/ jueves 16 de mayo de 2019

¿Qué es la lluvia ácida y cómo nos afecta?

Se presenta cuando existe una gran cantidad de contaminantes en el ambiente como óxido de nitrógeno y dióxido de azufre


Bajo la histórica situación de contingencia que se vive en diversas capitales del país, la lluvia podría ser el factor de limpieza más eficiente para el ambiente sin embargo, este fenómeno natural, puede ser más contraproducente de lo que pensamos.

Por si no lo viste | Altos índices de contaminación pueden causar irritación ocular, ardor y comezón: especialista

El fenómeno de la lluvia ácida se presenta cuando existe una gran cantidad de contaminantes en el ambiente como óxido de nitrógeno y dióxido de azufre, sustancias que se generan por el uso excesivo de combustibles fósiles.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente dicho fenómeno se origina cuando los contaminantes del aire se disuelven con la humedad del aire formando ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico, estos alteran la composición normal de las gotas de agua que forman las nubes.

También puedes leer | Cuando la contaminación acabó con miles de vidas

Aunado a esto, expertos en la materia indican que el nivel normal de PH de la lluvia es de 5.6, pero en el caso de la lluvia ácida este se puede localizar entre 4.2 y 4.4, situación que representa un riesgo.

Lo curioso de esta situación es que, el contacto de la lluvia ácida con la piel no tiene efectos dañinos. Lo verdaderamente peligroso son los gases que esa agua genera ya que pueden afectar nuestra salud. Por ejemplo, si la lluvia se presenta en un día soleado y se comienza a evaporar en las calles, podría causar malestares e incluso enfermedades respiratorias a quien la inhale.

Por otra parte, también es capaz de afectar la pintura de los automóviles y disolver los materiales de las edificaciones, esculturas, monumentos y otros elementos de la infraestructura urbana.

Los seres humanos somos los responsables de la lluvia ácida y paradójicamente también sufrimos sus efectos: puede causar irritación en los ojos y la piel, así como trastornos respiratorios. Cuando las personas respiran esos sulfatos, sus conductos aéreos se constriñen y el flujo de oxígeno a los pulmones disminuye.

Aunado a todo esto, el fenómeno también afecta la vida acuática, pues envenena los ríos y lagos así como todas las especies marinas que habitan en ellos.


Bajo la histórica situación de contingencia que se vive en diversas capitales del país, la lluvia podría ser el factor de limpieza más eficiente para el ambiente sin embargo, este fenómeno natural, puede ser más contraproducente de lo que pensamos.

Por si no lo viste | Altos índices de contaminación pueden causar irritación ocular, ardor y comezón: especialista

El fenómeno de la lluvia ácida se presenta cuando existe una gran cantidad de contaminantes en el ambiente como óxido de nitrógeno y dióxido de azufre, sustancias que se generan por el uso excesivo de combustibles fósiles.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente dicho fenómeno se origina cuando los contaminantes del aire se disuelven con la humedad del aire formando ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico, estos alteran la composición normal de las gotas de agua que forman las nubes.

También puedes leer | Cuando la contaminación acabó con miles de vidas

Aunado a esto, expertos en la materia indican que el nivel normal de PH de la lluvia es de 5.6, pero en el caso de la lluvia ácida este se puede localizar entre 4.2 y 4.4, situación que representa un riesgo.

Lo curioso de esta situación es que, el contacto de la lluvia ácida con la piel no tiene efectos dañinos. Lo verdaderamente peligroso son los gases que esa agua genera ya que pueden afectar nuestra salud. Por ejemplo, si la lluvia se presenta en un día soleado y se comienza a evaporar en las calles, podría causar malestares e incluso enfermedades respiratorias a quien la inhale.

Por otra parte, también es capaz de afectar la pintura de los automóviles y disolver los materiales de las edificaciones, esculturas, monumentos y otros elementos de la infraestructura urbana.

Los seres humanos somos los responsables de la lluvia ácida y paradójicamente también sufrimos sus efectos: puede causar irritación en los ojos y la piel, así como trastornos respiratorios. Cuando las personas respiran esos sulfatos, sus conductos aéreos se constriñen y el flujo de oxígeno a los pulmones disminuye.

Aunado a todo esto, el fenómeno también afecta la vida acuática, pues envenena los ríos y lagos así como todas las especies marinas que habitan en ellos.

Policiaca

(Video) Accidente en la zona centro de Toluca deja múltiples lesionados

Una unidad de transporte público chocó dos vehículos y derribó el portón de una casa

Policiaca

'El chofer gritó: ¡papá!'; así fue otra volcadura en la México-Toluca

Un hombre falleció y otro perdió un brazo en el accidente de una pipa

Local

Ayuntamiento de Amanalco y Telmex logran acuerdo para pago de deuda

Tenían una deuda heredada por administraciones pasadas de 20 millones de pesos; pero con los impuestos, recargos e intereses, aumentó a 50 millones

Sociedad

Sofocan al 100% incendio en ducto de Pemex, en Hidalgo

Protección Civil aseguró que este habría sido generado por una toma clandestina en el paraje El Rebombeo de Pemex

Política

Morena pretende sesionar de manera secreta para aprobar PEF 2020

El grupo parlamentario del PAN adelantó que rechazará asistir a esta sesión que Morena pretende realizar a escondidas

Sociedad

Militares acusados de corrupción, ausentes en Palacio

Pedro Almazán y Sigifredo Valencia son señalados por presuntamente cometer actos de corrupción

Finanzas

Pemex se queda corto en inversión

El gobierno federal no ha presentado la lista de los 20 campos que pretende desarrollar durante el año entrante

Mundo

Militarizan Colombia ante huelga nacional

El paro convocado para hoy ha generado gran expectación por la convulsión social que sacude a Ecuador, Chile y Bolivia

Finanzas

Alibaba tiene oferta histórica en Bolsa

La firma china impulsó al mercado de ese país, azotado por cinco meses de protestas sociales