/ domingo 3 de diciembre de 2023

TikTokers: Una escuela de consumo para los jóvenes

De acuerdo con especialistas en redes sociales, el mayor consumo de contenido es sobre rutinas de dietas, moda, tips de belleza, coreografías y bailes, y entre los cuatro tiktoker más famosos en México suman casi 200 millones de seguidores

El comercial de la tiktoker Bárbara de Regil inicia diciendo a sus seguidores que no esperes a convertirte en lo que quieres. Invita a comer saludable y “pensar bonito”, mientras sostiene un empaque de su marca Loving, que es una proteína en polvo, la cual mezcla en un vaso de licuadora y se sirve. Posando un abdomen plano, con unos leggins y su producto en ambas manos.

Al anuncio de solo 15 segundos reaccionaron 43.6 mil personas, en su mayoría jóvenes, pues la influencer mexicana tiene en su cuenta de Tik Tok 11.8 millones de seguidores.

Alejandro Cuadros, especialista en redes sociales de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma del Estado de México, señala que en México hay cerca de 65 millones de consumidores en la red social Tik Tok, de los que Bárbara de Regil absorbe más de 11 millones.

“La red social ha crecido bastante, en el mundo tiene actualmente los 2 mil millones de usuarios. El usuario entra a un túnel personalizado del que no puede salir, porque le aparece lo que le gusta”, explicó el maestro Cuadros.

SON TODO PODEROSOS

El catedrático de la UAEMex señala que según el informe de las propias empresas que llevan las estadísticas de dicha red social, hasta el último semestre de 2023 México tenía más de 65 millones de usuarios, sin embargo, la cifra está muy por debajo de lo que muestran las plataformas de los tiktoker más famosos oriundos del país.

Entre los cuatro más populares suman casi 200 millones de seguidores, entre los que se cuentan: Mont Pantoja con 38.9 millones de seguidores (bailes y coreografías); Darian Rojas: 30.6 millones de seguidores (tips); Rod Contreras: 42.9 millones de seguidores, (bailarín, coreografías) y Domelipa: 71.1 millones de seguidores.

Entre los cuatro suman 183.5 millones de seguidores hasta noviembre de este año.

“Los videos son muy cortos, de 15 segundos hasta un minuto, no más, y no dan más información de la que debe consumir el seguidor. Eso les ha permitido el crecimiento”, analiza el especialista en redes sociales.

En 2016 la red Tik Tok llegó a México y su crecimiento ha sido exponencial, asegura el catedrático.

En sí las figuras de Tik Tok son marcas para los consumidores, pues no es necesario que ofrezcan productos para que los usuarios las compren. Sus cuerpos, sus rutinas de ejercicio, dieta, su hobby (pasatiempo), su outfit (atuendos) son la marca que venden.

“Lo que más se está consumiendo en México son los productos hacia la belleza, maquillaje, peinados, los que promocionan cremas, todo lo que conlleva a la belleza. También los retos que está en segundo lugar”, refirió el especialista.

INFLUENCER DE NEGOCIOS

Daniel Santana, conocido en redes como El Parlante del Valle de Toluca y quien tiene 152.3 mil seguidores en Tik Tok 158 mil en Facebook, señala que los influencers existieron en otros tiempos pero bajo el cobijo de la televisión y revistas. Luego las redes sociales exponenciaron a los creadores, quienes ahora son habilidosos negociantes

“Ya había muchas personas dando este tipo de consejos, pero con la llegada y bondades de las redes sociales se ha logrado un mayor impacto en este tipo de contenido, haciendo ahora a estas personas, figuras públicas, que, si logran la empatía con su público y hacen bien su trabajo, logran hasta remunerar algo que antes hacían quizá por mero gusto”, explicó el creador de contenido toluqueño.

Aunque no se considera un influencer, Daniel administra al mismo tiempo cerca de 20 páginas en Facebook y en otras plataformas como YouTube, Instagram y Tik tok. En esta última ha tenido su mayor éxito.

“Debería de haber un filtro más estricto, sobre todo cuando el público meta son jóvenes o niños. No obstante, y ya hablando generalmente, este tema es un poco complicado de controlar, ya que muchas veces lo que dice un tiktoker o influencer puede ser una opinión personal y subjetiva, mientras que otras ocasiones se le ha contratado o financiado. Afortunadamente, las distintas plataformas han ido implementando las etiquetas a contenidos que sean colaboraciones, para que el público lo tome en cuenta”, comentó el influencer.

