/ jueves 16 de mayo de 2024

¿El ISSEMyM está a punto de colapsar?

Un ex líder sindical advierte que la situación del instituto se ha convertido en “una bola de de nieve insostenible”

La atención médica cada vez más inalcanzable, una mala dotación de medicamentos y los adeudos de municipios, son algunas de las problemáticas que hoy ponen al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) al borde del colapso, advierte un ex líder sindical del Suteym.

Esta institución que nació fuerte en los años 40, poco a poco se ha ido debilitando y ha arrastrado muchas “enfermedades” que hoy lo ponen en un grave riesgo, pero sobre todo lo convierten en un sistema de seguridad inviable.

Según un informe, declaró el ex líder sindical, en el año de 1984 apenas eran 3 mil los pensionados y hoy casi llega a un universo de 76 mil personas que reciben una pensión, sin contar a unas 7 mil jubilados que se encuentran a la espera de recibir su primer pensión y que no es de menos de 300 mil pesos.

El líder sindical del Suteym considera que esta problemática se convirtió en una “bola de nieve” que hoy es insostenible; por tanto existe una fila enorme de personas que esperan el pago de su pensión, pues simplemente no hay dinero.

Hoy cada pensionado aporta para el ISSEMyM el 6 por ciento de su pago y quienes recurrieron a un amparo, lograron no pagar el 6 por ciento sino sólo el 4.5 por ciento, recursos que no son nada para poder cubrir el pago de las pensiones y más aún los gastos de un servicio médico de calidad.

A esto le sumas, añadió, que con la desaparición del Seguro Popular mucha población se “cobijo” del instituto para recibir solicitar servicios médicos, de ahí que ante la demanda exista problemas no sólo para otorgar consultas a la población incluyendo estudios, sino también dotar de medicamentos.

También, declaró, es evidente que existe un adeudo importante por parte de los municipios y diversos organismos descentralizados, que aunque se les han otorgado plazos accesibles de pago, no se han cubierto en su totalidad.

Al ser cuestionado sobre el tema de los expedientes de la población derechohabientes que desde hace años se acumularon en el archivo del ISSEMyM, dio a conocer que actualmente existe una empresa que se está encargando de digitalizar lo que queda de este archivo, toda vez que a todas luces hubo una desaparición de expedientes.

Las tareas de digitalización, mencionó el ex líder sindical, se están llevando a cabo en lo que era la ex tienda del ISSEMyM, ubicada en la calle de Gómez Farias en la colonia Morelos.

A ocho meses de renovar la gubernatura del Estado y por lo menos dos legislaturas, lo único que se ha hecho es “patear el bote”, pues se han recrudecido las problemáticas que presenta este instituto y si bien algunas se han reconocido, no se hace nada.

De hecho, indicó, el presupuesto otorgado a este instituto, aún cuando se ha incrementado, realmente se convierte en “una aspirina” que no resuelve el problema, ya que tan sólo el ISSEMyM cuenta con una plantilla de 12 mil trabajadores y la gran mayoría de este recurso se va en el pago de la nómina.

De manera general, refirió que ninguna autoridad ha dado a conocer cifras reales de la situación que enfrenta el instituto, de ahí que los problemas que se saben no pueden medirse y ser tratados con la “medicina” correcta.

Por ende, no dudo en considerar que es necesario el apoyo del gobierno federal, pues de lo contrario tarde o temprano, el ISSEMyM va a “explotar”, pues literalmente es una bomba de tiempo.

La atención médica cada vez más inalcanzable, una mala dotación de medicamentos y los adeudos de municipios, son algunas de las problemáticas que hoy ponen al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) al borde del colapso, advierte un ex líder sindical del Suteym.

Esta institución que nació fuerte en los años 40, poco a poco se ha ido debilitando y ha arrastrado muchas “enfermedades” que hoy lo ponen en un grave riesgo, pero sobre todo lo convierten en un sistema de seguridad inviable.

