/ miércoles 20 de octubre de 2021

Política y Negocios | Alex Saab: el pseudo diplomático

El caso internacional de Alex Saab deja al descubierto otra caja de pandora que, si ya de por sí su nombre aparece desde los Panama hasta los Pandora Papers, en el Palacio de Miraflores buscan la manera de minimizar los acontecimientos y de atizar el fuego contra Estados Unidos (EU)

Este personaje -de nacionalidad colombiana y de origen libanés- ha fungido como operador internacional de Nicolás Maduro y su familia. El resultado de varias investigaciones, entre ellas las del del gobierno colombiano y estadounidense, indica que es el testaferro con máscara de empresario y pseudo diplomático quien se ha encargado de crear toda la estructura para el enriquecimiento ilícito y el lavado de dinero de la familia Maduro. Es decir, es el equivalente al Testaferro de Los Juegos del Calamar ya que, estando enmascarado, lidera y dirige los juegos del poder, de la ambición, de la corrupción, y del abuso. Hablo de una máscara porque ante el mundo se mostraba como un empresario honesto pero al descubrir lo que hay detrás de ésta, se sabe la verdad. En este equivalente a la esencia de la serie surcoreana, los participantes son las empresas y los gobiernos con quienes logró tejer una red de sobornos y corrupción en perjuicio de los venezolanos. A través de empresas offshore y de contratos multimillonarios de petróleo, con el disfraz de ayuda internacional de alimentos que nunca llegaron a los destinatarios, los venezolanos luchan por la sobrevivencia.

Cabe destacar que Maduro le dio la nacionalidad venezolana para estar protegido frente al gobierno de Colombia y de EU. Durante el verano del 2020, este testaferro viajaba rumbó a Irán y en una escala en Cabo Verde para cargar combustible a su avión privado, fue detenido por las autoridades derivado a una ficha de la Interpol. Allí inició el proceso de extradición a los EU. Por lo que la jugada de Maduro, meses más tarde, fue nombrarlo “Embajador ante la Unión Africana” cuya sede está en Etiopía. Es importante mencionar que Venezuela es de los países de América Latina que tiene más embajadas en África. La de Etiopía cubre la representatividad ante dicha organización multilateral que promueve la cooperación política, económica, y en otras áreas de interés común para los países africanos. Por lo que se quiso hacer este movimiento a manera de “salvavidas” creyendo que ya con esto contaría con inmunidad diplomática, la establecida en la Convención de Viena sobre las Relaciones Diplomáticas. Sin embargo, esto carece de forma y de fondo. Forma porque la Unión Africana no lo acreditó como tal y fondo porque él ya estaba preso cuando se pretendió dar un nombramiento oficial para gozar de una inmunidad que no procedería por ya estar en un proceso legal.

Ahora que ya se extraditó y será procesado bajo las leyes de EU, Maduro avanzó a una siguiente temporada de jugadas, como la serie de Netflix, al nombrarlo como parte del equipo negociador en la mesa de diálogo entre el gobierno oficialista y la oposición. Al perder dicha jugada, Maduro dijo que no continuarían las negociaciones en la Ciudad de México. Y para quienes creen que Maduro ha perdido, puede estar aún lejos de ver el fin del juego. Pues aún pudieran existir muchas más temporadas. La siguiente es donde veremos su estrategia de ganar tiempo hasta el 21 de noviembre que son las elecciones para renovar alcaldes y gobernadores y así nuevamente con elecciones ilegítimas, justificar que sí ganó porque el imperialismo ha secuestrado a un venezolano, o sea, léase Alex Saab, que de venezolano no tiene nada ni tampoco de diplomático. Por lo que temporadas aún habrá muchas de este pseudo diplomático con un final incierto pero muy taquillero por cierto.


