/ lunes 1 de marzo de 2021

Otra Mirada | Eliminar el patriarcado desde el feminismo

Escribir y debatir sobre los derechos humanos de las mujeres se ha hecho permanente lo cual celebro porque permite visibilizar a través de diferentes medios y miradas los obstáculos, la discriminación, el sexismo y el machismo que las mujeres hemos enfrentado a través de la historia.

Hoy somos un gran número de mujeres que expresamos y luchamos por erradicar esas conductas y patrones culturales aprendidos en una sociedad que se encuentra en transición y con resistencia en ocasiones.

Combatimos el machismo, esa forma de entender al mundo en donde se supone que los hombres son superiores y mejores que las mujeres; ese que debe quedar desterrado completamente de todos los espacios privados y púbicos.

Con tal introducción considero importante decir que ser feminista no es estar en contra de los hombres o sentirse superior a ellos, ser feminista es visibilizar y mostrar conductas de opresión, ridiculización, desprecio y violencia sexual, física, política, económica entre otras que han sido perpetradas contra mujeres.

Ser feminista también es dar a conocer los logros de muchas mujeres que a lo largo de la historia han contribuido para construir un mundo mas democrático con nosotras como parte de él.

El feminismo tiene cerca de 300 años de existir y ha dado grandes contribuciones al mundo, a pesar de que varios textos fueron destruidos, vale la pena tener claro los logros de cada una de las tres olas para continuar avanzando.

La primera ola se dio en el siglo XVIII, con dos hechos relevantes: la revolución industrial y la francesa en esta última Olympe de Gougue una mujer con ideas revolucionarias, defendió el divorcio y la unión libre, escribió “La declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana”, mientras en Inglaterra Mary Wollstonecraft escribió “Vindicación de los derechos de la mujer” ambas fueron censuradas y muchas mujeres de clubes feministas fueron reprimidas por los hombres, las guillotinaron y exiliaron.

La segunda ola lucho por objetivos concretos como el derecho al voto, de ahí el nombre de sufragistas a todas las mujeres que participaron y que exigían acceso a estudios superiores, a ejercer cualquier profesión, derecho a decidir sobre su dinero y sus bienes y ganar lo mismo que un hombre. En esta época se acuñan los términos de sororidad y solidaridad.

La tercera ola se da a partir de los años 50, con la Segunda guerra mundial como acontecimiento y destacando Simone de Beauvoir una mujer francesa, filosofa que publico “El segundo sexo” una reflexión sobre su propia vida como mujer, un ensayo interesantísimo que nos deja ver cómo es que la sociedad había creado a la mujer de acuerdo con las necesidades de los hombres.

Hoy en día existen muchos tipos de feminismos sin embargo lo importante es ponerse las gafas violetas. (1)

Es importante eliminar el patriarcado, ese pacto establecido culturalmente que política y socialmente da ventajas a los hombres e impide a las mujeres desarrollarse y participar libremente en los asuntos públicos, pero también decidir en sus espacios privados.

Eliminemos el androcentrismo. Desde nuestras trincheras mujeres y hombres construyamos una mejor sociedad.

  1. Metáfora que significa darse cuenta de las situaciones de discriminación que sufren las mujeres, del sexismo y machismo. Deriva de la huelga del 08 de marzo de 1911 en donde el dueño de la fábrica prendió fuego con mujeres dentro, se dice que el humo que salía era violeta porque las telas eran de ese color, 146 mujeres murieron en ese hecho.

*Consejera Electoral IEEM, Mtra. en Derecho y académica de la UNAM


Escribir y debatir sobre los derechos humanos de las mujeres se ha hecho permanente lo cual celebro porque permite visibilizar a través de diferentes medios y miradas los obstáculos, la discriminación, el sexismo y el machismo que las mujeres hemos enfrentado a través de la historia.

Hoy somos un gran número de mujeres que expresamos y luchamos por erradicar esas conductas y patrones culturales aprendidos en una sociedad que se encuentra en transición y con resistencia en ocasiones.

