/ sábado 18 de septiembre de 2021

Hombres, con mayor inclinación al  suicidio: experto

De acuerdo con el INEGI, del total de suicidios registrados en 2020, el 28.2% correspondieron a mujeres (mil 439) y el 81.7% a hombres (6 mil 449), mientras que en ocho casos no se especificó el sexo.


Hoy en día, hay preocupación por los jóvenes de entre 12 y 14 años, así como los de 16 y 18 años, pues estos grupos de edad registran mayor incidencia al suicidio, alertó el coordinador del Centro de Estudios y Servicios Psicológicos Integrales (CESPI) de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la UAEM, Alejandro Gutiérrez Cedeño.

De acuerdo con las estadísticas del Informe de Mortandad de INEGI, en México de las 7 mil 896 defunciones catalogadas como suicidio ocurridas el año pasado, 278 corresponden a menores de 15 años, de las cuales 156 fueron hombres y 122 mujeres.

La doctora Mónica Flores, directora de Enseñanza del Instituto Nacional de Psiquiatría “Dr. Ramón de la Fuente Muñiz”, señala que la depresión es una de las principales causas del suicidio, pues se estima que hasta un 95% de los pacientes que lo consumaron tenían este padecimiento.

Para la psicóloga clínica, Nasdia Carmiol del Valle, el suicidio es prevenible y debe ser abordado de manera integral.

Prevalencia en hombres

De acuerdo con el INEGI, del total de suicidios registrados en 2020, el 28.2% correspondieron a mujeres (mil 439) y el 81.7% a hombres (6 mil 449), mientras que en ocho casos no se especificó el sexo.

Al dictar la conferencia virtual “Prevención del suicidio, una tarea de todos y todas”, Carmiol del Valle también destacó que ésta es la cuarta causa de muerte entre jóvenes de 15 a 19 años, mientras que por cada hecho consumado se dan 20 intentos.

Además refirió que 46% de los suicidios son cometidos por personas en un rango de 30 a 59 años de edad, 34% por personas de 18 a 29 años, mientras que 10% por aquellas de 10 a 17 años y un 9% por adultos mayores de 60 años.

Respecto de las formas de suicidio en México, las estadísticas más actualizadas sobre mortandad indican que 6 mil 663 casos (84.4%) fueron a consecuencia de lesión por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, seguidas por otras con 15.6% (mil 233), como el uso de un vehículo o exposición al humo.

Asimismo por fuego o llantas, por sumersión y ahogamiento, por caída, contacto traumático con arma blanca, por envenenamiento por exposición a sustancias nocivas, por arma de fuego.

Más de 800 suicidios de jóvenes en Edomex

Tan sólo en 2020, el Estado de México registró 832 defunciones a causa del suicidio según datos del INEGI, de las cuáles 46 fueron en menores de entre 10 y 14 años (21 hombres y 25 mujeres) y 135 en jóvenes de entre 15 y 19 años (88 hombres y 47 mujeres).

El informe de Mortandad 2020 del INEGI indica que la entidad mexiquense se encuentra en la posición número 22 con una tasa de defunciones por suicidio de residencia habitual por cada cien mil habitantes de 4.9%, por debajo de la media nacional estimada en 6.2%.

Recientemente, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración del Gobierno de México, dio a conocer que la pandemia ha generado un impacto negativo entre niños, niñas y adolescentes, derivado del distanciamiento social a causa del confinamiento, la suspensión de clases presenciales y otros.

“Las condiciones de confinamiento, restricciones a movilidad y la suspensión de clases han generado graves afectaciones en las niñas y niños de nuestro país”, indicó en ese momento el funcionario federal durante la presentación del estudio “Impacto de la pandemia en niñas y niños” en la conferencia matutina del 19 de agosto.

Suicidio, causas y prevención

La doctora Mónica Flores define el suicidio como la intención de quitarse la vida, el cual puede o no consumarse.

Refiere que existen varios factores que en conjunto con la depresión o por separado pueden provocar que una persona intente quitarse la vida, entre estos, distintas enfermedades mentales como el trastorno bipolar.

