/ lunes 28 de diciembre de 2020

Solidaridad en tiempos de pandemia 

Eusebio Peralta construyó un horno, aprendió a hacer pan y ahora ayuda a su personal e incluso hasta a policías municipales 


Desde junio pasado Eusebio Peralta aprendió el oficio de panadero para ayudar a su personal que salió afectado tras cancelarse las actividades de su salón de fiestas ubicado en Calixtlahuaca debido al Covid-19.

La iniciativa ha beneficiado a 10 de sus empleados que reciben dos días a la semana 45 panes en promedio, la inversión es de 600 a 700 pesos que sale únicamente de su bolsillo, no obstante la ayuda se ha extendido a los policías municipales de Toluca para llegar a sumar cerca de 20 personas.

“Por dos meses estuvimos resguardados en casa por lo del Covid-19, pero después busqué la manera de ayudar a los compañeros, así que se improvisó la construcción de un horno de tabique para hacer pan, afortunadamente funcionó”, dijo.

Después vinieron los tutoriales de Internet, sin embargo sí les tocó vivir el refrán que dice “echando a perder se aprende”.

“No fue fácil encontrar las cantidades exactas de acuerdo al tipo de pan que vas hacer, la receta nadie te la dice, incluso tengo amigos que son panaderos pero no comparten sus conocimientos, es triste reconocer que no hay el respaldo de los demás, lo tienes que ir aprendiendo sobre la marcha”, refirió.

Recordó que en un principio se echó a perder masa tanto para pan como pizza, se doraba pero no se cocía por dentro, tuvieron que tirar mucha materia prima, pero nunca se dieron por vencidos y con la ayuda de las diferentes alternativas de aprendizaje por Internet fueron perfeccionado la técnica.

“Hasta el calor de tus manos es muy importante para la masa porque la hay fría y caliente, por ejemplo para hacer los pastes debes evitar tocarla, sólo se debe manipular con los utensilios, incluso para agregarle la manteca vegetal y mantequilla”, precisó el también entrenador de la Escuela Municipal de Atletismo de Toluca.

LO APRENDIDO

Con seis personas que le ayudan en la elaboración, Eusebio Peralta compartió lo aprendido hasta el momento con algunas variedades de pan donde destacan los más complicados, sencillos y los de mayor producción.

“El bolillo es de lo más barato pero difícil de hacer, los ingredientes son la harina, agua, levadura y un poco de sal, es lo único, pero su complejidad radica en la forma de hacerlo, en las veces que se manipule la masa y en la horneada, si se amasa en exceso queda con mucho aire y si es menos se desinfla, debe tener un equilibrio perfecto, además su sabor varía si se cuece en horno de tabique o de gas”, detalló.

Otro de los panes más complicados es el croissant o cuernito, lleva azúcar, mantequilla y huevo, pero después de amasar la masa se mete al refrigerador, se vuelve a amasar y nuevamente al refrigerador. “Después de dos horas ya puedes hacer tus panes para dar paso al horneado, por eso cuando compres un cuernito debes saber que es de los más difíciles de hacer, es un proceso muy laborioso y caro, todos los otros se hacen sin muchos problemas”, precisó.

Incluso, detalló que el croissant exige una mantequilla que cuesta 130 pesos cuando la margarina común para los otros tipos de pan llega a un promedio de 35.

Ante la proximidad del Día de Reyes, Eusebio Peralta recomendó cómo identificar las roscas de calidad y también la manera de prepararlas. Una rosca puede costar 80 pesos y de repente se encuentra otra del doble de grande en el mismo precio, pues la pequeña indica que es de calidad superior, porque no es únicamente la vista, es su sabor que reflejan el buen equilibrio de los ingredientes.

“La rosca buena lleva mantequilla, huevo, leche, levadura y demás ingredientes en la superficie, por cada kilo de harina se le agregan 10 huevos, si le pones margarina su precio es menor, pero con mantequilla es más cara, son factores que vas aprendiendo sobre la marcha”, indicó.

De los panes que más se elaboran es el de pulque, además de llevar esta materia prima se agrega la harina, mantequilla o margarina, se le echa el pincelado de huevo para el brillo, también puede llevar ajonjolí, es un producto intermedio al no ser ni bolillo ni de dulce.

“Hacemos la masa que lleva levadura con pulque, al otro día le echas los ingredientes que faltan, se moldea y se deja reposar unas dos horas, para agregarle después ajonjolí, huevo, para dar paso al horneado con un tiempo promedio de seis minutos por cada pieza”, indicó.

La empanada es de lo más rápido y fácil que se puede hacer, únicamente se necesita harina, huevo, levadura y leche o agua, después de preparar la masa en 15 minutos se pueden meter al horno, además la variedad de opciones para prepararlas es elevada, desde guisos hasta dulces.

Eusebio es organizador de fiestas y entrenador en la Escuela Municipal de Toluca; sin embargo, con esta iniciativa ha beneficiado a 10 de sus empleados los cuales reciben dos días a la semana 45 panes en promedio

PAN PARA LOS POLICÍAS

Otro grupo que ha recibido la ayuda son los policías municipales de Toluca que esporádicamente se acercan para recibir principalmente empanadas.