Coordinadora

Licenciatura en Negocios Globales

Universidad Iberoamericana

aribel.contreras@ibero.mx

Twitter: @Aribel007

El caso internacional de Alex Saab deja al descubierto otra caja de pandora que, si ya de por sí su nombre aparece desde los Panama hasta los Pandora Papers, en el Palacio de Miraflores buscan la manera de minimizar los acontecimientos y de atizar el fuego contra Estados Unidos (EU)

Este personaje -de nacionalidad colombiana y de origen libanés- ha fungido como operador internacional de Nicolás Maduro y su familia. El resultado de varias investigaciones, entre ellas las del del gobierno colombiano y estadounidense, indica que es el testaferro con máscara de empresario y pseudo diplomático quien se ha encargado de crear toda la estructura para el enriquecimiento ilícito y el lavado de dinero de la familia Maduro. Es decir, es el equivalente al Testaferro de Los Juegos del Calamar ya que, estando enmascarado, lidera y dirige los juegos del poder, de la ambición, de la corrupción, y del abuso. Hablo de una máscara porque ante el mundo se mostraba como un empresario honesto pero al descubrir lo que hay detrás de ésta, se sabe la verdad. En este equivalente a la esencia de la serie surcoreana, los participantes son las empresas y los gobiernos con quienes logró tejer una red de sobornos y corrupción en perjuicio de los venezolanos. A través de empresas offshore y de contratos multimillonarios de petróleo, con el disfraz de ayuda internacional de alimentos que nunca llegaron a los destinatarios, los venezolanos luchan por la sobrevivencia.

Cabe destacar que Maduro le dio la nacionalidad venezolana para estar protegido frente al gobierno de Colombia y de EU. Durante el verano del 2020, este testaferro viajaba rumbó a Irán y en una escala en Cabo Verde para cargar combustible a su avión privado, fue detenido por las autoridades derivado a una ficha de la Interpol. Allí inició el proceso de extradición a los EU. Por lo que la jugada de Maduro, meses más tarde, fue nombrarlo “Embajador ante la Unión Africana” cuya sede está en Etiopía. Es importante mencionar que Venezuela es de los países de América Latina que tiene más embajadas en África. La de Etiopía cubre la representatividad ante dicha organización multilateral que promueve la cooperación política, económica, y en otras áreas de interés común para los países africanos. Por lo que se quiso hacer este movimiento a manera de “salvavidas” creyendo que ya con esto contaría con inmunidad diplomática, la establecida en la Convención de Viena sobre las Relaciones Diplomáticas. Sin embargo, esto carece de forma y de fondo. Forma porque la Unión Africana no lo acreditó como tal y fondo porque él ya estaba preso cuando se pretendió dar un nombramiento oficial para gozar de una inmunidad que no procedería por ya estar en un proceso legal.

Ahora que ya se extraditó y será procesado bajo las leyes de EU, Maduro avanzó a una siguiente temporada de jugadas, como la serie de Netflix, al nombrarlo como parte del equipo negociador en la mesa de diálogo entre el gobierno oficialista y la oposición. Al perder dicha jugada, Maduro dijo que no continuarían las negociaciones en la Ciudad de México. Y para quienes creen que Maduro ha perdido, puede estar aún lejos de ver el fin del juego. Pues aún pudieran existir muchas más temporadas. La siguiente es donde veremos su estrategia de ganar tiempo hasta el 21 de noviembre que son las elecciones para renovar alcaldes y gobernadores y así nuevamente con elecciones ilegítimas, justificar que sí ganó porque el imperialismo ha secuestrado a un venezolano, o sea, léase Alex Saab, que de venezolano no tiene nada ni tampoco de diplomático. Por lo que temporadas aún habrá muchas de este pseudo diplomático con un final incierto pero muy taquillero por cierto.


Coordinadora

Licenciatura en Negocios Globales

Universidad Iberoamericana

aribel.contreras@ibero.mx

Twitter: @Aribel007

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 24 de marzo de 2021

Política y Negocios | Los muros invisibles de Biden

La muralla china se queda chica con la muralla del inquilino de la Casa Blanca. Tras varios hechos ocurridos recientemente, la Segunda Guerra Fría 2.0 sigue subiendo de tono y de volumen.

Aribel Contreras Suárez

miércoles 10 de febrero de 2021

Política y Negocios | Democracia en EU

Aunque existen pocas posibilidades de que proceda el "impeachment" de Trump, es importante que quede el precedente y que no se piense que no pasa nada ante lo que ocurrió.

Aribel Contreras Suárez

Cargar Más