/ domingo 30 de abril de 2023

Reforma laboral: 4 de 10 sindicalizados aún no validan su contrato

México implementó una Reforma Laboral para garantizar la democracia sindical luego de lafirma del T-MEC en el año 2018

Poco más de 63 por ciento de los trabajadores sindicalizados del país legitimaron o están en vías de legitimar sus contratos colectivos de trabajo (CCT), algunos con un sindicato diferente al que los venía representando históricamente, a un día de que se venza el plazo que fijó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para tal fin.

Derivado de la firma del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), México implementó una reforma laboral para garantizar la democracia sindical y eliminar los contratos de protección o simulados que negociaban las centrales a espaldas de sus trabajadores.

Puede interesarte: Unique Fabricating cumplió contrato de empleados, concluye revisión en marco del T-MEC

De los cuatro millones 869 mil 45 trabajadores que se reconocen como sindicalizados según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), tres millones 94 mil 934 (al corte de hoy) ya validaron sus contratos ya tienen fecha para votarlos ante sus representaciones sindicales.

Al corte de ayer a las 14 horas, 15 mil 742 de los 139 mil CCT registrados y vigentes ante el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) y sus instancias locales están legalizados; sin embargo, la meta de esta dependencia y de la STPS es llegar a los 18 mil.

“Estaremos en unos 17 mil, 18 mil Contratos Colectivos de Trabajo legitimados que cubren a cerca de cuatro millones de trabajadoras y trabajadores”, dijo en entrevista para El Sol de México la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján.

Este modelo de relaciones y justicia laboral delineó un nuevo mapa sindical en el país, que tradicionalmente estuvo dominado por la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), que perdieron representatividad frente a sindicatos independientes o de nueva creación.

Un ejemplo, es el caso de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, que el Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA) —creado en 2021— le arrebató a la CTM, o el de la empresa Panasonic Automotive System en Reynosa, Tamaulipas, cuyo CCT perdió el Sindicato Industrial Autónomo de Maquiladoras de la República Mexicana (SIAMARM), afiliada también a la CTM, y quedó en manos del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industria y Servicios (SNITIS).

Foto: Rosalía Nieves | El Sol de San Juan del Río


“Ya está cambiando (el mundo sindical), lo vemos en los resultados. Las negociaciones (salariales) en estos últimos años, están muy por encima. Antes eran del tres o cuatro por ciento. Hoy vemos revisiones salariales del nueve, 10, del 11 por ciento. Eso es negociación colectiva auténtica”, añadió la Secretaría.

CTM ADMITE ERRORES

Sobre la pérdida de contratos importantes, como el del General Motors Silao, el director del Departamento Jurídico de la CTM, Ángel Cisneros, comentó que se cometieron fallas por parte del sindicato, pero matizó al decir que hubo injerencia extranjera.

“Fue muy doloroso perder la titularidad del CCT en General Motors Silao. Nos lo quitaron malamente y aprovecharon fallas de nosotros... La expansión de los sindicatos independientes obedece al hecho que durante la administración del presidente Donald Trump, hizo hasta lo imposible para que regresaran las empresas estadounidenses en el extranjero a la Unión Americana, sobre todo las automotrices... Y una de las estrategias fueron infiltraciones (extranjeras) en los sindicatos para que no se legitimaran los CCT”, dijo.

Sin embargo, a pesar de la pérdida de contratos importantes, la CTM mantiene la mayoría de sus CCT.

“No tenemos rezago, nos hemos aplicado en la tarea. Tres millones de trabajadores sujetos a contrato colectivo dieron su voto a favor. Un promedio de 92 a 93 por ciento de trabajadores participaron”, dijo el abogado de la CTM.

AVANCES

Alfredo Domínguez Marrufo, director del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), explicó que, además de los 15 mil 742 CCT ya legitimados o en vías de consulta, su dependencia tiene registrados cuatro mil 612 sindicatos y tres millones de trabajadores que ya participaron o fueron convocados a las consultas.

Para el titular del CFCRL la meta es legitimar 19 mil Contratos Colectivos—mil más que los previstos por la STPS— de los 139 mil depositados en las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje, la gran mayoría de protección, simulados o firmados a espaldas de los trabajadores que perderán su validez.

“Entendemos muy bien que los contratos colectivos de protección no se van a poner a consulta de los trabajadores por- que precisamente los trabajadores no conocen ni el CCT, ni a los dirigentes y mucho menos al Sindicato y los estatutos”, señaló.

Reconoció que entre los CCT ya consultados, 239 no fueron respaldados, por lo que los trabajadores deberán elegir un nuevo sindicato o que el que ya tienen negocie un nuevo contrato.