Además del consumo de drogas o abstinencia, alguna situación de violencia y tener el soporte social disminuido, es decir, cuando una persona no tiene apoyo social o tiene un entorno familiar difícil, comentó.

“Las causas sí son la enfermedad mental que tenemos como tal que atender, así como los factores sociales y ambientales que podrían estar acompañando a esta enfermedad”, indicó la especialista.

Sostuvo que para poder prevenir el suicidio es necesario desestigmatizar los trastornos mentales, pues aún son considerados por algunas personas como una falta de carácter o de voluntad, como chantaje e ideas erróneas que impiden la intervención inmediata del personal de salud especializado.

Entre las señales de alarma que ayudan a prevenir que una persona atente contra su propia vida, destacan las manifestaciones expresas sobre el deseo de quitarse la vida, fijación sobre la vida y conductas como aislamiento familiar y social.

Atención tras intento de suicidio

La doctora Mónica Flores abundó en que si dentro del núcleo familiar ya se suscitó un intento de suicidio, es importante que la persona reciba atención profesional.

“Muchas veces se piensa en que ya lo intentó, no se murió y ya se le va a olvidar (la intención de suicidarse). Las personas que tienen un intento de suicidio, con frecuencia lo vuelven a intentar".

Recordó que una vez que se identifica el tipo de trastorno que padece una persona, si es considerado grave, es probable que le sea suministrada la medicación necesaria para contribuir en su mejora.

Alerta en rangos de 12 a 18

El coordinador del CESPI aseguró que en el caso de los niños y jóvenes es posible detectar si tienen alguna conducta suicida a través de sus redes sociales.

Comentó que en algunos casos, las personas suicidas manifiestan su intención de dejar de vivir a través de plataformas como Facebook, motivo por el cual los padres de familia o tutores deben poner especial atención.

“Muchas veces vemos mensajes en los que claramente nos indican que hay una preocupación emocional o psicológica, entonces ahí la invitación a toda la sociedad es a estar muy atenta en esos ‘gritos de auxilio en silencio’, que de pronto pudieran ser llamadas de alerta”, sostuvo Alejandro Gutiérrez.

Mencionó que, actualmente, se tiene una alta preocupación por los jóvenes de entre 12 y 14 años, así como los de 16 y 18 años, pues en estos grupos de edad se ha registrado mayor incidencia.

No obstante, agregó, también ha habido casos aislados de suicidio en menores de 12 años.

En este contexto, Gutiérrez Cedeño resaltó la importancia de que al abordar temas como el suicidio, las diferentes vías de comunicación no den a conocer explícitamente las formas para conseguirlo, pues las personas con tendencia suicida podrían considerarlo como una alternativa.

Tenemos especial preocupación por estos grupos, estamos muy preocupados en tratar de no publicitar las formas y las maneras de cómo se hace esto para que nadie lo tome como modelo, pensando en que es la mejor manera de quitarse la vida”.

Señales de alarma en menores

El catedrático de la Máxima Casa de Estudios mexiquense señaló que existen señales de alarma que los padres de familia o tutores deben vigilar muy de cerca, pues podrían reflejar la tendencia suicida de un hijo.

La desvinculación con el entorno social es el primer factor o señal de alarma.

El segundo, dijo, es cuando hay aislamiento total de cualquier actividad cotidiana, (deportivas, académicas, de entretenimiento, entre otras), así como las alteraciones en los hábitos alimenticios o de sueño.

“Sin duda lo más significativo son esas señales en mensajes, ya sea en redes sociales o plataformas. En su momento llegamos también a observar cartas ‘sin sentido’ porque no hay una secuencia lógica o el discurso no tiene un lineamiento constante o continuo, pero sin duda se deben considerar por mínimas que sean para prevenir una situación mayor”, aseveró el especialista en psicología.

Sobrevivir a un intento de suicidio

A sus 19 años, Carolina intentó quitarse la vida: “Yo me sentía sola, tenía muchos problemas en la escuela y la verdad es que sentía como que no pertenecía al lugar en el que yo estaba, en la escuela tenía muchos conflictos con los maestros, con los compañeros y muchas veces me costaba trabajo hasta levantarme, sentía una tristeza profunda porque las cosas no eran como yo quería”, sostuvo la sobreviviente a un intento de suicidio.