En su caso, Dani Santana trata siempre de cuidar a sus seguidores con información original, sin compartir videos o fotografías de origen dudoso.

“En mi caso, mi contenido es de entretenimiento, creo y edito mis videos, de lugares que visito, memes que se me ocurren sobre situaciones y temas locales”, explicó.

Incluso hace reflexionar a sus seguidores con su contenido, sin crear etiquetas ni ideas equivocadas sobre los temas que maneja.

“Para serte honesto, no sigo a tiktoker, soy más de seguir las tendencias y temas que estén sonando. Pero sí puedo decirte que actualmente los tiktoker que más están influyendo, su contenido es relacionado con el humor y entretenimiento. Ojalá también potencialicemos a aquellos creadores de contenido que hablan de cultura, emprendimiento, ciencia, etc”, afirmó El Parlante.

Referente a la moral, Dani Santana opina que la responsabilidad moral con los contenidos que se crean por los influencers, debería ser obligada, como en cualquier otra faceta de la vida diaria.

“Como personas debemos tener buen criterio y ser responsables, más aún cuando tienes un poder de comunicación, difusión e influencia tan grande que puedes crear o cambiar percepciones. Es importante para los creadores de contenido analizar previamente los proyectos antes de realizarlos y no solo decir que algo es bueno porque les pagan o por querer quedar bien, ya que eso también es contraproducente incluso para las marcas, pues no tienen un parámetro objetivo de mejora y, por lo tanto, el que resulta finalmente afectado es el público que consumió tu contenido”, sentencia el especialista.

SOY FAN

Katia es una joven consumidora de Tik Tok pero mide su número de horas diarias por más de ocho frente a la pantalla de su celular.

“No sé cuántas horas estoy conectada, pero es casi todo el día. Solo dejo Tik Tok para meterme a revisar mensajes de whatsapp o cuando estoy en clase y esas cosas”, se sincera la internauta.

Aunque no consume de forma literal lo que hacen sus tiktoker favoritos, acepta que seguirlos cambió su vida y sus hábitos.

Pues sí creo que me han influenciado, porque a diario los veo y copio sus coreografías para hacer las mías y subirlas.

Sobre el consumo de dietas o productos Katia no es de ese tipo de seguidoras de la red, solo es fan de los personajes públicos más populares.

“Por ejemplo, escucho a Karol G pero no me visto como ella todo el tiempo”, dice.

Para Wilbert, como me pidió ponerle, el Tik Tok es la plataforma más fácil de consumir por los videos cortos y casi los nulos candados para compartir.

“Me gusta Peso Pluma, no es tiktoker pero hay muchos que lo siguen”, explica el consumidor de redes.

A Wilbert el consumo en TikTok sí influencia en su forma de vestir, porque varios de sus atuendos y accesorios los miró puestos en algún tiktoker.

Creo que es como todo, si te gusta pues lo consumes, no todo, porque pues hay ropa cara, tenis que uno no puede comprar.

REFLEJOS EMOCIONALES Y VIDAS AJENAS

El contenido que más se busca en tik tok es sobre la vida personal de estos “tiktoker”, explica el psicólogo y especialista en terapia familiar, Uriel Gutiérrez.

“Seguir aspectos meramente de la vida individual como viajes, comidas, parejas, etc, esto entendido porque idealizan la forma de vivir de estos mismos. Los jóvenes buscan seguir estilos de vida que les de reconocimiento y aceptación social en muchos casos, por lo que seguir estas cuentas los ‘acerca’ más a ese estilo de vida”,

El especialista señala que la búsqueda de reflejarse en la vida de sus tiktoker, puede impactar en el sentido de pertenencia e incluso en el lenguaje de los seguidores, ya que muchos de los modismos lingüísticos surgen desde esta plataforma marcando de alguna manera la diferencia generacional con la que se pueden comunicar las distintas generaciones.

Por otro lado, también hay contenido que se enfoca en crecimiento personal, por lo que los jóvenes que siguen estos tiktoker y cuentas, generan una imitación, ya sea en la búsqueda del cambio físico, apariencia, economía y que puede ser de forma positiva, por lo que se puede entender que no todo el contenido es negativo.

Son en minoría las cuentas que se centran en ese cambio social que como objetivo de la red social tuvo desde el inicio.

