/ viernes 6 de octubre de 2023

Estamos frente a generaciones que tienen miedo: Luz del Carmen Vilchis Esquivel

Para la exdirectora de la Facultad de Artes y Diseño el reto es ayudar a que los jóvenes tengan expectativas

Estamos frente a unas generaciones que tienen miedo, que tienen desesperanza, que no ven un futuro claro”, dice Luz del Carmen Vilchis Esquivel, catedrática de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y aspirante a la rectoría de esta.

En entrevista con El Sol de México, señala que uno de los retos de la UNAM es ayudar a los jóvenes para que “tengan expectativas laborales, expectativas de un proyecto de vida y que aprecien la institución a la que pertenecen”.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Dice que son tiempos propicios para que una mujer encabece la Rectoría de la UNAM, un cambio que ya vivió cuando fue la primera directora de la Facultad de Artes y Diseño entre 2002 y 2006. Desde su profesión, el diseño, puede aportar “un pensamiento flexible y abierto” pues es una disciplina muy importante “no sólo para la sociedad actual, sino para la sociedad del futuro”.

¿Cuál es la motivación presente para que usted diga: yo quiero ser rectora?

Este es un pensamiento que tiene muchos años. Considero que en lo personal la universidad me ha otorgado todo o mucho de lo que la universidad nos obsequia a los universitarios porque es una institución muy generosa. Yo he retribuido a la UNAM, fui directora durante cuatro años en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, yo he retribuido a la UNAM esos cuatro años de gestión que considero que fue una buena entrega la que yo hice, de cuentas.

Creo que también he retribuido a los estudiantes, a los profesores, a los investigadores en el área en la que me he desarrollado, todos los libros, artículos, capítulos que he escrito (…) "El otro día me preguntaban si la UNAM estaba preparada y yo siempre respondo que nunca estamos preparados para cambios radicales, nunca estamos hechos para una transformación tan fuerte, me pasó siendo la primera mujer directora de mi escuela y tengo esa experiencia, sé lo que es llegar a un ámbito que ha sido fundamentalmente y desde hace siglos territorio de los hombres.

¿Cuál es esta mirada que le tiene a la universidad? ¿Cómo la diagnostica?

Yo miro a la universidad en este momento, primero, como una institución que a pesar de cualquier contracorriente o situación externa se mantiene firme porque tiene una esencia sólida, un núcleo sólido que es la autonomía y desde la autonomía se han ido generando transversalidades en la universidad, muchas de las cuales han abordado el doctor De la Fuente, el doctor Graue, pero que todavía hay mucho trabajo por hacer, porque estamos en tiempos de cambio (...)

Yo pienso que una de las grandes problemáticas de la UNAM en estos momentos es una gran necesidad de educar en la civilidad, educar en la convivencia, en la no violencia, en la no discriminación, educar en la comprensión del orgullo, de la dignidad, de la interconexión y el diálogo con los demás y a mí me parece, hay una frase que me parece muy importante y es que “la educación quita el miedo”, el miedo lo que hace es generar violencia.

Estamos frente a unas generaciones que tienen miedo, que tienen desesperanza, que no ven un futuro claro, que tratan de vivir al día y ellos mismos se plantean a través de las redes retos absurdos, algunos de ellos que les pueden costar hasta la vida, porque no ven qué horizontes hay en su futuro, entonces eso lo tenemos que trabajar y definitivamente tenemos que entrar a esa contemporaneidad a la que le tienen miedo los estudiantes, pero también los docentes y algunos investigadores, qué es la inteligencia artificial, qué es un mundo que se está llenando de temor, de incertidumbre laboral y de una falta de eso, que nuestras generaciones tuvieron, que era un proyecto de vida.

Uno sabía que egresaba de la universidad, buscaba un trabajo y tal vez un tiempo uno estaba inestable, pero que en algún momento podía adquirir un equilibrio tal que podía uno aspirar a condiciones más vinculadas con el ser humano que con el ser profesional. Y en este momento estamos frente a generaciones que no sólo no tienen un proyecto de vida, sino que rechazan proyectos profesionales y los proyectos de vida".

Como seres humanos de familia, de familia con hijos no los quieren, los rechazan, los hacen a un lado, están más interesados en vivir el momento y vivir en la plenitud, o lo que ellos consideran la plenitud del momento, y creo que tenemos que trabajar eso."

La aspirante destaca que sabe lo que es llegar a un ámbito que ha sido desde hace siglos territorio de los hombres | Foto: Daniel Galeana / El Sol de México

¿De su propuesta de trabajo, qué diría que es lo más destacable que usted llevará ante la Junta de Gobierno?

