/ sábado 11 de mayo de 2019

Prevención y protección, factores fundamentales para evitar incendios forestales: especialistas

La forma de contribuir, señalan, es hacer conciencia desde lo individual con el cuidado del medio ambiente

Toluca, México.- Ante los efectos del calentamiento global y el número de incendios forestales registrados en la temporada, la prevención y la protección son factores fundamentales para evitarlos, esto desde cualquier ámbito y competencia, en una labor que integre a todos sectores, no solo a quienes viven en ese lugar, opinaron ambientalistas del estado de México entrevistados por esta casa editorial.

La presidenta de la Fundación Xihmai, Diana Bobadilla Martínez, advirtió que derivado del calentamiento global ya se vive una crisis por la pérdida de especies arbóreas y de otras de fauna.

La forma de contribuir, dijo, es hacer conciencia desde lo individual con el cuidado del medio ambiente, pues muchas comunidades están bien organizadas en peculio de los bosques pero también se requiere de verdadera voluntad política y de más recursos para ese fin.

La presidenta del Movimiento Ecologista del Estado de México A. C., Luz María Gómez Ordoñez, señaló que en el caso del Nevado de Toluca, deberá revisarse el Plan de Manejo en dicha zona catalogada con el estatus de Área Natural Protegida de Flora y Fauna (ANPFF) a fin de cancelar todos los permisos de aprovechamiento y de extracción de tierra negra o saca.

Por las condiciones ambientales registradas sumado a otros factores, sostuvo “estamos en una situación de emergencia”.

Por su parte, el presidente de Red Acción Ambiente A. C., Pedro Pliego Castil, expresó que la mayoría de los incendios forestales interviene el factor antropogénico, al estimarse 90% recaen en la mano del ser humana, por consiguiente dichas zonas requieren ser espacios más seguros para que las comunidades puedan intervenir.

El revertir los efectos del calentamiento global y ese tipo de incendios requieren de una atención intersecretarial y de mayor voluntad política, aun cuando las dependencia encargadas para ello son: Protectora de Bosques (Probosque) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) realizan su labor.

Toluca, México.- Ante los efectos del calentamiento global y el número de incendios forestales registrados en la temporada, la prevención y la protección son factores fundamentales para evitarlos, esto desde cualquier ámbito y competencia, en una labor que integre a todos sectores, no solo a quienes viven en ese lugar, opinaron ambientalistas del estado de México entrevistados por esta casa editorial.

La presidenta de la Fundación Xihmai, Diana Bobadilla Martínez, advirtió que derivado del calentamiento global ya se vive una crisis por la pérdida de especies arbóreas y de otras de fauna.

La forma de contribuir, dijo, es hacer conciencia desde lo individual con el cuidado del medio ambiente, pues muchas comunidades están bien organizadas en peculio de los bosques pero también se requiere de verdadera voluntad política y de más recursos para ese fin.

La presidenta del Movimiento Ecologista del Estado de México A. C., Luz María Gómez Ordoñez, señaló que en el caso del Nevado de Toluca, deberá revisarse el Plan de Manejo en dicha zona catalogada con el estatus de Área Natural Protegida de Flora y Fauna (ANPFF) a fin de cancelar todos los permisos de aprovechamiento y de extracción de tierra negra o saca.

Por las condiciones ambientales registradas sumado a otros factores, sostuvo “estamos en una situación de emergencia”.

Por su parte, el presidente de Red Acción Ambiente A. C., Pedro Pliego Castil, expresó que la mayoría de los incendios forestales interviene el factor antropogénico, al estimarse 90% recaen en la mano del ser humana, por consiguiente dichas zonas requieren ser espacios más seguros para que las comunidades puedan intervenir.

El revertir los efectos del calentamiento global y ese tipo de incendios requieren de una atención intersecretarial y de mayor voluntad política, aun cuando las dependencia encargadas para ello son: Protectora de Bosques (Probosque) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) realizan su labor.