/ miércoles 18 de marzo de 2020

Guarderías de Ecatepec aplican medidas preventivas ante COVID-19

Una madre de familia relata los filtros que ella y su hijo tienen que pasar para ingresar al plantel

Jenny acudió a dejar a su hijo como todos los días a una guardería subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ecatepec, al llegar a la estancia infantil denominada “Bam-Bam”, en la unidad habitacional FOVISSSTE, los esperaba el primer filtro sanitario, donde les colocaron gel antibacterial.

Posteriormente, personal médico les tomó la temperatura y realizó un breve cuestionario sobre el estado de salud que guardaban. El documento solicita que especifique, marcando sí o no, si el menor padece tos seca, fiebre, dolor de cabeza, cuerpo cortado entre otros síntomas relacionados con el virus COVID-19.

Jenny relató que todos los días, antes de salir de su casa, aplica el protocolo de higiene para que el pequeño llegue en óptimas condiciones a la guardería.

“Les estamos lavando las manos constantemente y en casa también tenemos cuidados de estarse lavando las manos de manera constante y bueno aquí- guardería- nos han dicho que si tienen algún síntoma mejor los dejemos en casa”, refirió.

Una vez que pasaron estos filtros, el niño fue sometido a una revisión minuciosa para descartar cualquier síntoma del Virus COVID-19. “Cualquier síntoma los regresan; sin embargo en esta guardería son muy específicos. Entonces, ahorita ante la contingencia han reforzado las medidas, pero aquí sí son muy estrictos con los controles”, dijo Jenny.

Finalmente, luego de unos minutos, tras haber superado todo el protocolo de manera positiva, el pequeño pudo entrar a esta guardería con el resto de sus compañeros.

Jenny acudió a dejar a su hijo como todos los días a una guardería subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ecatepec, al llegar a la estancia infantil denominada “Bam-Bam”, en la unidad habitacional FOVISSSTE, los esperaba el primer filtro sanitario, donde les colocaron gel antibacterial.

Posteriormente, personal médico les tomó la temperatura y realizó un breve cuestionario sobre el estado de salud que guardaban. El documento solicita que especifique, marcando sí o no, si el menor padece tos seca, fiebre, dolor de cabeza, cuerpo cortado entre otros síntomas relacionados con el virus COVID-19.

Jenny relató que todos los días, antes de salir de su casa, aplica el protocolo de higiene para que el pequeño llegue en óptimas condiciones a la guardería.

“Les estamos lavando las manos constantemente y en casa también tenemos cuidados de estarse lavando las manos de manera constante y bueno aquí- guardería- nos han dicho que si tienen algún síntoma mejor los dejemos en casa”, refirió.

Una vez que pasaron estos filtros, el niño fue sometido a una revisión minuciosa para descartar cualquier síntoma del Virus COVID-19. “Cualquier síntoma los regresan; sin embargo en esta guardería son muy específicos. Entonces, ahorita ante la contingencia han reforzado las medidas, pero aquí sí son muy estrictos con los controles”, dijo Jenny.

Finalmente, luego de unos minutos, tras haber superado todo el protocolo de manera positiva, el pequeño pudo entrar a esta guardería con el resto de sus compañeros.