Sobre todo el sentido de compromiso con todas las voces universitarias. Sé que hay problemáticas especiales y yo sí tengo considerados proyectos muy particulares para estas problemáticas, pero creo que hay que escuchar las voces universitarias.

Ahorita que me han invitado a institutos, me encuentro ante peticiones de todo tipo dentro de este sentido del que yo hablo, de buscar la salud física, emocional y mental de toda la comunidad, de repente dicen: es que la salud mental aquí tendría que ver con hacer sentir a los jóvenes menos vulnerables, con menos miedos, con menos reticencias ante sus vínculos con otras personas. Tenemos problemas de adicciones, los docentes claman por regularizar a los profesores de asignatura, hay también discusiones de poder ampliar la matrícula.

¿Cómo la perciben? ¿La académica, la exfuncionaria?

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Tiene dos décadas que fui directora, entonces las generaciones de estudiantes, de docentes, incluso de funcionarios, no me ubican como directora o algunos que ya son funcionarios me dicen “es que yo era alumno de la escuela mientras tú eras directora”.

Yo creo que me perciben en este momento como una académica, les sorprende mucho que no tenga ningún cargo, incluso me han preguntado cuál es tu equipo de trabajo o quiénes te están haciendo la campaña, les digo: nadie me está ninguna campaña, yo estoy recurriendo a la gente que conozco, a mis muchísimos exalumnos, a gente con la que he trabajado en diferentes países, de diferentes maneras o en México, con quienes he hecho libros, investigación, y hay una respuesta, se están moviendo. Hice una síntesis de los 15 puntos más importantes de mi proyecto y la he estado pegando todos los días en Facebook, en Twitter (X), en Instagram, por Whatsapp y eso ha corrido solo, ha tenido difusión per se, y todos los días pego un punto.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Estamos frente a unas generaciones que tienen miedo, que tienen desesperanza, que no ven un futuro claro”, dice Luz del Carmen Vilchis Esquivel, catedrática de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y aspirante a la rectoría de esta.

En entrevista con El Sol de México, señala que uno de los retos de la UNAM es ayudar a los jóvenes para que “tengan expectativas laborales, expectativas de un proyecto de vida y que aprecien la institución a la que pertenecen”.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Dice que son tiempos propicios para que una mujer encabece la Rectoría de la UNAM, un cambio que ya vivió cuando fue la primera directora de la Facultad de Artes y Diseño entre 2002 y 2006. Desde su profesión, el diseño, puede aportar “un pensamiento flexible y abierto” pues es una disciplina muy importante “no sólo para la sociedad actual, sino para la sociedad del futuro”.

¿Cuál es la motivación presente para que usted diga: yo quiero ser rectora?

Este es un pensamiento que tiene muchos años. Considero que en lo personal la universidad me ha otorgado todo o mucho de lo que la universidad nos obsequia a los universitarios porque es una institución muy generosa. Yo he retribuido a la UNAM, fui directora durante cuatro años en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, yo he retribuido a la UNAM esos cuatro años de gestión que considero que fue una buena entrega la que yo hice, de cuentas.

Creo que también he retribuido a los estudiantes, a los profesores, a los investigadores en el área en la que me he desarrollado, todos los libros, artículos, capítulos que he escrito (…) "El otro día me preguntaban si la UNAM estaba preparada y yo siempre respondo que nunca estamos preparados para cambios radicales, nunca estamos hechos para una transformación tan fuerte, me pasó siendo la primera mujer directora de mi escuela y tengo esa experiencia, sé lo que es llegar a un ámbito que ha sido fundamentalmente y desde hace siglos territorio de los hombres.

¿Cuál es esta mirada que le tiene a la universidad? ¿Cómo la diagnostica?

Yo miro a la universidad en este momento, primero, como una institución que a pesar de cualquier contracorriente o situación externa se mantiene firme porque tiene una esencia sólida, un núcleo sólido que es la autonomía y desde la autonomía se han ido generando transversalidades en la universidad, muchas de las cuales han abordado el doctor De la Fuente, el doctor Graue, pero que todavía hay mucho trabajo por hacer, porque estamos en tiempos de cambio (...)

Yo pienso que una de las grandes problemáticas de la UNAM en estos momentos es una gran necesidad de educar en la civilidad, educar en la convivencia, en la no violencia, en la no discriminación, educar en la comprensión del orgullo, de la dignidad, de la interconexión y el diálogo con los demás y a mí me parece, hay una frase que me parece muy importante y es que “la educación quita el miedo”, el miedo lo que hace es generar violencia.