Para los trabajadores que no reconozcan sus CCT al 1 de mayo, la ley contempla que pasarán a un esquema de contratos individuales en los que los patrones deben reconocer y respetar los derechos y prestaciones del contrato colectivo anterior.

La paraestatal informó sobre el fin de las negociaciones del nuevo Contrato Colectivo de Trabajo. / Foto: Cuartoscuro

Para ello, la Secretaría del Trabajo presentó a los departamentos de recursos humanos de las empresas una guía de 10 puntos a considerar en caso de que sus trabajadores no legitimen sus CCT.

El documento señala, entre otras cosas, que la empresa no puede disminuir los salarios, derechos y prestaciones que están pactadas en el contrato colectivo de trabajo, tampoco puede descontar las cuotas sindicales a las y los agremiados del sindicato cuyo contrato colectivo se dio por terminado.

Además, las empresas no pueden conceder prerrogativas o consideraciones especiales al sindicato cuyo CCT se dio por terminado, pactar convenios de revisión salarial o contractual ni condicionar la contratación o permanencia de los trabajadores a causa de su afiliación sindical.

El sindicato que haya perdido o no haya legitimado su CCT tampoco podrá emplazar a huelga. Sin embargo, no todos son tan optimistas sobre la protección a los trabajadores con contratos no legitimados.

Óscar Alzaga, integrante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), manifestó que dejar sin contratos colectivos a los trabajadores “es más grave de lo que cree la titular del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Señaló que el colectivo laboral (sindicatos) es el que lucha por defender y mejorar los derechos de los trabajadores.

“Individualmente, cada trabajador no lo puede lograr. Son la organización sindical, el derecho a huelga y el CCT, herramientas con que se defienden los derechos e intereses laborales. Sin esas defensas solo se beneficiará al patrón”, afirmó el abogado laboralista.

También opinó la presidenta de la ANAD, Bertha Galeana, quien dijo que “esta medida es regresiva. La transición de un CCT a unos individuales viola tres derechos humanos constitucionales: los derechos indivisibles, la prohibición de medidas regresivas y las discriminatorias”.

Poco más de 63 por ciento de los trabajadores sindicalizados del país legitimaron o están en vías de legitimar sus contratos colectivos de trabajo (CCT), algunos con un sindicato diferente al que los venía representando históricamente, a un día de que se venza el plazo que fijó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para tal fin.

Derivado de la firma del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), México implementó una reforma laboral para garantizar la democracia sindical y eliminar los contratos de protección o simulados que negociaban las centrales a espaldas de sus trabajadores.

Puede interesarte: Unique Fabricating cumplió contrato de empleados, concluye revisión en marco del T-MEC

De los cuatro millones 869 mil 45 trabajadores que se reconocen como sindicalizados según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), tres millones 94 mil 934 (al corte de hoy) ya validaron sus contratos ya tienen fecha para votarlos ante sus representaciones sindicales.

Al corte de ayer a las 14 horas, 15 mil 742 de los 139 mil CCT registrados y vigentes ante el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) y sus instancias locales están legalizados; sin embargo, la meta de esta dependencia y de la STPS es llegar a los 18 mil.

“Estaremos en unos 17 mil, 18 mil Contratos Colectivos de Trabajo legitimados que cubren a cerca de cuatro millones de trabajadoras y trabajadores”, dijo en entrevista para El Sol de México la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján.

Este modelo de relaciones y justicia laboral delineó un nuevo mapa sindical en el país, que tradicionalmente estuvo dominado por la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) y la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), que perdieron representatividad frente a sindicatos independientes o de nueva creación.

Un ejemplo, es el caso de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, que el Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA) —creado en 2021— le arrebató a la CTM, o el de la empresa Panasonic Automotive System en Reynosa, Tamaulipas, cuyo CCT perdió el Sindicato Industrial Autónomo de Maquiladoras de la República Mexicana (SIAMARM), afiliada también a la CTM, y quedó en manos del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industria y Servicios (SNITIS).

Foto: Rosalía Nieves | El Sol de San Juan del Río


“Ya está cambiando (el mundo sindical), lo vemos en los resultados. Las negociaciones (salariales) en estos últimos años, están muy por encima. Antes eran del tres o cuatro por ciento. Hoy vemos revisiones salariales del nueve, 10, del 11 por ciento. Eso es negociación colectiva auténtica”, añadió la Secretaría.

CTM ADMITE ERRORES

Sobre la pérdida de contratos importantes, como el del General Motors Silao, el director del Departamento Jurídico de la CTM, Ángel Cisneros, comentó que se cometieron fallas por parte del sindicato, pero matizó al decir que hubo injerencia extranjera.

