, con un catálogo de alrededor de 60 mil libros digitales en idioma español y de 50 mil usuarios en América Latina, informó que hubo un incremento del 50% en el tiempo de lectura de sus usuarios a partir de la implementación de las medidas restrictivas por la propagación del virus SARS-CoV-2.

Según dicha plataforma los lectores mexicanos en el mes de abril pasaron un máximo de 59 minutos frente a la pantalla leyendo, cuando hasta antes de la contingencia sanitaria pasaron 41 minutos.

En entrevista con Armando Acosta, joven de 20 años de edad y estudiante de la carrera de Derecho, dijo que a pesar de que no acostumbra leer libros, al menos durante el confinamiento leyó dos ejemplares. Aunque no elije algún ejemplar para lectura, sí tiene el hábito de leer artículos, notas o poemas vía digital.

Yo casi no leo libros, si acaso uno o dos leí durante la pandemia, pero sí leo, en el Facebook leo notas, historias, política, artículos hasta chismes, pero leo.

Está comprobado que el libro digital no reemplazará el libro en papel, sólo es un formato que te permite ampliar los momentos en los cuales se puede leer, ya sea en la calle o en otros lugares. Es frecuente que la gente que lee un libro en digital, y si le gusta, más tarde lo compra en papel.

Local

Prevalece alta informalidad en la actividad inmobiliaria

Un alto porcentaje opera como asesor, pero carece de conocimiento legal

Local

Urge cambio en Naucalpan: Isaac Montoya

En entrevista para el Sol de Toluca, el legislador advirtió que este municipio cuenta con altos indices de inseguridad, poca inversión en obra lo cual es una oportunidad para la alternancia

Local

Docentes y alumnos del Tecnológico de Toluca sostendrán reunión con director del Tecnm

Buscan ser escuchados en sus demandas, entre ellas la destitución del actual director, Hugo Ernesto Cuéllar

Local

Familias de víctimas denuncian no haber recibido apoyos del programa Valentina

Susana, beneficiaria de este programa, detalló que se les suspendió dicho apoyo desde diciembre por la veda electoral; sin embargo, nunca le dieron una nueva fecha para volver a recibirlo

Local

En cinco años más el AIFA empezará a ser rentable para las líneas aéreas

Aunque transportó 3 millones de pasajeros en el 2023 no alcanzó las expectativas