Con el pasar de los días, la tendencia suicida de Carolina fue en aumento y al abordar las unidades del transporte público llegó a considerar la idea de lanzarse por las puertas con la unidad en movimiento, sin embargo, “algo dentro de mí me hacía sostenerme muy fuerte de los tubos porque sabía que algo dentro de mí me iba a traicionar”, agregó la entrevistada.

Con los sentimientos de angustia y tristeza, también se manifestó la ausencia de comer, de convivir con su familia y de vivir.

Su desesperación llegó a tal punto que la joven intentó quitarse la vida en más de una ocasión, no obstante, tras recibir una invitación para vivir temporalmente en una casa hogar poco a poco comenzó a recuperar su amor por la vida.

En la casa hogar recibió terapias grupales e individuales, con las cuales podía compartir su sentir sin ser juzgada.

Con su paulatina recuperación, la joven logró retomar su vida y sus estudios; finalmente logró concluir su formación profesional en educación.

En la actualidad, a sus 34 años, Carolina continúa recibiendo terapias y consejos a través de juntas grupales de una agrupación de Neuróticos Anónimos, en Toluca, mismas que cataloga como su salvavidas, pues sin éstas es altamente probable que no hubiera sobrevivido.


Hoy en día, hay preocupación por los jóvenes de entre 12 y 14 años, así como los de 16 y 18 años, pues estos grupos de edad registran mayor incidencia al suicidio, alertó el coordinador del Centro de Estudios y Servicios Psicológicos Integrales (CESPI) de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la UAEM, Alejandro Gutiérrez Cedeño.

De acuerdo con las estadísticas del Informe de Mortandad de INEGI, en México de las 7 mil 896 defunciones catalogadas como suicidio ocurridas el año pasado, 278 corresponden a menores de 15 años, de las cuales 156 fueron hombres y 122 mujeres.

La doctora Mónica Flores, directora de Enseñanza del Instituto Nacional de Psiquiatría “Dr. Ramón de la Fuente Muñiz”, señala que la depresión es una de las principales causas del suicidio, pues se estima que hasta un 95% de los pacientes que lo consumaron tenían este padecimiento.

Para la psicóloga clínica, Nasdia Carmiol del Valle, el suicidio es prevenible y debe ser abordado de manera integral.

Prevalencia en hombres

De acuerdo con el INEGI, del total de suicidios registrados en 2020, el 28.2% correspondieron a mujeres (mil 439) y el 81.7% a hombres (6 mil 449), mientras que en ocho casos no se especificó el sexo.

Al dictar la conferencia virtual “Prevención del suicidio, una tarea de todos y todas”, Carmiol del Valle también destacó que ésta es la cuarta causa de muerte entre jóvenes de 15 a 19 años, mientras que por cada hecho consumado se dan 20 intentos.

Además refirió que 46% de los suicidios son cometidos por personas en un rango de 30 a 59 años de edad, 34% por personas de 18 a 29 años, mientras que 10% por aquellas de 10 a 17 años y un 9% por adultos mayores de 60 años.

Respecto de las formas de suicidio en México, las estadísticas más actualizadas sobre mortandad indican que 6 mil 663 casos (84.4%) fueron a consecuencia de lesión por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, seguidas por otras con 15.6% (mil 233), como el uso de un vehículo o exposición al humo.

Asimismo por fuego o llantas, por sumersión y ahogamiento, por caída, contacto traumático con arma blanca, por envenenamiento por exposición a sustancias nocivas, por arma de fuego.

Más de 800 suicidios de jóvenes en Edomex

Tan sólo en 2020, el Estado de México registró 832 defunciones a causa del suicidio según datos del INEGI, de las cuáles 46 fueron en menores de entre 10 y 14 años (21 hombres y 25 mujeres) y 135 en jóvenes de entre 15 y 19 años (88 hombres y 47 mujeres).

