/ sábado 23 de septiembre de 2023

El tianguis de la Ocho Cedros, una tradición familiar que perdura a pesar del tiempo

Cada sábado llegan cientos de familias a este lugar en donde, además de hacer su mandado, también aprovechan el momento para comer una pancita, unos tacos o unas papas caseras

Al tianguis de la Ocho Cedros se adentra por la esquina de Eduardo Hernández Cházaro y Lago Tanganica, donde abren mercado los puestos de chorizo, elotes, los puestos ambulantes de jarcería y los polleros. El tianguis de vuelve un pasillo estrecho al que le sobran las opciones para surtir la canasta familiar: cebolla, jitomate, limón, papas, chiles serranos y de guajillo manzanos.

Cada semana una cuadra de puestos son el corazón de la colonia Ocho Cedros y allí llegan las familias a almorzar una pancita, o tacos placeros de chicharrón y queso. Un cóctel de marisco y de botana una bolsa de papas fritas de las que vende la familia García.

"Aquí estamos cada ocho días, a veces vamos a otros mercados y ya tenemos veinte años haciendo papas", pero coloca don Héctor González.

Su puesto de papas está en una esquina donde enciende su cazo y al lado instalan unas tarimas con las bolsas de 25 y 30 pesos. Copeteadas, como le gustan a sus clientes y de pilón unas rajas de salchichas.

"Hay le va joven, van de pilón unas salchichas", dice doña Rosa mientras despacha.

Y en su puesto mientras está sentando, don Héctor llega a pelar hasta 200 kilos de papa, de la más buena y grande que se cultiva en los campos de Sinaloa.

Casi frente al puesto de los García, está José y su abuelita despachando jitomate, aguacate, chiles, cebollas y acelgas. Todo a buen precio, o al menos, mejor que en las tiendas comerciales.

"Venimos desde Almoloya de Alquisiras, de allá salimos en la madrugada, porque el puesto ya debe estar instalado a las siete de la mañana", explica el joven comerciante de tianguis.

Y José es toda astucia para atraer a sus clientes, sin importar que el limón esté caro, él vende.

Según la temporada es lo que vendemos, a veces los precios están más altos y a veces muy bajos.

En el pasillo estrecho del tianguis de la Ocho Cedros lo que más cabe son los puestos de fruta y verdura. Los de ajos, los que pelan nopales al ritmo en que pasa la gente.

En un sentido del callejón están los que pelan nopales y del otro, el señor que ofrece truchas y mojarras en su carretilla. También un grupo de chavos que improvisa piezas musicales con unas congas. Por eso el tianguis semanal de la Ocho Cedros es una amalgama cultural y de los pocos que subsisten.

Antes del mediodía las familias ya van saliendo jalando los diablitos con las bolsas de mandado. Así el tianguis cumple su función y las familias esperan que retorne la siguiente semana para volver a surtirse.

Al tianguis de la Ocho Cedros se adentra por la esquina de Eduardo Hernández Cházaro y Lago Tanganica, donde abren mercado los puestos de chorizo, elotes, los puestos ambulantes de jarcería y los polleros. El tianguis de vuelve un pasillo estrecho al que le sobran las opciones para surtir la canasta familiar: cebolla, jitomate, limón, papas, chiles serranos y de guajillo manzanos.

Cada semana una cuadra de puestos son el corazón de la colonia Ocho Cedros y allí llegan las familias a almorzar una pancita, o tacos placeros de chicharrón y queso. Un cóctel de marisco y de botana una bolsa de papas fritas de las que vende la familia García.

"Aquí estamos cada ocho días, a veces vamos a otros mercados y ya tenemos veinte años haciendo papas", pero coloca don Héctor González.

Su puesto de papas está en una esquina donde enciende su cazo y al lado instalan unas tarimas con las bolsas de 25 y 30 pesos. Copeteadas, como le gustan a sus clientes y de pilón unas rajas de salchichas.

"Hay le va joven, van de pilón unas salchichas", dice doña Rosa mientras despacha.

Y en su puesto mientras está sentando, don Héctor llega a pelar hasta 200 kilos de papa, de la más buena y grande que se cultiva en los campos de Sinaloa.

Casi frente al puesto de los García, está José y su abuelita despachando jitomate, aguacate, chiles, cebollas y acelgas. Todo a buen precio, o al menos, mejor que en las tiendas comerciales.

"Venimos desde Almoloya de Alquisiras, de allá salimos en la madrugada, porque el puesto ya debe estar instalado a las siete de la mañana", explica el joven comerciante de tianguis.

Y José es toda astucia para atraer a sus clientes, sin importar que el limón esté caro, él vende.

Según la temporada es lo que vendemos, a veces los precios están más altos y a veces muy bajos.

En el pasillo estrecho del tianguis de la Ocho Cedros lo que más cabe son los puestos de fruta y verdura. Los de ajos, los que pelan nopales al ritmo en que pasa la gente.

En un sentido del callejón están los que pelan nopales y del otro, el señor que ofrece truchas y mojarras en su carretilla. También un grupo de chavos que improvisa piezas musicales con unas congas. Por eso el tianguis semanal de la Ocho Cedros es una amalgama cultural y de los pocos que subsisten.

Antes del mediodía las familias ya van saliendo jalando los diablitos con las bolsas de mandado. Así el tianguis cumple su función y las familias esperan que retorne la siguiente semana para volver a surtirse.

Deportes

Llega la segunda fecha de la Ruta del Mezcal

La sede será la comunidad de Palmar de Guadalupe en el Pueblo Mágico de Malinalco

Deportes

Edomex es pionero en la modalidad de ciclismo BMX Flatland

Logró conformar una selección de seis jugadores rumbo al Macro Regional de los Juegos Nacionales Conade

Policiaca

Se registra incendio en el cerro de la Teresona

Hasta el momento no se reportan personas lesionadas

Policiaca

Automovilista atropella a cinco personas en la Chamapa-Lechería 

A la altura del kilómetro 23, en el municipio de Naucalpan, se registró carga vehicular derivado de este accidente

Local

Llave Edomex: ¿Qué trámites y servicios se pueden realizar con ella?

Los usuarios podrán acceder de manera rápida y sencilla a distintos servicios habilitados por todas las dependencias de gobierno de la entidad

Local

Profesores y servidores públicos marchan en Toluca; piden el pago de sus pensiones

De acuerdo con los manifestantes, más de 4 mil jubilados del ISSEMyM requieren del apoyo del gobierno estatal para la liberación de sus pagos