La frustración en los jóvenes puede llegar, cuando no logran hacer los cambios que muestran los tiktoker en sus contenidos.

“Impacta directamente en la psique de los jóvenes ya que se busca cada vez más los resultados de esta forma de vida, queriendo que estos resultados sean de manera casi inmediata, sin tener que vivir el proceso que pocas veces se muestra detrás de los videos, lo que genera como segundo punto, que es la frustración. Este sentimiento desencadena preguntas intrapersonales que distorsionan los pensamientos de algunos jóvenes creyendo incluso que, si no tienen lo mismo que sus tiktoker, entonces no merecen o no se sienten satisfechos con lo que tienen en el momento”, advirtió el especialista.

Un tercer impacto emocional es el de la identidad que se desarrolla en los usuarios, ya que es tanta la influencia de esta red social que ha segmentado a los jóvenes, sintiéndose incluso en la necesidad de seguir tanto a estos tiktoker que caen en buscar, comprar, tener, crear, hablar, expresarse incluso igual que ellos, lo que genera una distorsión en su propia identidad.

“La temporalidad de los creadores de contenido tiene que ser cambiante para mantenerse activos lo que hace que los seguidores tengan ese cambio constante sin tener bases sólidas en auto percepción”, explicó.

Es importante que tanto los jóvenes sean críticos como incluso los padres o tutores sean responsables orientando a estas generaciones más jóvenes a ser selectivos y buscar contenido que cada vez sea más objetivo, que busque ayudar o generar esa influencia social más realista y empática.

Los especialistas consultados para este trabajo periodístico coinciden en que se requiere creadores de contenido con más conciencia social y menos contenido “basura” que no contribuye a la formación de las generaciones más jóvenes.

El comercial de la tiktoker Bárbara de Regil inicia diciendo a sus seguidores que no esperes a convertirte en lo que quieres. Invita a comer saludable y “pensar bonito”, mientras sostiene un empaque de su marca Loving, que es una proteína en polvo, la cual mezcla en un vaso de licuadora y se sirve. Posando un abdomen plano, con unos leggins y su producto en ambas manos.

Al anuncio de solo 15 segundos reaccionaron 43.6 mil personas, en su mayoría jóvenes, pues la influencer mexicana tiene en su cuenta de Tik Tok 11.8 millones de seguidores.

Alejandro Cuadros, especialista en redes sociales de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma del Estado de México, señala que en México hay cerca de 65 millones de consumidores en la red social Tik Tok, de los que Bárbara de Regil absorbe más de 11 millones.

“La red social ha crecido bastante, en el mundo tiene actualmente los 2 mil millones de usuarios. El usuario entra a un túnel personalizado del que no puede salir, porque le aparece lo que le gusta”, explicó el maestro Cuadros.

SON TODO PODEROSOS

El catedrático de la UAEMex señala que según el informe de las propias empresas que llevan las estadísticas de dicha red social, hasta el último semestre de 2023 México tenía más de 65 millones de usuarios, sin embargo, la cifra está muy por debajo de lo que muestran las plataformas de los tiktoker más famosos oriundos del país.

Entre los cuatro más populares suman casi 200 millones de seguidores, entre los que se cuentan: Mont Pantoja con 38.9 millones de seguidores (bailes y coreografías); Darian Rojas: 30.6 millones de seguidores (tips); Rod Contreras: 42.9 millones de seguidores, (bailarín, coreografías) y Domelipa: 71.1 millones de seguidores.

Entre los cuatro suman 183.5 millones de seguidores hasta noviembre de este año.

“Los videos son muy cortos, de 15 segundos hasta un minuto, no más, y no dan más información de la que debe consumir el seguidor. Eso les ha permitido el crecimiento”, analiza el especialista en redes sociales.

En 2016 la red Tik Tok llegó a México y su crecimiento ha sido exponencial, asegura el catedrático.

En sí las figuras de Tik Tok son marcas para los consumidores, pues no es necesario que ofrezcan productos para que los usuarios las compren. Sus cuerpos, sus rutinas de ejercicio, dieta, su hobby (pasatiempo), su outfit (atuendos) son la marca que venden.

“Lo que más se está consumiendo en México son los productos hacia la belleza, maquillaje, peinados, los que promocionan cremas, todo lo que conlleva a la belleza. También los retos que está en segundo lugar”, refirió el especialista.