“Les proporciono un promedio de cinco o seis empanadas a cada uno, con lo cual queremos impulsar la idea que todos necesitamos la ayuda y ellos no son la excepción, también son seres humanos que están pasando por momentos difíciles”.

Agregó que al policía se le debe integrar como ciudadano, tener un mayor contacto con él y ser solidarios se puede reflejar un mejor desempeño en su trabajo.

“En la mayoría de los casos lo vemos como enemigo, pero cuando tenemos una emergencia nos damos cuenta de su importancia, en la comunidad la gente los ha tratado mal y cuando los necesitan suplican porque llegue la patrulla, eso lo debemos cambiar”, manifestó.

PRIMER CONTRATO

El éxito de esta iniciativa ha tenido eco en la comunidad por lo que ya fueron contratados en un evento para preparar empanadas, no fue sencillo pero lograron cumplir las exigencias del cliente.

“La especialidad fue de atún y mermelada de guayaba, le batallamos un poco por la presión de tener que hacer algo bien para muchas personas, la gente te está viendo y pregunta que ingredientes lleva y cómo se hace, esos son distractores”, abundó.

Incluso el horario fue otro factor de estrés ya que se había establecido una hora y después cambió para hacerlo más temprano.

“El pan también refleja como está el panadero, porque al final podemos decir que nos quedó bien pero no como queríamos, la presión esta vez fue un factor, pero el esfuerzo de todos valió la pena y nos tiene motivados para seguir impulsando esta iniciativa”, puntualizó.

Este es el horno improvisado que se construyó para hacer el pan en junio tras concluir el primer confinamiento por la pandemia de Covid-19.


Desde junio pasado Eusebio Peralta aprendió el oficio de panadero para ayudar a su personal que salió afectado tras cancelarse las actividades de su salón de fiestas ubicado en Calixtlahuaca debido al Covid-19.

La iniciativa ha beneficiado a 10 de sus empleados que reciben dos días a la semana 45 panes en promedio, la inversión es de 600 a 700 pesos que sale únicamente de su bolsillo, no obstante la ayuda se ha extendido a los policías municipales de Toluca para llegar a sumar cerca de 20 personas.

“Por dos meses estuvimos resguardados en casa por lo del Covid-19, pero después busqué la manera de ayudar a los compañeros, así que se improvisó la construcción de un horno de tabique para hacer pan, afortunadamente funcionó”, dijo.

Después vinieron los tutoriales de Internet, sin embargo sí les tocó vivir el refrán que dice “echando a perder se aprende”.

“No fue fácil encontrar las cantidades exactas de acuerdo al tipo de pan que vas hacer, la receta nadie te la dice, incluso tengo amigos que son panaderos pero no comparten sus conocimientos, es triste reconocer que no hay el respaldo de los demás, lo tienes que ir aprendiendo sobre la marcha”, refirió.

Recordó que en un principio se echó a perder masa tanto para pan como pizza, se doraba pero no se cocía por dentro, tuvieron que tirar mucha materia prima, pero nunca se dieron por vencidos y con la ayuda de las diferentes alternativas de aprendizaje por Internet fueron perfeccionado la técnica.

“Hasta el calor de tus manos es muy importante para la masa porque la hay fría y caliente, por ejemplo para hacer los pastes debes evitar tocarla, sólo se debe manipular con los utensilios, incluso para agregarle la manteca vegetal y mantequilla”, precisó el también entrenador de la Escuela Municipal de Atletismo de Toluca.

LO APRENDIDO

Con seis personas que le ayudan en la elaboración, Eusebio Peralta compartió lo aprendido hasta el momento con algunas variedades de pan donde destacan los más complicados, sencillos y los de mayor producción.

“El bolillo es de lo más barato pero difícil de hacer, los ingredientes son la harina, agua, levadura y un poco de sal, es lo único, pero su complejidad radica en la forma de hacerlo, en las veces que se manipule la masa y en la horneada, si se amasa en exceso queda con mucho aire y si es menos se desinfla, debe tener un equilibrio perfecto, además su sabor varía si se cuece en horno de tabique o de gas”, detalló.

Otro de los panes más complicados es el croissant o cuernito, lleva azúcar, mantequilla y huevo, pero después de amasar la masa se mete al refrigerador, se vuelve a amasar y nuevamente al refrigerador. “Después de dos horas ya puedes hacer tus panes para dar paso al horneado, por eso cuando compres un cuernito debes saber que es de los más difíciles de hacer, es un proceso muy laborioso y caro, todos los otros se hacen sin muchos problemas”, precisó.

Incluso, detalló que el croissant exige una mantequilla que cuesta 130 pesos cuando la margarina común para los otros tipos de pan llega a un promedio de 35.