Combatimos el machismo, esa forma de entender al mundo en donde se supone que los hombres son superiores y mejores que las mujeres; ese que debe quedar desterrado completamente de todos los espacios privados y púbicos.

Con tal introducción considero importante decir que ser feminista no es estar en contra de los hombres o sentirse superior a ellos, ser feminista es visibilizar y mostrar conductas de opresión, ridiculización, desprecio y violencia sexual, física, política, económica entre otras que han sido perpetradas contra mujeres.

Ser feminista también es dar a conocer los logros de muchas mujeres que a lo largo de la historia han contribuido para construir un mundo mas democrático con nosotras como parte de él.

El feminismo tiene cerca de 300 años de existir y ha dado grandes contribuciones al mundo, a pesar de que varios textos fueron destruidos, vale la pena tener claro los logros de cada una de las tres olas para continuar avanzando.

La primera ola se dio en el siglo XVIII, con dos hechos relevantes: la revolución industrial y la francesa en esta última Olympe de Gougue una mujer con ideas revolucionarias, defendió el divorcio y la unión libre, escribió “La declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana”, mientras en Inglaterra Mary Wollstonecraft escribió “Vindicación de los derechos de la mujer” ambas fueron censuradas y muchas mujeres de clubes feministas fueron reprimidas por los hombres, las guillotinaron y exiliaron.

La segunda ola lucho por objetivos concretos como el derecho al voto, de ahí el nombre de sufragistas a todas las mujeres que participaron y que exigían acceso a estudios superiores, a ejercer cualquier profesión, derecho a decidir sobre su dinero y sus bienes y ganar lo mismo que un hombre. En esta época se acuñan los términos de sororidad y solidaridad.

La tercera ola se da a partir de los años 50, con la Segunda guerra mundial como acontecimiento y destacando Simone de Beauvoir una mujer francesa, filosofa que publico “El segundo sexo” una reflexión sobre su propia vida como mujer, un ensayo interesantísimo que nos deja ver cómo es que la sociedad había creado a la mujer de acuerdo con las necesidades de los hombres.

Hoy en día existen muchos tipos de feminismos sin embargo lo importante es ponerse las gafas violetas. (1)

Es importante eliminar el patriarcado, ese pacto establecido culturalmente que política y socialmente da ventajas a los hombres e impide a las mujeres desarrollarse y participar libremente en los asuntos públicos, pero también decidir en sus espacios privados.

Eliminemos el androcentrismo. Desde nuestras trincheras mujeres y hombres construyamos una mejor sociedad.

  1. Metáfora que significa darse cuenta de las situaciones de discriminación que sufren las mujeres, del sexismo y machismo. Deriva de la huelga del 08 de marzo de 1911 en donde el dueño de la fábrica prendió fuego con mujeres dentro, se dice que el humo que salía era violeta porque las telas eran de ese color, 146 mujeres murieron en ese hecho.

*Consejera Electoral IEEM, Mtra. en Derecho y académica de la UNAM


ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 15 de marzo de 2021

Otra Mirada | El peligro del Abstencionismo electoral 

Lo peligroso es que puede permitir que una minoría se constituya en mayoría y sea quien decida el rumbo de las políticas publicas a través de quienes nos representen

Karina Vaquera Montoya

lunes 08 de marzo de 2021

Otra Mirada | Nuestra realidad en el Día Internacional de la mujer

También es un día para mostrar en todas las latitudes lo que falta por hacer, en qué debemos seguir trabajando y cómo podemos empoderar a un mayor número de mujeres.

Karina Vaquera Montoya

lunes 01 de marzo de 2021

Otra Mirada | Eliminar el patriarcado desde el feminismo

Hoy en día existen muchos tipos de feminismos sin embargo lo importante es ponerse las gafas violetas.

Karina Vaquera Montoya

lunes 15 de febrero de 2021

Otra Mirada | La relevancia del PREP en nuestra democracia

La caída del sistema en las elecciones de 1988 cambió las reglas del juego de la democracia en el país

Karina Vaquera Montoya

Cargar Más