/ miércoles 7 de febrero de 2024

¿Cómo es el plan para recuperar los humedales del valle de Toluca?

El Gobierno del Estado de México informó sobre un plan para recuperar estos cuerpos de agua ante a escases de agua en la región

El cambio climático, las altas temperaturas y la deforestación de los bosques son las principales causantes de la crisis hídrica que se vive a nivel mundial.

En el Estado de México este problema alcanzó niveles preocupantes en el abastecimiento de agua potable para las grandes ciudades de la entidad, como Toluca.

Ante este panorama, el Gobierno del Estado de México dio a conocer el "Plan de Recuperación de Humedales", el cual tiene como objetivo atender la escasez de agua mediante la restauración, regeneración y renaturalización de los humedales en el valle de Toluca.

Dicho plan consiste en un proyecto de reciclaje y regeneración de aguas residuales tratadas, las cuáles serán descargadas en ríos o un cuerpos de agua similares, conocido como humedales o amortiguadores ambientales, para que sean agua potabilizable.

"Estamos haciendo una reconfiguración de esos planes de tratamiento para generar agua de calidad que cumpla con las normas, utilizando la tecnología".


"Se tiene que hacer una renaturalización del cuerpo de agua y eso nos va a permitir una extensión de biodiversidad, pasando de un espacio ornamental, a un espacio de producción de biodiversidad y captura de carbono", explicó Laurent Herbiet, asesor para proyectos estratégicos del Secretario del Agua de la entidad, Pedro Moctezuma.

Es decir, el proyecto pretende verter las aguas residuales tratadas en los humedales del valle de Toluca como en el Parque Sierra Morelos y Alameda 2000 en Toluca, el Parque Ambiental Bicentenario, en Metepec, y Lago Zamarrero, en Zinacantepec.

Para que después de estar un tiempo en el contacto natural, se mande a potabilizar y se garanticé el abastecimiento del vital líquido a la población de esta región de la entidad.

"Se va a iniciar con el proyecto que se anunció en los municipios de Zinacantepec, Toluca y Metepec, para atender de manera demostrativa la recuperación del plan de tratamiento que se estaba construyendo", refirió el especialista en temas hídricos entrevistado.

Potabilizar el agua renovable


Aunque las normas mexicanas ambientales y de sanidad no permiten que se potabilice directamente el agua de una planta tratadora residual, dicho proyecto permite lo contrario.

Es decir, que el agua residual tratada sea utilizada, siempre y cuando, se vierta a un cuerpo de agua, un buffer ambiental, un río, para convertirse en agua segura y renovable.

"Se pretende hacer una limpieza y un pulimento del agua tratada, para que el agua entre en contacto con la naturaleza, con el sol y las bacterias benéficas de un cuerpo natural, y con esto se convierta en un agua comercial potable", precisó.

Con lo que se priorizará potabilizar el agua renovable, a través del reciclaje de las aguas residuales y se obtendrá un beneficio ambiental al no seguir extrayendo agua de los acuíferos sobreexplotados.


¿Cuánto costará?


Laurent Herbiet explicó que este Plan forma parte de un proyecto de largo plazo, y en su primera etapa, consistirá en verter las aguas residuales del valle de Toluca al interior de la presa de Villa Victoria y demás humedales de la zona.

Este durará aproximadamente dos años, y tiene un costo estimado inicial de 7 mil millones de pesos, los cuáles se invertirán en rehabilitar las plantas de tratamiento de Toluca.

En específico, de las tres existentes: Reciclagua, Toluca Oriente y Toluca Norte, y en la construcción de una nueva planta para tratar el agua del río Tejalpa.


Beneficio ambiental

El sistema de humedales del valle de Toluca descarga en la presa Ignacio Ramirez, sin embargo, la mayoría del agua reciclada se irá a la presa de Villa Victoria, la cuál alimenta la planta potabilizadora de Los Berros, en el municipio de Villa de Allende, y que a su vez forma parte del Sistema Cutzamala.

Por lo que, el proyecto de humedales contribuirá a que se dejen de sobreexplotar a los cuerpos de agua que utiliza Cutzamala, garantizando seis metros cúbicos de agua reciclada para el valle de Toluca.

"El sistema que hemos platicado, cuando logremos que los 6 metros cúbicos por segundo se registren, va a garantizar que la presa de Valle de Bravo, El Bosque, Colorines, recuperen su volumen máximo rápidamente, porque le dejaremos de quitar el agua", enfatizó.

