/ lunes 20 de noviembre de 2023

En 2022 el ISEM pagó obras no ejecutadas, ni concluidas

OSFEM detectó pagos y adjudicaciones directas que se habrían hecho de forma indebida; deberá aclarar 64 observaciones

En 2022 el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) no concluyó diversas obras y pagó por otras, como el Hospital de Acambay, un Centro de Salud en Nextlalpan y una Clínica Geriátrica en Naucalpan, aún cuando no se ejecutaron en su totalidad, conforme a los contratos establecidos.

En el informe de la Cuenta Pública del año pasado, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) advirtió que ese ente habría hecho pagos indebidos, fuera de plazos, sin comprobar la aplicación y destino de todos los recursos y pagos que excedieron el 2% de la Ley de Disciplina Financiera, además de haber dado anticipos a contratistas y tener saldos pendientes por recuperar.

El ISEM, de acuerdo con las revisiones, habría pagado por obras que no cumplieron con las especificaciones contratadas, mientras otras no fueron ejecutadas; por lo cual el OSFEM emitió 42 pliegos de observaciones en la auditoría de cumplimiento financiero, y otros 22 en la de inversión física.

El OSFEM realizó dos auditorías especiales al ISEM en el ejercicio 2022, a solicitud de la Legislatura mexiquense, que de manera reiterada reprochó al anterior gobierno no haber concluido 10 hospitales, aunque en el informe no se precisa el monto de las observaciones en proceso de ser aclaradas, pero si se advierte que no concluyó todas las obras en proceso.

Cumplimiento financiero

El OSFEM presume que el ISEM pagó indebidamente recursos públicos por concepto de deuda pública por el ejercicio inmediato anterior y adjudicó diversos servicios relacionados a insumos y requerimientos médicos, sin presentar la evidencia para acreditar la procedencia de realizar adjudicaciones directas.

Asimismo, presume pagos indebidos en servicios de peaje para gastos de traslado por vía terrestre y la adquisición indebida de diversos servicios relacionados a insumos y requerimientos médicos, a favor de proveedores con quienes guardó una relación contractual y a quienes pudo haber beneficiado, pues no justificó por qué hizo adjudicaciones directas.

Las auditorías arrojaron que se habrían distraído recursos indebidamente del objeto del gasto en adquisición de materiales y papelería y eso pudo generar un posible perjuicio porque el dinero pudo no haber sido administrado con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez.

Otra observación fue que habría pagado indebidamente productos alimenticios, medicinas y productos farmacéuticos, pues no mostró los documentos comprobatorios para acreditar la entrega de servicios, ni el uso y destino de recursos y la obligación de pago. Tampoco aplicó, ni cobró la contribución al proveedor del 5% en cada pago estipulada en el contrato en materiales y útiles para el procesamiento en equipos y bienes informáticos.

El OSFEM presume pagos indebidos en el suministro de gasolina y combustible, pues no se presentó la evidencia para acreditar el suministro, aplicación, uso y destino, y también habría pagado de manera indebida el suministro de insumos de papelería porque tampoco mostró la evidencia comprobatoria para acreditar los recursos.

Otros pagos indebidos habrían sido de adquisiciones de materiales y útiles de oficina y para el procesamiento en equipos y bienes informáticos y en materiales y enseres de limpieza y en productos alimenticios para personas, medicinas y productos farmacéuticos, materiales, accesorios y suministros médicos; combustible, lubricante y aditivos, y las subcontratación de servicios con terceros.

El OSFEM presume un reconocimiento indebido de operaciones en cuentas contables y presupuestales, anticipos a contratistas por obras públicas a corto plazo que el ISEM no recuperó, ni justificó. Tampoco acreditó que los bienes adquiridos formaban parte de su activo y prestaban un beneficio económico social..

Inversión física

En inversión física el Órgano Superior emitió 22 pliegos de observaciones por incumplimiento del objeto del gasto, no realizar las previsiones para concluir los trabajos contratados conforme a las disposiciones legales, ni para recuperar o cancelar los recursos por obras que no cumplieron con las especificaciones contratadas, por obras pagadas no ejecutadas y por pagar con recursos distintos a los autorizados.