INFLUENCER DE NEGOCIOS

Daniel Santana, conocido en redes como El Parlante del Valle de Toluca y quien tiene 152.3 mil seguidores en Tik Tok 158 mil en Facebook, señala que los influencers existieron en otros tiempos pero bajo el cobijo de la televisión y revistas. Luego las redes sociales exponenciaron a los creadores, quienes ahora son habilidosos negociantes

“Ya había muchas personas dando este tipo de consejos, pero con la llegada y bondades de las redes sociales se ha logrado un mayor impacto en este tipo de contenido, haciendo ahora a estas personas, figuras públicas, que, si logran la empatía con su público y hacen bien su trabajo, logran hasta remunerar algo que antes hacían quizá por mero gusto”, explicó el creador de contenido toluqueño.

Aunque no se considera un influencer, Daniel administra al mismo tiempo cerca de 20 páginas en Facebook y en otras plataformas como YouTube, Instagram y Tik tok. En esta última ha tenido su mayor éxito.

“Debería de haber un filtro más estricto, sobre todo cuando el público meta son jóvenes o niños. No obstante, y ya hablando generalmente, este tema es un poco complicado de controlar, ya que muchas veces lo que dice un tiktoker o influencer puede ser una opinión personal y subjetiva, mientras que otras ocasiones se le ha contratado o financiado. Afortunadamente, las distintas plataformas han ido implementando las etiquetas a contenidos que sean colaboraciones, para que el público lo tome en cuenta”, comentó el influencer.

En su caso, Dani Santana trata siempre de cuidar a sus seguidores con información original, sin compartir videos o fotografías de origen dudoso.

“En mi caso, mi contenido es de entretenimiento, creo y edito mis videos, de lugares que visito, memes que se me ocurren sobre situaciones y temas locales”, explicó.

Incluso hace reflexionar a sus seguidores con su contenido, sin crear etiquetas ni ideas equivocadas sobre los temas que maneja.

“Para serte honesto, no sigo a tiktoker, soy más de seguir las tendencias y temas que estén sonando. Pero sí puedo decirte que actualmente los tiktoker que más están influyendo, su contenido es relacionado con el humor y entretenimiento. Ojalá también potencialicemos a aquellos creadores de contenido que hablan de cultura, emprendimiento, ciencia, etc”, afirmó El Parlante.

Referente a la moral, Dani Santana opina que la responsabilidad moral con los contenidos que se crean por los influencers, debería ser obligada, como en cualquier otra faceta de la vida diaria.

“Como personas debemos tener buen criterio y ser responsables, más aún cuando tienes un poder de comunicación, difusión e influencia tan grande que puedes crear o cambiar percepciones. Es importante para los creadores de contenido analizar previamente los proyectos antes de realizarlos y no solo decir que algo es bueno porque les pagan o por querer quedar bien, ya que eso también es contraproducente incluso para las marcas, pues no tienen un parámetro objetivo de mejora y, por lo tanto, el que resulta finalmente afectado es el público que consumió tu contenido”, sentencia el especialista.

SOY FAN

Katia es una joven consumidora de Tik Tok pero mide su número de horas diarias por más de ocho frente a la pantalla de su celular.

“No sé cuántas horas estoy conectada, pero es casi todo el día. Solo dejo Tik Tok para meterme a revisar mensajes de whatsapp o cuando estoy en clase y esas cosas”, se sincera la internauta.

Aunque no consume de forma literal lo que hacen sus tiktoker favoritos, acepta que seguirlos cambió su vida y sus hábitos.

Pues sí creo que me han influenciado, porque a diario los veo y copio sus coreografías para hacer las mías y subirlas.

Sobre el consumo de dietas o productos Katia no es de ese tipo de seguidoras de la red, solo es fan de los personajes públicos más populares.

“Por ejemplo, escucho a Karol G pero no me visto como ella todo el tiempo”, dice.

Para Wilbert, como me pidió ponerle, el Tik Tok es la plataforma más fácil de consumir por los videos cortos y casi los nulos candados para compartir.

“Me gusta Peso Pluma, no es tiktoker pero hay muchos que lo siguen”, explica el consumidor de redes.

A Wilbert el consumo en TikTok sí influencia en su forma de vestir, porque varios de sus atuendos y accesorios los miró puestos en algún tiktoker.

Creo que es como todo, si te gusta pues lo consumes, no todo, porque pues hay ropa cara, tenis que uno no puede comprar.