Según un informe, declaró el ex líder sindical, en el año de 1984 apenas eran 3 mil los pensionados y hoy casi llega a un universo de 76 mil personas que reciben una pensión, sin contar a unas 7 mil jubilados que se encuentran a la espera de recibir su primer pensión y que no es de menos de 300 mil pesos.

El líder sindical del Suteym considera que esta problemática se convirtió en una “bola de nieve” que hoy es insostenible; por tanto existe una fila enorme de personas que esperan el pago de su pensión, pues simplemente no hay dinero.

Hoy cada pensionado aporta para el ISSEMyM el 6 por ciento de su pago y quienes recurrieron a un amparo, lograron no pagar el 6 por ciento sino sólo el 4.5 por ciento, recursos que no son nada para poder cubrir el pago de las pensiones y más aún los gastos de un servicio médico de calidad.

A esto le sumas, añadió, que con la desaparición del Seguro Popular mucha población se “cobijo” del instituto para recibir solicitar servicios médicos, de ahí que ante la demanda exista problemas no sólo para otorgar consultas a la población incluyendo estudios, sino también dotar de medicamentos.

También, declaró, es evidente que existe un adeudo importante por parte de los municipios y diversos organismos descentralizados, que aunque se les han otorgado plazos accesibles de pago, no se han cubierto en su totalidad.

Al ser cuestionado sobre el tema de los expedientes de la población derechohabientes que desde hace años se acumularon en el archivo del ISSEMyM, dio a conocer que actualmente existe una empresa que se está encargando de digitalizar lo que queda de este archivo, toda vez que a todas luces hubo una desaparición de expedientes.

Las tareas de digitalización, mencionó el ex líder sindical, se están llevando a cabo en lo que era la ex tienda del ISSEMyM, ubicada en la calle de Gómez Farias en la colonia Morelos.

A ocho meses de renovar la gubernatura del Estado y por lo menos dos legislaturas, lo único que se ha hecho es “patear el bote”, pues se han recrudecido las problemáticas que presenta este instituto y si bien algunas se han reconocido, no se hace nada.

De hecho, indicó, el presupuesto otorgado a este instituto, aún cuando se ha incrementado, realmente se convierte en “una aspirina” que no resuelve el problema, ya que tan sólo el ISSEMyM cuenta con una plantilla de 12 mil trabajadores y la gran mayoría de este recurso se va en el pago de la nómina.

De manera general, refirió que ninguna autoridad ha dado a conocer cifras reales de la situación que enfrenta el instituto, de ahí que los problemas que se saben no pueden medirse y ser tratados con la “medicina” correcta.

Por ende, no dudo en considerar que es necesario el apoyo del gobierno federal, pues de lo contrario tarde o temprano, el ISSEMyM va a “explotar”, pues literalmente es una bomba de tiempo.

Local

Atención conductores: pavimentarán la autopista México-Querétaro; consulta días y horarios

Asimismo, se exhorta a la población a manejar con cuidado y respetar las indicaciones del personal de tránsito municipal

Local

Prevén una semana lluviosa para el Estado de México

El Servicio Meteorológico Nacional señaló que se podrían registrar deslaves en ríos y arroyos así como encharcamientos e inundaciones en zonas bajas por lo que pidió a la población extremar precauciones

Local

Gobierno del Estado de México pospone audiencia ciudadana 

Integrantes del Gobierno mexiquense señalan que les acaban de avisar que esta semana no habrá audiencia

Local

¿Tienes plásticos u otros materiales reciclables y no sabes dónde llevarlos?

En Toluca existen 15 Ecocentros donde se reciben pet, plástico duro, botellas y envases de vidrio, papel, cartón, periódico, aluminio, metal, unicel, bolsa plástica, tetra pak, empaque flexible, aceite comestible usado, electrónicos y electrodomésticos

Local

Tormenta deja afectaciones en Tenancingo

La lluvia provocó escurrimientos en el río la Ciénega; además de anegaciones y derrumbes en la carretera Tenancingo-Toluca

Policiaca

Asesinan a un hombre en zona sur de Toluca

Vecinos de la colonia Héroes de Cinco de Mayo aseguran que este lugar "nunca ha sido seguro", pues ni la policía entra a dar rondines