En la rehabilitación del Hospital Municipal Acambay, el Centro de Salud de Tres Núcleos Básicos y un Dental en Tepetlixpa y la Clínica de Atención Geriátrica en Naucalpan el órgano superior presume que hubo obra no ejecutada al no obtener la totalidad de conceptos contratados; por lo cual el Instituto habría erogado indebidamente recursos de los presupuestos 2013, 2015 y 2020 en el ejercicio 2022.

En el hospital municipal de Acambay, en el proyecto ejecutivo de mejora del Hospital Materno Infantil de Chimalhuacán y en la conservación y mantenimiento de diversos centros de salud de la entidad se emitieron observaciones por el ejercicio indebido de recursos en diversas obras, pagos de obras que no corresponden al año de la programación, presupuestación y ejercicio, pues se cubrieron con una fuente de financiamiento distinta a la autorizada.

Otra observación fue porque ese recurso se habría usado indebidamente para adquirir material de impermeabilizante, un fin distinto al objeto del gasto y por no recuperar recursos de construcciones en proceso.

El OSFEM determinó que el ISEM tampoco concluyó diversas obras, al amparo de los contratos o convenios modificatorios, pues no pudo justificar, ni acreditar la continuidad y conclusión de los trabajos pactados y sigue presentando saldos pendientes al no ejecutarse, ni finiquitarse en el período convenido.

En 2022 el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) no concluyó diversas obras y pagó por otras, como el Hospital de Acambay, un Centro de Salud en Nextlalpan y una Clínica Geriátrica en Naucalpan, aún cuando no se ejecutaron en su totalidad, conforme a los contratos establecidos.

En el informe de la Cuenta Pública del año pasado, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) advirtió que ese ente habría hecho pagos indebidos, fuera de plazos, sin comprobar la aplicación y destino de todos los recursos y pagos que excedieron el 2% de la Ley de Disciplina Financiera, además de haber dado anticipos a contratistas y tener saldos pendientes por recuperar.

El ISEM, de acuerdo con las revisiones, habría pagado por obras que no cumplieron con las especificaciones contratadas, mientras otras no fueron ejecutadas; por lo cual el OSFEM emitió 42 pliegos de observaciones en la auditoría de cumplimiento financiero, y otros 22 en la de inversión física.

El OSFEM realizó dos auditorías especiales al ISEM en el ejercicio 2022, a solicitud de la Legislatura mexiquense, que de manera reiterada reprochó al anterior gobierno no haber concluido 10 hospitales, aunque en el informe no se precisa el monto de las observaciones en proceso de ser aclaradas, pero si se advierte que no concluyó todas las obras en proceso.

Cumplimiento financiero

El OSFEM presume que el ISEM pagó indebidamente recursos públicos por concepto de deuda pública por el ejercicio inmediato anterior y adjudicó diversos servicios relacionados a insumos y requerimientos médicos, sin presentar la evidencia para acreditar la procedencia de realizar adjudicaciones directas.

Asimismo, presume pagos indebidos en servicios de peaje para gastos de traslado por vía terrestre y la adquisición indebida de diversos servicios relacionados a insumos y requerimientos médicos, a favor de proveedores con quienes guardó una relación contractual y a quienes pudo haber beneficiado, pues no justificó por qué hizo adjudicaciones directas.

Las auditorías arrojaron que se habrían distraído recursos indebidamente del objeto del gasto en adquisición de materiales y papelería y eso pudo generar un posible perjuicio porque el dinero pudo no haber sido administrado con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez.

Otra observación fue que habría pagado indebidamente productos alimenticios, medicinas y productos farmacéuticos, pues no mostró los documentos comprobatorios para acreditar la entrega de servicios, ni el uso y destino de recursos y la obligación de pago. Tampoco aplicó, ni cobró la contribución al proveedor del 5% en cada pago estipulada en el contrato en materiales y útiles para el procesamiento en equipos y bienes informáticos.

