/ jueves 2 de noviembre de 2023

Visitan miles de personas a sus difuntos en panteones del valle de México

En las festividades del Día de Muertos, algunos de los familiares, incluso, montan carpas en las lápidas, llevan comida, música o contratan a músicos para realizar una convivencia con el difunto a quien visitan

Durante la celebración del Día de Muertos, uno de los aspectos más importantes es sin duda la visita a los cementerios, donde miles de personas desde temprana hora se dan cita a los panteones municipales y privados para honrar a sus difuntos.

Cargados con cubetas, palas, escobas y flores; la tradición es adornar las tumbas y muchas veces hacer altares sobre las lápidas. Esta costumbre tiene un gran significado y se cree que ayuda a conducir a las ánimas a transitar por un buen camino tras la muerte.

En las festividades del Día de Muertos, algunos de los familiares, incluso, montan carpas en las lápidas, llevan comida, música o contratan a músicos para realizar una convivencia con el difunto a quien visitan.

Tal es el caso de la familia Uribe Solís, originarios de Ecatepec, quienes visitaron a su padre, abuelo y tía que están enterrados en los panteones de San Isidro Atlautenco y Santo Tomás Chiconautla.

"Venimos a visitar a mi papá, abuelito y a mi tía para limpiar y arreglar sus tumbas; se enfermaron y no aguantaron. Queríamos venir antes, pero algunos trabajamos, otros salen de viaje, otros no pueden, por eso decidimos venir hoy, le vamos a poner flores y poner un poco de la comida que les gustaba para comer “todos juntos”, como la hacíamos antes de que partieran", dijo Mariel.

La visita a la tumba de sus difuntos, que fue de varias horas, transcurrió afortunadamente con normalidad ya que recordó que en la celebración de Día de Muertos, de hace un año, encontraron enterrado en la tumba de uno de sus familiares un presunto trabajo de brujería.

“En la tumba de mi papá Adrian, que está en el panteón de San Isidro Atlautenco, encontramos enterrada una cajita de madera con tierra, una carta y un muñeco con ropa que tenía clavados varios alfileres”, dijo.

Relataron que ese día, primero dejaron flores en la tumba de su tía y posteriormente se trasladaron la sección donde desde hace varios años fue enterrado Adrián; encontraron que sobre la tumba habían dejado tierra, pedazos de loza y hasta parte de un féretro al parecer de la fosa contigua.

Furiosa la esposa del difunto recriminó a los encargados del panteón y exigió que los desechos fueran retirados. Después con ayuda de su yerno cavaron para depositar botes donde colocarían los arreglos florales.

Sin embargo , aproximadamente a 30 centímetros de profundidad la pala topó con algo duro, pensando que se trataba de una piedra lo sacaron.

Se trataba de una bolsa negra de polietileno. Dentro había una cajita de madera pintada de color beige amarrada con un listón negro en forma de cruz. Al interior un muñeco con una sudadera de tela de color negro y alfileres clavados en el brazo izquierdo, ojo izquierdo, corazón y la cabeza ademas de una nota que con el tiempo se volvió ilegible.

Recordó que una mujer que también acudió al panteón, al parecer para visitar la tumba de su madre, vio lo que había hallado y les explicó que su hermana se dedicaba a la magia negra y lo que habían encontrado era un muñeco vudú.

La extraña contó a las mujeres que en los cementerios es muy común encontrar los “trabajos de la muerte”, es decir, muñecos de vudú con determinada cantidad de alfileres y la foto de la víctima, así como “testamentosis”, o sea, hojas antiguas que tienen escritos con maldiciones específicas para perjudicar a una persona o a una familia completa.

Las afectadas pensando que se trataba de charlatanería y que la mujer intentaría cobrarles por “deshacer” el trabajo, decidieron meter los restos de la caja y el muñeco dentro de una bolsa para tirarlo en el área para basura del camposanto.

Por fortuna, este Día de Muertos 2023 transcurrió con normalidad, pudieron visitar y “convivir” con sus difuntos por varias horas.

En los municipios de Tecámac y Ecatepec se ubican 31 panteones, 18 en Tecámac y 13 en Ecatepec entre municipales, de los pueblos originarios y particulares que se estima sean visitados por alrededor de 80 mil personas.

Ambas demarcaciones llevan a cabo operativos donde participan más de 3 mil efectivos policiacos para resguardar a visitantes y comerciantes de los cementerios, así como la instalación de puestos de auxilio en las inmediaciones.

Durante la celebración del Día de Muertos, uno de los aspectos más importantes es sin duda la visita a los cementerios, donde miles de personas desde temprana hora se dan cita a los panteones municipales y privados para honrar a sus difuntos.

Cargados con cubetas, palas, escobas y flores; la tradición es adornar las tumbas y muchas veces hacer altares sobre las lápidas. Esta costumbre tiene un gran significado y se cree que ayuda a conducir a las ánimas a transitar por un buen camino tras la muerte.