“Fue muy doloroso perder la titularidad del CCT en General Motors Silao. Nos lo quitaron malamente y aprovecharon fallas de nosotros... La expansión de los sindicatos independientes obedece al hecho que durante la administración del presidente Donald Trump, hizo hasta lo imposible para que regresaran las empresas estadounidenses en el extranjero a la Unión Americana, sobre todo las automotrices... Y una de las estrategias fueron infiltraciones (extranjeras) en los sindicatos para que no se legitimaran los CCT”, dijo.

Sin embargo, a pesar de la pérdida de contratos importantes, la CTM mantiene la mayoría de sus CCT.

“No tenemos rezago, nos hemos aplicado en la tarea. Tres millones de trabajadores sujetos a contrato colectivo dieron su voto a favor. Un promedio de 92 a 93 por ciento de trabajadores participaron”, dijo el abogado de la CTM.

AVANCES

Alfredo Domínguez Marrufo, director del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), explicó que, además de los 15 mil 742 CCT ya legitimados o en vías de consulta, su dependencia tiene registrados cuatro mil 612 sindicatos y tres millones de trabajadores que ya participaron o fueron convocados a las consultas.

Para el titular del CFCRL la meta es legitimar 19 mil Contratos Colectivos—mil más que los previstos por la STPS— de los 139 mil depositados en las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje, la gran mayoría de protección, simulados o firmados a espaldas de los trabajadores que perderán su validez.

“Entendemos muy bien que los contratos colectivos de protección no se van a poner a consulta de los trabajadores por- que precisamente los trabajadores no conocen ni el CCT, ni a los dirigentes y mucho menos al Sindicato y los estatutos”, señaló.

Reconoció que entre los CCT ya consultados, 239 no fueron respaldados, por lo que los trabajadores deberán elegir un nuevo sindicato o que el que ya tienen negocie un nuevo contrato.

Para los trabajadores que no reconozcan sus CCT al 1 de mayo, la ley contempla que pasarán a un esquema de contratos individuales en los que los patrones deben reconocer y respetar los derechos y prestaciones del contrato colectivo anterior.

La paraestatal informó sobre el fin de las negociaciones del nuevo Contrato Colectivo de Trabajo. / Foto: Cuartoscuro

Para ello, la Secretaría del Trabajo presentó a los departamentos de recursos humanos de las empresas una guía de 10 puntos a considerar en caso de que sus trabajadores no legitimen sus CCT.

El documento señala, entre otras cosas, que la empresa no puede disminuir los salarios, derechos y prestaciones que están pactadas en el contrato colectivo de trabajo, tampoco puede descontar las cuotas sindicales a las y los agremiados del sindicato cuyo contrato colectivo se dio por terminado.

Además, las empresas no pueden conceder prerrogativas o consideraciones especiales al sindicato cuyo CCT se dio por terminado, pactar convenios de revisión salarial o contractual ni condicionar la contratación o permanencia de los trabajadores a causa de su afiliación sindical.

El sindicato que haya perdido o no haya legitimado su CCT tampoco podrá emplazar a huelga. Sin embargo, no todos son tan optimistas sobre la protección a los trabajadores con contratos no legitimados.

Óscar Alzaga, integrante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), manifestó que dejar sin contratos colectivos a los trabajadores “es más grave de lo que cree la titular del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Señaló que el colectivo laboral (sindicatos) es el que lucha por defender y mejorar los derechos de los trabajadores.

“Individualmente, cada trabajador no lo puede lograr. Son la organización sindical, el derecho a huelga y el CCT, herramientas con que se defienden los derechos e intereses laborales. Sin esas defensas solo se beneficiará al patrón”, afirmó el abogado laboralista.

También opinó la presidenta de la ANAD, Bertha Galeana, quien dijo que “esta medida es regresiva. La transición de un CCT a unos individuales viola tres derechos humanos constitucionales: los derechos indivisibles, la prohibición de medidas regresivas y las discriminatorias”.

Local

Habitantes de Rancho La Mora piden regular el costo de las pipas de agua

Denuncian abusos por parte de los distribuidores a cargo de pipas ya que pagan hasta mil 200 pesos por el vital líquido

Policiaca

Tecámac: Camioneta de pasajeros con base en el AICM cae en cuneta

Vecino del lugar señala que no es la primera vez que un vehículo cae en esta zanja por donde corre el agua en tiempos de lluvias

Policiaca

Detienen a dos colombianos y a un mexicano en Metepec acusados de cohecho

Las tres personas, una de ellas mujer, se transportaban en un auto con cromática de taxi

Policiaca

Abandonan cuerpo embolsado y ejecutan a un joven en Tlalnepantla

Ambos hechos ocurrieron la mañana de este miércoles en este municipio mexiquense

Local

Infonavit recupera viviendas abandonadas en el Edomex

Las casas ubicadas en municipios del norte del Valle de México se encontraban en su mayoría deshabitadas, abandonadas, vandalizadas o invadidas