"El objetivo o la meta que quisiéramos proponernos los siguientes seis años es que logremos un promedio de 15 metros cúbicos de agua regenerada en estiaje en ambas cuencas del valle de México y Toluca, y hasta 25 o 26 metros cúbicos en temporada de lluvias", reiteró.


Impacto en el uso del agua

Este proyecto se aplica en el valle de México, con la descarga de aguas residuales que va hacia el Norte, en el río Tula, y se aplicará en el valle de Toluca, que descarga en el río Lerma, garantizando una economía circular del agua.

Con respecto a los campos agrícolas de la región, el proyecto de los humedales es armónico, pues también garantizará agua mejor empleada y más segura para las cosechas mexiquenses.

"Estos proyectos tienen que tener una buena coordinación con el campo, para que se tecnifique el riego y no dejen de producir, que produzcan más y mejor pero con menos agua", reiteró Laurent Herbiet.

Lo que significa un ahorro de agua para los mantos acuíferos, para que no estén sobreexplotados, y se regarán los campos cuya producción será segura, al no existir el riesgo de que utilicen el agua de los amortiguadores ambientales con aguas negras directamente vertidas.

"Es un ciclo virtuoso que va de la mano del reuso y regeneración del agua y la tecnificación del campo", reiteró.


Otros proyectos similares


Este proyecto se aplicó también en otras partes del mundo, como en Dallas, Estados Unidos, donde tratan sus aguas para que luego las descarguen en un río, y estás sean potabilizadas.

Y también se ha empleado en México, como el Proyecto Integral del Lago Tláhuac-Xico, el cuál es un proyecto que busca generar mil litros por segunda de agua regenerada de las zonas de Tláhuac y de Valle de Chalco, para abastecer a la zona sur-oriente de la Ciudad de México y de la entidad mexiquense.

También se planea un proyecto similar en la Laguna de la Piedad, beneficiando a la zona de Cuautitlán Izcalli con agua potable para la zona norponiente de la Ciudad de México y aledañas a la entidad.

El cambio climático, las altas temperaturas y la deforestación de los bosques son las principales causantes de la crisis hídrica que se vive a nivel mundial.

En el Estado de México este problema alcanzó niveles preocupantes en el abastecimiento de agua potable para las grandes ciudades de la entidad, como Toluca.

Ante este panorama, el Gobierno del Estado de México dio a conocer el "Plan de Recuperación de Humedales", el cual tiene como objetivo atender la escasez de agua mediante la restauración, regeneración y renaturalización de los humedales en el valle de Toluca.

Dicho plan consiste en un proyecto de reciclaje y regeneración de aguas residuales tratadas, las cuáles serán descargadas en ríos o un cuerpos de agua similares, conocido como humedales o amortiguadores ambientales, para que sean agua potabilizable.

"Estamos haciendo una reconfiguración de esos planes de tratamiento para generar agua de calidad que cumpla con las normas, utilizando la tecnología".


"Se tiene que hacer una renaturalización del cuerpo de agua y eso nos va a permitir una extensión de biodiversidad, pasando de un espacio ornamental, a un espacio de producción de biodiversidad y captura de carbono", explicó Laurent Herbiet, asesor para proyectos estratégicos del Secretario del Agua de la entidad, Pedro Moctezuma.

Es decir, el proyecto pretende verter las aguas residuales tratadas en los humedales del valle de Toluca como en el Parque Sierra Morelos y Alameda 2000 en Toluca, el Parque Ambiental Bicentenario, en Metepec, y Lago Zamarrero, en Zinacantepec.

Para que después de estar un tiempo en el contacto natural, se mande a potabilizar y se garanticé el abastecimiento del vital líquido a la población de esta región de la entidad.

"Se va a iniciar con el proyecto que se anunció en los municipios de Zinacantepec, Toluca y Metepec, para atender de manera demostrativa la recuperación del plan de tratamiento que se estaba construyendo", refirió el especialista en temas hídricos entrevistado.

Potabilizar el agua renovable


Aunque las normas mexicanas ambientales y de sanidad no permiten que se potabilice directamente el agua de una planta tratadora residual, dicho proyecto permite lo contrario.

Es decir, que el agua residual tratada sea utilizada, siempre y cuando, se vierta a un cuerpo de agua, un buffer ambiental, un río, para convertirse en agua segura y renovable.

"Se pretende hacer una limpieza y un pulimento del agua tratada, para que el agua entre en contacto con la naturaleza, con el sol y las bacterias benéficas de un cuerpo natural, y con esto se convierta en un agua comercial potable", precisó.

Con lo que se priorizará potabilizar el agua renovable, a través del reciclaje de las aguas residuales y se obtendrá un beneficio ambiental al no seguir extrayendo agua de los acuíferos sobreexplotados.