El informe de Mortandad 2020 del INEGI indica que la entidad mexiquense se encuentra en la posición número 22 con una tasa de defunciones por suicidio de residencia habitual por cada cien mil habitantes de 4.9%, por debajo de la media nacional estimada en 6.2%.

Recientemente, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración del Gobierno de México, dio a conocer que la pandemia ha generado un impacto negativo entre niños, niñas y adolescentes, derivado del distanciamiento social a causa del confinamiento, la suspensión de clases presenciales y otros.

“Las condiciones de confinamiento, restricciones a movilidad y la suspensión de clases han generado graves afectaciones en las niñas y niños de nuestro país”, indicó en ese momento el funcionario federal durante la presentación del estudio “Impacto de la pandemia en niñas y niños” en la conferencia matutina del 19 de agosto.

Suicidio, causas y prevención

La doctora Mónica Flores define el suicidio como la intención de quitarse la vida, el cual puede o no consumarse.

Refiere que existen varios factores que en conjunto con la depresión o por separado pueden provocar que una persona intente quitarse la vida, entre estos, distintas enfermedades mentales como el trastorno bipolar.

Además del consumo de drogas o abstinencia, alguna situación de violencia y tener el soporte social disminuido, es decir, cuando una persona no tiene apoyo social o tiene un entorno familiar difícil, comentó.

“Las causas sí son la enfermedad mental que tenemos como tal que atender, así como los factores sociales y ambientales que podrían estar acompañando a esta enfermedad”, indicó la especialista.

Sostuvo que para poder prevenir el suicidio es necesario desestigmatizar los trastornos mentales, pues aún son considerados por algunas personas como una falta de carácter o de voluntad, como chantaje e ideas erróneas que impiden la intervención inmediata del personal de salud especializado.

Entre las señales de alarma que ayudan a prevenir que una persona atente contra su propia vida, destacan las manifestaciones expresas sobre el deseo de quitarse la vida, fijación sobre la vida y conductas como aislamiento familiar y social.

Atención tras intento de suicidio

La doctora Mónica Flores abundó en que si dentro del núcleo familiar ya se suscitó un intento de suicidio, es importante que la persona reciba atención profesional.

“Muchas veces se piensa en que ya lo intentó, no se murió y ya se le va a olvidar (la intención de suicidarse). Las personas que tienen un intento de suicidio, con frecuencia lo vuelven a intentar".

Recordó que una vez que se identifica el tipo de trastorno que padece una persona, si es considerado grave, es probable que le sea suministrada la medicación necesaria para contribuir en su mejora.

Alerta en rangos de 12 a 18

El coordinador del CESPI aseguró que en el caso de los niños y jóvenes es posible detectar si tienen alguna conducta suicida a través de sus redes sociales.

Comentó que en algunos casos, las personas suicidas manifiestan su intención de dejar de vivir a través de plataformas como Facebook, motivo por el cual los padres de familia o tutores deben poner especial atención.

“Muchas veces vemos mensajes en los que claramente nos indican que hay una preocupación emocional o psicológica, entonces ahí la invitación a toda la sociedad es a estar muy atenta en esos ‘gritos de auxilio en silencio’, que de pronto pudieran ser llamadas de alerta”, sostuvo Alejandro Gutiérrez.

Mencionó que, actualmente, se tiene una alta preocupación por los jóvenes de entre 12 y 14 años, así como los de 16 y 18 años, pues en estos grupos de edad se ha registrado mayor incidencia.

No obstante, agregó, también ha habido casos aislados de suicidio en menores de 12 años.

En este contexto, Gutiérrez Cedeño resaltó la importancia de que al abordar temas como el suicidio, las diferentes vías de comunicación no den a conocer explícitamente las formas para conseguirlo, pues las personas con tendencia suicida podrían considerarlo como una alternativa.

Tenemos especial preocupación por estos grupos, estamos muy preocupados en tratar de no publicitar las formas y las maneras de cómo se hace esto para que nadie lo tome como modelo, pensando en que es la mejor manera de quitarse la vida”.

Señales de alarma en menores

El catedrático de la Máxima Casa de Estudios mexiquense señaló que existen señales de alarma que los padres de familia o tutores deben vigilar muy de cerca, pues podrían reflejar la tendencia suicida de un hijo.