Estamos frente a unas generaciones que tienen miedo, que tienen desesperanza, que no ven un futuro claro, que tratan de vivir al día y ellos mismos se plantean a través de las redes retos absurdos, algunos de ellos que les pueden costar hasta la vida, porque no ven qué horizontes hay en su futuro, entonces eso lo tenemos que trabajar y definitivamente tenemos que entrar a esa contemporaneidad a la que le tienen miedo los estudiantes, pero también los docentes y algunos investigadores, qué es la inteligencia artificial, qué es un mundo que se está llenando de temor, de incertidumbre laboral y de una falta de eso, que nuestras generaciones tuvieron, que era un proyecto de vida.

Uno sabía que egresaba de la universidad, buscaba un trabajo y tal vez un tiempo uno estaba inestable, pero que en algún momento podía adquirir un equilibrio tal que podía uno aspirar a condiciones más vinculadas con el ser humano que con el ser profesional. Y en este momento estamos frente a generaciones que no sólo no tienen un proyecto de vida, sino que rechazan proyectos profesionales y los proyectos de vida".

Como seres humanos de familia, de familia con hijos no los quieren, los rechazan, los hacen a un lado, están más interesados en vivir el momento y vivir en la plenitud, o lo que ellos consideran la plenitud del momento, y creo que tenemos que trabajar eso."

La aspirante destaca que sabe lo que es llegar a un ámbito que ha sido desde hace siglos territorio de los hombres | Foto: Daniel Galeana / El Sol de México

¿De su propuesta de trabajo, qué diría que es lo más destacable que usted llevará ante la Junta de Gobierno?

Sobre todo el sentido de compromiso con todas las voces universitarias. Sé que hay problemáticas especiales y yo sí tengo considerados proyectos muy particulares para estas problemáticas, pero creo que hay que escuchar las voces universitarias.

Ahorita que me han invitado a institutos, me encuentro ante peticiones de todo tipo dentro de este sentido del que yo hablo, de buscar la salud física, emocional y mental de toda la comunidad, de repente dicen: es que la salud mental aquí tendría que ver con hacer sentir a los jóvenes menos vulnerables, con menos miedos, con menos reticencias ante sus vínculos con otras personas. Tenemos problemas de adicciones, los docentes claman por regularizar a los profesores de asignatura, hay también discusiones de poder ampliar la matrícula.

¿Cómo la perciben? ¿La académica, la exfuncionaria?

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Tiene dos décadas que fui directora, entonces las generaciones de estudiantes, de docentes, incluso de funcionarios, no me ubican como directora o algunos que ya son funcionarios me dicen “es que yo era alumno de la escuela mientras tú eras directora”.

Yo creo que me perciben en este momento como una académica, les sorprende mucho que no tenga ningún cargo, incluso me han preguntado cuál es tu equipo de trabajo o quiénes te están haciendo la campaña, les digo: nadie me está ninguna campaña, yo estoy recurriendo a la gente que conozco, a mis muchísimos exalumnos, a gente con la que he trabajado en diferentes países, de diferentes maneras o en México, con quienes he hecho libros, investigación, y hay una respuesta, se están moviendo. Hice una síntesis de los 15 puntos más importantes de mi proyecto y la he estado pegando todos los días en Facebook, en Twitter (X), en Instagram, por Whatsapp y eso ha corrido solo, ha tenido difusión per se, y todos los días pego un punto.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

En Toluca hay 37 árboles en riesgo de colapso

Autoridades coordinan acciones para evitar y minimizar riesgos

Finanzas

Existe disparidad en los niveles per cápita de recaudación

Sólo 35.6% de los municipios en México realiza cobros del impuesto predial

Deportes

La “Roca”, referente de boxeo en San Cristóbal Huichochitlán

Se ha convertido en un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones de su comunidad

Local

Aumento de tarifa en el Tren suburbano molesta a usuarios del Edomex

Algunas personas que usan diariamente el transporte desde Cuautitlán hasta Buenavista señalan que el aumento representará un gasto extra superior a los 300 pesos al mes

Local

Captación de agua pluvial, una alternativa ante la sequía

Pese a que en el Valle de Toluca las precipitaciones están presentes 200 días al año, la mayoría del agua se va directo a los drenajes por lo que es necesario impulsar métodos para captarla

Local

Estacionamientos gratis para bicicletas en Toluca; ¿Ubicación y horario? Te decimos

El objetivo es promover prácticas verdes y sustentables de manera que reduzcan la huella de carbono en el planeta