¿Cuánto costará?


Laurent Herbiet explicó que este Plan forma parte de un proyecto de largo plazo, y en su primera etapa, consistirá en verter las aguas residuales del valle de Toluca al interior de la presa de Villa Victoria y demás humedales de la zona.

Este durará aproximadamente dos años, y tiene un costo estimado inicial de 7 mil millones de pesos, los cuáles se invertirán en rehabilitar las plantas de tratamiento de Toluca.

En específico, de las tres existentes: Reciclagua, Toluca Oriente y Toluca Norte, y en la construcción de una nueva planta para tratar el agua del río Tejalpa.


Beneficio ambiental

El sistema de humedales del valle de Toluca descarga en la presa Ignacio Ramirez, sin embargo, la mayoría del agua reciclada se irá a la presa de Villa Victoria, la cuál alimenta la planta potabilizadora de Los Berros, en el municipio de Villa de Allende, y que a su vez forma parte del Sistema Cutzamala.

Por lo que, el proyecto de humedales contribuirá a que se dejen de sobreexplotar a los cuerpos de agua que utiliza Cutzamala, garantizando seis metros cúbicos de agua reciclada para el valle de Toluca.

"El sistema que hemos platicado, cuando logremos que los 6 metros cúbicos por segundo se registren, va a garantizar que la presa de Valle de Bravo, El Bosque, Colorines, recuperen su volumen máximo rápidamente, porque le dejaremos de quitar el agua", enfatizó.

"El objetivo o la meta que quisiéramos proponernos los siguientes seis años es que logremos un promedio de 15 metros cúbicos de agua regenerada en estiaje en ambas cuencas del valle de México y Toluca, y hasta 25 o 26 metros cúbicos en temporada de lluvias", reiteró.


Impacto en el uso del agua

Este proyecto se aplica en el valle de México, con la descarga de aguas residuales que va hacia el Norte, en el río Tula, y se aplicará en el valle de Toluca, que descarga en el río Lerma, garantizando una economía circular del agua.

Con respecto a los campos agrícolas de la región, el proyecto de los humedales es armónico, pues también garantizará agua mejor empleada y más segura para las cosechas mexiquenses.

"Estos proyectos tienen que tener una buena coordinación con el campo, para que se tecnifique el riego y no dejen de producir, que produzcan más y mejor pero con menos agua", reiteró Laurent Herbiet.

Lo que significa un ahorro de agua para los mantos acuíferos, para que no estén sobreexplotados, y se regarán los campos cuya producción será segura, al no existir el riesgo de que utilicen el agua de los amortiguadores ambientales con aguas negras directamente vertidas.

"Es un ciclo virtuoso que va de la mano del reuso y regeneración del agua y la tecnificación del campo", reiteró.


Otros proyectos similares


Este proyecto se aplicó también en otras partes del mundo, como en Dallas, Estados Unidos, donde tratan sus aguas para que luego las descarguen en un río, y estás sean potabilizadas.

Y también se ha empleado en México, como el Proyecto Integral del Lago Tláhuac-Xico, el cuál es un proyecto que busca generar mil litros por segunda de agua regenerada de las zonas de Tláhuac y de Valle de Chalco, para abastecer a la zona sur-oriente de la Ciudad de México y de la entidad mexiquense.

También se planea un proyecto similar en la Laguna de la Piedad, beneficiando a la zona de Cuautitlán Izcalli con agua potable para la zona norponiente de la Ciudad de México y aledañas a la entidad.

Local

Madrugan y desafían el clima por un boleto para el Palenque de Metepec

Julión Álvarez y Alfredito Olivas son de las presentaciones con más demanda, el boleto de mayor costo esta en $4,500

Policiaca

Vinculan a proceso al presunto responsable de la muerte de una joven en Xonacatlán

Los hechos ocurrieron en un hotel de esta localidad donde el supuesto responsable habría disparado contra la víctima de 23 años, señala la Fiscalía del Edomex

Local

Pese a operativos, ambulantes prevalecen en la zona de la Terminal y el Mercado Juárez

Locatarios reconocen afectaciones y denuncian aumento de carteristas

Local

13 legisladores locales buscarán una reelección o una alcaldía

A dicha lista se le sumarían otros once que van por cargos federales aunque no todos solicitaron licencia debido a que la ley no los obliga

Local

Sur del Edoméx tendrá temperaturas de hasta 35 grados Celsius

Zonas altas registrarán temperaturas de 5 a 0 grados Celsius por las noches y madrugadas