Ante la proximidad del Día de Reyes, Eusebio Peralta recomendó cómo identificar las roscas de calidad y también la manera de prepararlas. Una rosca puede costar 80 pesos y de repente se encuentra otra del doble de grande en el mismo precio, pues la pequeña indica que es de calidad superior, porque no es únicamente la vista, es su sabor que reflejan el buen equilibrio de los ingredientes.

“La rosca buena lleva mantequilla, huevo, leche, levadura y demás ingredientes en la superficie, por cada kilo de harina se le agregan 10 huevos, si le pones margarina su precio es menor, pero con mantequilla es más cara, son factores que vas aprendiendo sobre la marcha”, indicó.

De los panes que más se elaboran es el de pulque, además de llevar esta materia prima se agrega la harina, mantequilla o margarina, se le echa el pincelado de huevo para el brillo, también puede llevar ajonjolí, es un producto intermedio al no ser ni bolillo ni de dulce.

“Hacemos la masa que lleva levadura con pulque, al otro día le echas los ingredientes que faltan, se moldea y se deja reposar unas dos horas, para agregarle después ajonjolí, huevo, para dar paso al horneado con un tiempo promedio de seis minutos por cada pieza”, indicó.

La empanada es de lo más rápido y fácil que se puede hacer, únicamente se necesita harina, huevo, levadura y leche o agua, después de preparar la masa en 15 minutos se pueden meter al horno, además la variedad de opciones para prepararlas es elevada, desde guisos hasta dulces.

Eusebio es organizador de fiestas y entrenador en la Escuela Municipal de Toluca; sin embargo, con esta iniciativa ha beneficiado a 10 de sus empleados los cuales reciben dos días a la semana 45 panes en promedio

PAN PARA LOS POLICÍAS

Otro grupo que ha recibido la ayuda son los policías municipales de Toluca que esporádicamente se acercan para recibir principalmente empanadas.

“Les proporciono un promedio de cinco o seis empanadas a cada uno, con lo cual queremos impulsar la idea que todos necesitamos la ayuda y ellos no son la excepción, también son seres humanos que están pasando por momentos difíciles”.

Agregó que al policía se le debe integrar como ciudadano, tener un mayor contacto con él y ser solidarios se puede reflejar un mejor desempeño en su trabajo.

“En la mayoría de los casos lo vemos como enemigo, pero cuando tenemos una emergencia nos damos cuenta de su importancia, en la comunidad la gente los ha tratado mal y cuando los necesitan suplican porque llegue la patrulla, eso lo debemos cambiar”, manifestó.

PRIMER CONTRATO

El éxito de esta iniciativa ha tenido eco en la comunidad por lo que ya fueron contratados en un evento para preparar empanadas, no fue sencillo pero lograron cumplir las exigencias del cliente.

“La especialidad fue de atún y mermelada de guayaba, le batallamos un poco por la presión de tener que hacer algo bien para muchas personas, la gente te está viendo y pregunta que ingredientes lleva y cómo se hace, esos son distractores”, abundó.

Incluso el horario fue otro factor de estrés ya que se había establecido una hora y después cambió para hacerlo más temprano.

“El pan también refleja como está el panadero, porque al final podemos decir que nos quedó bien pero no como queríamos, la presión esta vez fue un factor, pero el esfuerzo de todos valió la pena y nos tiene motivados para seguir impulsando esta iniciativa”, puntualizó.

Este es el horno improvisado que se construyó para hacer el pan en junio tras concluir el primer confinamiento por la pandemia de Covid-19.

Local

Brigadistas, buzón de quejas de candidatos 

El difícil trabajo de promocionar a candidatos; insultos, el pan de cada día 

Local

Galería | Premian a niños ganadores del concurso "¿A qué juegas en la pandemia?"

El objetivo fue fortalecer su resiliencia y creatividad así como la de sus familias, además de establecer vínculos de comunicación con nuestro periódico

Local

Disminuyen gastos en dependencias por pandemia de Covid-19

El gasto programable en la entidad fue de 201 mil 83 millones de pesos

Sociedad

Huyen 200 familias de los Altos de Jalisco por el narco

Las balaceras entre cárteles antagónicos obligó a huir a los pobladores de cinco comunidades

Sociedad

Hay 11 mil haitianos varados en Chiapas

La situación que prevalece en la frontera sur es preocupante por el aumento en la llegada, dice ACNUR

Mundo

Desaparecen cientos de personas en Colombia

Protestas contra el gobierno se trasladan a otros países; civiles armados siguen atacando marchas pacíficas

Sociedad

La vida después de La Tuta, el viacrucis de un expolicía tras la captura

Juan José Villegas resultó lesionado durante uno de los operativos contra La Familia Michoacana

Política

Diputados dan 30 días a Saúl Huerta para desahogo de pruebas en desafuero

El pasado 27 de abril, la Fiscalía capitalina manifestó que hay indicios de que el diputado  Huerta Corona abusó sexualmente en contra de dos jóvenes

Gossip

Al igual que Benito en Vecinos, nadie me manda: Octavio Ocaña

Tal como sucede en la décima temporada de la serie, el actor ya piensa en formar su propia familia