/ viernes 24 de noviembre de 2023

Demolición de construcción deja inhabitable vivienda en Neza

Para las personas afectadas, esta situación ha sido un “verdadero calvario” debido a que nadie les ha hecho caso y lo único que saben es que se trata de una “mega obra”

La demolición de una construcción por parte de una empresa privada en Nezahualcóyotl causó estragos en la vivienda de una familia que vivia en la calle 34 de la colonia Campestre Guadalupana, lo anterior debido a que su inmueble quedó prácticamente inhabitable y representa un riesgo latente, ya que también habitan tres menores de edad.

En entrevista, una de las personas afectadas, Karina “N” lamentó la falta de respuesta por parte de las autoridades municipales, así como el acoso del que ha sido objeto su familia en los últimos días por parte de supuestos “policías de investigación”, quienes incluso les han exigido ingresar a su vivienda porque pretenden “armar un expediente”, cuando no son la instancia para ello.

“Todo el día y a toda hora tenemos la vibración de la construcción, y mis sobrinos padecen el ruido y el riesgo de que la casa se caiga, además de que mi mamá tiene diabetes. Esto es inhumano y queremos una respuesta a la brevedad, porque no podemos seguir esperando”, manifestó.

La persona afectada indicó que desde octubre su vivienda se encuentra partida a la mitad, por lo que ya no es habitable como se los han comentado especialistas, y todo porque se pretende construir una gasolinera “al parecer de alguien muy influyente”.

Para las personas afectadas, esta situación ha sido un “verdadero calvario”, porque nadie les ha hecho caso aunque hay otros vecinos afectados, y lo único que saben es que se trata de una “mega obra”.

Derivado de lo anterior, ingresaron un amparo ante el Tribunal Superior de la Federación, el pasado martes 21 de noviembre, sin que hasta el momento hayan recibido respuesta.

También pidió tomar en consideración que no se aplicaron los protocolos de Protección Civil adecuados para llevar a cabo la demolición correspondiente, motivo por el cual se acercaron inicialmente a la Dirección de Desarrollo Urbano del municipio para exigir una explicación, pero tampoco obtuvieron una respuesta adecuada, motivo por el cual recurrieron al Ministerio Público para levantar la denuncia correspondiente.

“Hemos ido a Desarrollo Urbano del gobierno municipal y al Ministerio Público, así como a diferentes instancias que se encuentran involucradas con la regulación de la obra, pero hasta ahora nada, a pesar de que nuestra casa prácticamente se está cayendo. Tenemos todo el expediente, incluso del amparo y hoy metimos un escrito dirigido al presidente municipal, para que nos aclare que se piensa construir en esa zona, pero sabemos que será una gasolinera”, señaló.

La demolición de una construcción por parte de una empresa privada en Nezahualcóyotl causó estragos en la vivienda de una familia que vivia en la calle 34 de la colonia Campestre Guadalupana, lo anterior debido a que su inmueble quedó prácticamente inhabitable y representa un riesgo latente, ya que también habitan tres menores de edad.

En entrevista, una de las personas afectadas, Karina “N” lamentó la falta de respuesta por parte de las autoridades municipales, así como el acoso del que ha sido objeto su familia en los últimos días por parte de supuestos “policías de investigación”, quienes incluso les han exigido ingresar a su vivienda porque pretenden “armar un expediente”, cuando no son la instancia para ello.

“Todo el día y a toda hora tenemos la vibración de la construcción, y mis sobrinos padecen el ruido y el riesgo de que la casa se caiga, además de que mi mamá tiene diabetes. Esto es inhumano y queremos una respuesta a la brevedad, porque no podemos seguir esperando”, manifestó.

La persona afectada indicó que desde octubre su vivienda se encuentra partida a la mitad, por lo que ya no es habitable como se los han comentado especialistas, y todo porque se pretende construir una gasolinera “al parecer de alguien muy influyente”.

Para las personas afectadas, esta situación ha sido un “verdadero calvario”, porque nadie les ha hecho caso aunque hay otros vecinos afectados, y lo único que saben es que se trata de una “mega obra”.

Derivado de lo anterior, ingresaron un amparo ante el Tribunal Superior de la Federación, el pasado martes 21 de noviembre, sin que hasta el momento hayan recibido respuesta.

También pidió tomar en consideración que no se aplicaron los protocolos de Protección Civil adecuados para llevar a cabo la demolición correspondiente, motivo por el cual se acercaron inicialmente a la Dirección de Desarrollo Urbano del municipio para exigir una explicación, pero tampoco obtuvieron una respuesta adecuada, motivo por el cual recurrieron al Ministerio Público para levantar la denuncia correspondiente.

“Hemos ido a Desarrollo Urbano del gobierno municipal y al Ministerio Público, así como a diferentes instancias que se encuentran involucradas con la regulación de la obra, pero hasta ahora nada, a pesar de que nuestra casa prácticamente se está cayendo. Tenemos todo el expediente, incluso del amparo y hoy metimos un escrito dirigido al presidente municipal, para que nos aclare que se piensa construir en esa zona, pero sabemos que será una gasolinera”, señaló.

Local

Renuncia candidata a alcaldía de Santo Tomás por motivos personales

Teresa Reyes Loza denuncia falta de garantías, aunque recibió protección de las autoridades

Local

Comerciantes informales de Rayón piden ser reubicados; buscan dialogar con el Ayuntamiento

Este miércoles se reforzó seguridad por instalación de un puesto y vendores fijos solicitan resolución

Local

Lluvia y granizo "refrescan" el clima en Toluca

Tras el intenso calor de la mañana y parte de la tarde, la lluvia se presentó en la capital del Edomex y municipios aledaños

Policiaca

Camión intenta ganarle el paso al tren en Tlalnepantla; hay 9 lesionados

Este accidente se registró casi a la entrada de la cabecera municipal

Policiaca

Accidente en la carretera México-Veracruz; una persona murió calcinada

Tres vehículos de carga estuvieron involucrados en el percance que habría sido provocado por el exceso de velocidad.

Local

Bloquean otra vez la avenida Adolfo López Mateos para exigir agua potable

También tomaron los pozos número 2 de  Ejidos de Tulpetlac y el de Río de Luz e impidieron que pipas particulares y de Sapase cargaran agua