El OSFEM presume pagos indebidos en el suministro de gasolina y combustible, pues no se presentó la evidencia para acreditar el suministro, aplicación, uso y destino, y también habría pagado de manera indebida el suministro de insumos de papelería porque tampoco mostró la evidencia comprobatoria para acreditar los recursos.

Otros pagos indebidos habrían sido de adquisiciones de materiales y útiles de oficina y para el procesamiento en equipos y bienes informáticos y en materiales y enseres de limpieza y en productos alimenticios para personas, medicinas y productos farmacéuticos, materiales, accesorios y suministros médicos; combustible, lubricante y aditivos, y las subcontratación de servicios con terceros.

El OSFEM presume un reconocimiento indebido de operaciones en cuentas contables y presupuestales, anticipos a contratistas por obras públicas a corto plazo que el ISEM no recuperó, ni justificó. Tampoco acreditó que los bienes adquiridos formaban parte de su activo y prestaban un beneficio económico social..

Inversión física

En inversión física el Órgano Superior emitió 22 pliegos de observaciones por incumplimiento del objeto del gasto, no realizar las previsiones para concluir los trabajos contratados conforme a las disposiciones legales, ni para recuperar o cancelar los recursos por obras que no cumplieron con las especificaciones contratadas, por obras pagadas no ejecutadas y por pagar con recursos distintos a los autorizados.

En la rehabilitación del Hospital Municipal Acambay, el Centro de Salud de Tres Núcleos Básicos y un Dental en Tepetlixpa y la Clínica de Atención Geriátrica en Naucalpan el órgano superior presume que hubo obra no ejecutada al no obtener la totalidad de conceptos contratados; por lo cual el Instituto habría erogado indebidamente recursos de los presupuestos 2013, 2015 y 2020 en el ejercicio 2022.

En el hospital municipal de Acambay, en el proyecto ejecutivo de mejora del Hospital Materno Infantil de Chimalhuacán y en la conservación y mantenimiento de diversos centros de salud de la entidad se emitieron observaciones por el ejercicio indebido de recursos en diversas obras, pagos de obras que no corresponden al año de la programación, presupuestación y ejercicio, pues se cubrieron con una fuente de financiamiento distinta a la autorizada.

Otra observación fue porque ese recurso se habría usado indebidamente para adquirir material de impermeabilizante, un fin distinto al objeto del gasto y por no recuperar recursos de construcciones en proceso.

El OSFEM determinó que el ISEM tampoco concluyó diversas obras, al amparo de los contratos o convenios modificatorios, pues no pudo justificar, ni acreditar la continuidad y conclusión de los trabajos pactados y sigue presentando saldos pendientes al no ejecutarse, ni finiquitarse en el período convenido.

Policiaca

Detienen a policías presuntamente relacionados con el CJNG y fosas en Nicolás Romero

Son investigados por el secuestro y homicidios de conductores de aplicación 

Local

Continúa el bloqueo en la carretera Tenango-La Marquesa por la falta de agua

Pobladores de Santiago Tilapa denuncian que llevan ocho meses sin este líquido

Local

Se aproxima el día cero para la Presa Miguel Alemán de Valle de Bravo

Para los prestadores de servicios turísticos el panorama es casi “desalentador”; pero mantiene la esperanza que la situación mejore en los próximos días

Local

¿Cuánto le cuesta una pipa de agua a los pobladores del oriente del Estado de México?

Vecinos de municipios como Nezahualcóyotl e Ixtapaluca han optado por contratar pipas de agua potable ante tantos cortes del servicio por parte del ayuntamiento

New Articles

Reavivan movimiento contra ciclovía de Isidro Fabela

Actualmente está vía cuenta con tres carriles de 4 metros cada uno; sin embargo, dos de ellos son empleados como estacionamiento público

Local

Toluqueños no responden pese a descuentos en agua y predial

El Ayuntamiento aprobó recientemente una campaña de regularización de pagos de hasta el 50%