REFLEJOS EMOCIONALES Y VIDAS AJENAS

El contenido que más se busca en tik tok es sobre la vida personal de estos “tiktoker”, explica el psicólogo y especialista en terapia familiar, Uriel Gutiérrez.

“Seguir aspectos meramente de la vida individual como viajes, comidas, parejas, etc, esto entendido porque idealizan la forma de vivir de estos mismos. Los jóvenes buscan seguir estilos de vida que les de reconocimiento y aceptación social en muchos casos, por lo que seguir estas cuentas los ‘acerca’ más a ese estilo de vida”,

El especialista señala que la búsqueda de reflejarse en la vida de sus tiktoker, puede impactar en el sentido de pertenencia e incluso en el lenguaje de los seguidores, ya que muchos de los modismos lingüísticos surgen desde esta plataforma marcando de alguna manera la diferencia generacional con la que se pueden comunicar las distintas generaciones.

Por otro lado, también hay contenido que se enfoca en crecimiento personal, por lo que los jóvenes que siguen estos tiktoker y cuentas, generan una imitación, ya sea en la búsqueda del cambio físico, apariencia, economía y que puede ser de forma positiva, por lo que se puede entender que no todo el contenido es negativo.

Son en minoría las cuentas que se centran en ese cambio social que como objetivo de la red social tuvo desde el inicio.

La frustración en los jóvenes puede llegar, cuando no logran hacer los cambios que muestran los tiktoker en sus contenidos.

“Impacta directamente en la psique de los jóvenes ya que se busca cada vez más los resultados de esta forma de vida, queriendo que estos resultados sean de manera casi inmediata, sin tener que vivir el proceso que pocas veces se muestra detrás de los videos, lo que genera como segundo punto, que es la frustración. Este sentimiento desencadena preguntas intrapersonales que distorsionan los pensamientos de algunos jóvenes creyendo incluso que, si no tienen lo mismo que sus tiktoker, entonces no merecen o no se sienten satisfechos con lo que tienen en el momento”, advirtió el especialista.

Un tercer impacto emocional es el de la identidad que se desarrolla en los usuarios, ya que es tanta la influencia de esta red social que ha segmentado a los jóvenes, sintiéndose incluso en la necesidad de seguir tanto a estos tiktoker que caen en buscar, comprar, tener, crear, hablar, expresarse incluso igual que ellos, lo que genera una distorsión en su propia identidad.

“La temporalidad de los creadores de contenido tiene que ser cambiante para mantenerse activos lo que hace que los seguidores tengan ese cambio constante sin tener bases sólidas en auto percepción”, explicó.

Es importante que tanto los jóvenes sean críticos como incluso los padres o tutores sean responsables orientando a estas generaciones más jóvenes a ser selectivos y buscar contenido que cada vez sea más objetivo, que busque ayudar o generar esa influencia social más realista y empática.

Los especialistas consultados para este trabajo periodístico coinciden en que se requiere creadores de contenido con más conciencia social y menos contenido “basura” que no contribuye a la formación de las generaciones más jóvenes.

Local

¿Qué esperan los mexiquenses del tercer y último debate presidencial?

El formato designado por el INE será cara a cara y se trasmitirá por canales de televisión abierta; seguridad y política social serán algunos de los temas a tratar

New Articles

Mantienen a raya al ambulantaje en el centro de Toluca

Desde el 13 de febrero a la fecha, la avenida se ha mantenido sin comercio informal las banquetas libres, lo que ha provocado la tranquilidad del comercio establecido.

Local

¿Qué pasa con el precio del pollo y el huevo en la central de abasto de Toluca?

Este punto de venta ubicado en la zona norte de la capital es el más concurrido por la población del valle de Toluca, debido a que "rinde más el dinero", aseguran amas de casa y comerciantes

Policiaca

Ramón estaba reportado como desaparecido, fue hallado encajuelado

La víctima, de más de 60 años, salió de su casa ubicada en Almoloya de Juárez; días depués fue localizado en las inmediaciones de San Pedro Totoltepec

Local

¿Cuál es el horario donde puedes ser víctima de un golpe de calor?

La Secretaría de Salud estatal también invita prevenir enfermedades diarreicas, quemaduras de piel y deshidratación, debido a las altas temperaturas

Local

¿Hay desabasto de hielo ante las altas temperaturas de los últimos días?

Distribuidora asegura que viene gente de la Ciudad de México a surtirse de este producto