En las festividades del Día de Muertos, algunos de los familiares, incluso, montan carpas en las lápidas, llevan comida, música o contratan a músicos para realizar una convivencia con el difunto a quien visitan.

Tal es el caso de la familia Uribe Solís, originarios de Ecatepec, quienes visitaron a su padre, abuelo y tía que están enterrados en los panteones de San Isidro Atlautenco y Santo Tomás Chiconautla.

"Venimos a visitar a mi papá, abuelito y a mi tía para limpiar y arreglar sus tumbas; se enfermaron y no aguantaron. Queríamos venir antes, pero algunos trabajamos, otros salen de viaje, otros no pueden, por eso decidimos venir hoy, le vamos a poner flores y poner un poco de la comida que les gustaba para comer “todos juntos”, como la hacíamos antes de que partieran", dijo Mariel.

La visita a la tumba de sus difuntos, que fue de varias horas, transcurrió afortunadamente con normalidad ya que recordó que en la celebración de Día de Muertos, de hace un año, encontraron enterrado en la tumba de uno de sus familiares un presunto trabajo de brujería.

“En la tumba de mi papá Adrian, que está en el panteón de San Isidro Atlautenco, encontramos enterrada una cajita de madera con tierra, una carta y un muñeco con ropa que tenía clavados varios alfileres”, dijo.

Relataron que ese día, primero dejaron flores en la tumba de su tía y posteriormente se trasladaron la sección donde desde hace varios años fue enterrado Adrián; encontraron que sobre la tumba habían dejado tierra, pedazos de loza y hasta parte de un féretro al parecer de la fosa contigua.

Furiosa la esposa del difunto recriminó a los encargados del panteón y exigió que los desechos fueran retirados. Después con ayuda de su yerno cavaron para depositar botes donde colocarían los arreglos florales.

Sin embargo , aproximadamente a 30 centímetros de profundidad la pala topó con algo duro, pensando que se trataba de una piedra lo sacaron.

Se trataba de una bolsa negra de polietileno. Dentro había una cajita de madera pintada de color beige amarrada con un listón negro en forma de cruz. Al interior un muñeco con una sudadera de tela de color negro y alfileres clavados en el brazo izquierdo, ojo izquierdo, corazón y la cabeza ademas de una nota que con el tiempo se volvió ilegible.

Recordó que una mujer que también acudió al panteón, al parecer para visitar la tumba de su madre, vio lo que había hallado y les explicó que su hermana se dedicaba a la magia negra y lo que habían encontrado era un muñeco vudú.

La extraña contó a las mujeres que en los cementerios es muy común encontrar los “trabajos de la muerte”, es decir, muñecos de vudú con determinada cantidad de alfileres y la foto de la víctima, así como “testamentosis”, o sea, hojas antiguas que tienen escritos con maldiciones específicas para perjudicar a una persona o a una familia completa.

Las afectadas pensando que se trataba de charlatanería y que la mujer intentaría cobrarles por “deshacer” el trabajo, decidieron meter los restos de la caja y el muñeco dentro de una bolsa para tirarlo en el área para basura del camposanto.

Por fortuna, este Día de Muertos 2023 transcurrió con normalidad, pudieron visitar y “convivir” con sus difuntos por varias horas.

En los municipios de Tecámac y Ecatepec se ubican 31 panteones, 18 en Tecámac y 13 en Ecatepec entre municipales, de los pueblos originarios y particulares que se estima sean visitados por alrededor de 80 mil personas.

Ambas demarcaciones llevan a cabo operativos donde participan más de 3 mil efectivos policiacos para resguardar a visitantes y comerciantes de los cementerios, así como la instalación de puestos de auxilio en las inmediaciones.

Local

¿Qué esperan los mexiquenses del tercer y último debate presidencial?

El formato designado por el INE será cara a cara y se trasmitirá por canales de televisión abierta; seguridad y política social serán algunos de los temas a tratar

New Articles

Mantienen a raya al ambulantaje en el centro de Toluca

Desde el 13 de febrero a la fecha, la avenida se ha mantenido sin comercio informal las banquetas libres, lo que ha provocado la tranquilidad del comercio establecido.

Local

¿Qué pasa con el precio del pollo y el huevo en la central de abasto de Toluca?

Este punto de venta ubicado en la zona norte de la capital es el más concurrido por la población del valle de Toluca, debido a que "rinde más el dinero", aseguran amas de casa y comerciantes

Policiaca

Ramón estaba reportado como desaparecido, fue hallado encajuelado

La víctima, de más de 60 años, salió de su casa ubicada en Almoloya de Juárez; días depués fue localizado en las inmediaciones de San Pedro Totoltepec

Local

¿Cuál es el horario donde puedes ser víctima de un golpe de calor?

La Secretaría de Salud estatal también invita prevenir enfermedades diarreicas, quemaduras de piel y deshidratación, debido a las altas temperaturas

Local

¿Hay desabasto de hielo ante las altas temperaturas de los últimos días?

Distribuidora asegura que viene gente de la Ciudad de México a surtirse de este producto