La desvinculación con el entorno social es el primer factor o señal de alarma.

El segundo, dijo, es cuando hay aislamiento total de cualquier actividad cotidiana, (deportivas, académicas, de entretenimiento, entre otras), así como las alteraciones en los hábitos alimenticios o de sueño.

“Sin duda lo más significativo son esas señales en mensajes, ya sea en redes sociales o plataformas. En su momento llegamos también a observar cartas ‘sin sentido’ porque no hay una secuencia lógica o el discurso no tiene un lineamiento constante o continuo, pero sin duda se deben considerar por mínimas que sean para prevenir una situación mayor”, aseveró el especialista en psicología.

Sobrevivir a un intento de suicidio

A sus 19 años, Carolina intentó quitarse la vida: “Yo me sentía sola, tenía muchos problemas en la escuela y la verdad es que sentía como que no pertenecía al lugar en el que yo estaba, en la escuela tenía muchos conflictos con los maestros, con los compañeros y muchas veces me costaba trabajo hasta levantarme, sentía una tristeza profunda porque las cosas no eran como yo quería”, sostuvo la sobreviviente a un intento de suicidio.

Con el pasar de los días, la tendencia suicida de Carolina fue en aumento y al abordar las unidades del transporte público llegó a considerar la idea de lanzarse por las puertas con la unidad en movimiento, sin embargo, “algo dentro de mí me hacía sostenerme muy fuerte de los tubos porque sabía que algo dentro de mí me iba a traicionar”, agregó la entrevistada.

Con los sentimientos de angustia y tristeza, también se manifestó la ausencia de comer, de convivir con su familia y de vivir.

Su desesperación llegó a tal punto que la joven intentó quitarse la vida en más de una ocasión, no obstante, tras recibir una invitación para vivir temporalmente en una casa hogar poco a poco comenzó a recuperar su amor por la vida.

En la casa hogar recibió terapias grupales e individuales, con las cuales podía compartir su sentir sin ser juzgada.

Con su paulatina recuperación, la joven logró retomar su vida y sus estudios; finalmente logró concluir su formación profesional en educación.

En la actualidad, a sus 34 años, Carolina continúa recibiendo terapias y consejos a través de juntas grupales de una agrupación de Neuróticos Anónimos, en Toluca, mismas que cataloga como su salvavidas, pues sin éstas es altamente probable que no hubiera sobrevivido.

Policiaca

Cuatro mujeres pierden la vida durante una riña en una comunidad de Ixtlahuaca

Presuntamente un hombre las habría arrollado con su camioneta dejando a otras personas lesionadas; pobladores impiden el paso a peritos

Local

#Galería | Pasean por la agricultura en Santa Ana Tlapaltitlán

Recorren calles con yuntas, bicis, camionetas, tractores y hasta motos, con imágenes de San Isidro Labrador

Policiaca

Detienen a tres; los relacionan con homicidio de funcionario y otra persona en Toluca

Los sospechosos viajaban en auto con reporte de robo y trasladaban supuesta droga al momento de su detención

Deportes

Mexiquenses ganan el oro en Copa Mundial de Pentatlón en Bulgaria

Tamara Vega y Emiliano Hernández lograron objetivos en la prueba de relevos mixtos

Tecnología

¿Cómo activar la lupa en los smartphones para una mejor visualización?

Tanto los dispositivos con Android e iOS poseen esta herramienta que puede ser muy útil

Local

Aumentaron precios de materiales como acero y varilla en un 150%

Las obras se encarecieron en un 80% por la pandemia, la inflación y la guerra

Local

Rutas del Sur: caminos acechados por la inseguridad

Recientemente diferentes fuerzas de seguridad, incluido el ejército, aplicó un operativo de refuerzo en la zona sur tras las agresiones en Sultepec ocurridas a inicios de mayo

Doble Vía

Las momias de Toluca: la misteriosa historia detrás de ellas

No se sabe con exactitud de dónde vienen ni cómo murieron; solo que la tragedia las ha acompañado por siglos