/ jueves 6 de agosto de 2020

Comentarios y Algo Más | Lealtades y deslealtades

Se cuenta que el presidente Calles, una vez fundado el PNR, postulado su primer candidato a la presidencia de la República, estuvieron a despedirse los delegados.

No se vayan, los necesito. Hagan algo. Vayan al teatro, a los toros, tómense una copa en la Opera. Estén pendientes a mi llamado.

En el ínterin, “El Turco” los vigiló. Gente de fiar platicó con ellos. Supo qué pensaban de él y qué del nuevo partido.

Convencido que eran “derechos”, los despidió.

Así consolidó la alianza con esos líderes regionales; quedó además probado su compromiso ideológico y político con el nuevo partido.

El PNR, fue la fuerza más poderosa políticamente. Llevó a cabo elecciones estatales, municipales y federales, mediante condiciones de estabilidad.

La cautela, el celo, la desconfianza, la suspicacia de “El Turco” no la tuvo Andrés Manuel López Obrador.

Después de robarle mediante fraude dos elecciones, fundó el partido MORENA.

Fue tan confiado que abrió la puerta a políticos de diferente ideología. Aprovechando la facilidad de acceso, se disfrazaron de “morenos” y, con cínico oportunismo, ganaron elecciones para gobernador, o presidente municipal; otros, fueron legisladores estatales y federales.

A año y medio de asumir el poder, empezó la deserción. Políticos confesados, rechazaron proyectos, considerados incompatibles con su credo religioso. Pudo más su fe que el principio republicano de laicidad. Dejaron el partido, al que debían postulación.

Brotó la felonía, de quien menos esperaba: los coordinadores de las dos cámaras del Congreso de la Unión: senador Ricardo Monreal y diputado Mario Delgado.

Postergando compromisos adquiridos por el presidente, dieron prioridad -previo acuerdo con las diputaciones opositoras-, al nombramiento de cuatro consejeros del INE.

El 21 de julio, el presidente López Obrador, en su mañanera conferencia les reclamó públicamente no haber incluido en el periodo extraordinario, el asunto de los fideicomisos.

Monreal, no es de fiar. Resintió no ser Jefe de Gobierno de la ciudad de México. Saltó las trancas. Está formando un partido. Quiere ser presidente. Anda haciendo amarres. Hace unos meses se reunió con cuatro “ismos”, de un importante estado. ¿Qué representan esos personajes? Nada.

Delgado aspira a dirigir el comité nacional del partido.

Olvidaron, sino la disciplina, si la honradez; sino la amistad, sí la fidelidad. Mostraron perjurio.

Continúa la desbandada de diputados “morenistas”. Los priistas quieren la presidencia de la JUCOPA. Impulsan la deserción para que, morena pierda mayoría.

No muestra desencanto. Siguen con él quienes comparten sus principios. Quienes creen en la 4ª Transformación están a su lado. El pueblo de México tiene fe en su gobierno.

La ingratitud, la conoce todo presidente al dejar él poder. Andrés Manuel, la está conociendo.

Se cuenta que el presidente Calles, una vez fundado el PNR, postulado su primer candidato a la presidencia de la República, estuvieron a despedirse los delegados.

No se vayan, los necesito. Hagan algo. Vayan al teatro, a los toros, tómense una copa en la Opera. Estén pendientes a mi llamado.

En el ínterin, “El Turco” los vigiló. Gente de fiar platicó con ellos. Supo qué pensaban de él y qué del nuevo partido.

Convencido que eran “derechos”, los despidió.

Así consolidó la alianza con esos líderes regionales; quedó además probado su compromiso ideológico y político con el nuevo partido.

El PNR, fue la fuerza más poderosa políticamente. Llevó a cabo elecciones estatales, municipales y federales, mediante condiciones de estabilidad.

La cautela, el celo, la desconfianza, la suspicacia de “El Turco” no la tuvo Andrés Manuel López Obrador.

Después de robarle mediante fraude dos elecciones, fundó el partido MORENA.

Fue tan confiado que abrió la puerta a políticos de diferente ideología. Aprovechando la facilidad de acceso, se disfrazaron de “morenos” y, con cínico oportunismo, ganaron elecciones para gobernador, o presidente municipal; otros, fueron legisladores estatales y federales.

A año y medio de asumir el poder, empezó la deserción. Políticos confesados, rechazaron proyectos, considerados incompatibles con su credo religioso. Pudo más su fe que el principio republicano de laicidad. Dejaron el partido, al que debían postulación.

Brotó la felonía, de quien menos esperaba: los coordinadores de las dos cámaras del Congreso de la Unión: senador Ricardo Monreal y diputado Mario Delgado.

Postergando compromisos adquiridos por el presidente, dieron prioridad -previo acuerdo con las diputaciones opositoras-, al nombramiento de cuatro consejeros del INE.

El 21 de julio, el presidente López Obrador, en su mañanera conferencia les reclamó públicamente no haber incluido en el periodo extraordinario, el asunto de los fideicomisos.

Monreal, no es de fiar. Resintió no ser Jefe de Gobierno de la ciudad de México. Saltó las trancas. Está formando un partido. Quiere ser presidente. Anda haciendo amarres. Hace unos meses se reunió con cuatro “ismos”, de un importante estado. ¿Qué representan esos personajes? Nada.

Delgado aspira a dirigir el comité nacional del partido.

Olvidaron, sino la disciplina, si la honradez; sino la amistad, sí la fidelidad. Mostraron perjurio.

Continúa la desbandada de diputados “morenistas”. Los priistas quieren la presidencia de la JUCOPA. Impulsan la deserción para que, morena pierda mayoría.

No muestra desencanto. Siguen con él quienes comparten sus principios. Quienes creen en la 4ª Transformación están a su lado. El pueblo de México tiene fe en su gobierno.

La ingratitud, la conoce todo presidente al dejar él poder. Andrés Manuel, la está conociendo.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 10 de septiembre de 2020

Comentarios y Algo Más | ¿Qué es la partidocracia?

Tan escasos de dinero que estamos se siguen creando más en nombre de la democracia

Atanasio Serrano López

jueves 03 de septiembre de 2020

Comentarios y algo más | Grillerío municipal

En 2018 oportunistas de probada filiación panista aprovecharon su popularidad. Sin conocer, menos profesar la doctrina morenista, ganaron la elección; su derechismo es invariable.

Atanasio Serrano López

jueves 27 de agosto de 2020

Comentarios y algo más | Descrédito contra los López Obrador

Los mexicanos carecemos de cultura política; por esa incultura, la democracia electoral de nuestro país ha sido burlada.

Atanasio Serrano López

jueves 06 de agosto de 2020

Comentarios y Algo Más | Lealtades y deslealtades

Monreal, no es de fiar. Resintió no ser Jefe de Gobierno de la ciudad de México. Saltó las trancas. Está formando un partido. Quiere ser presidente.

Atanasio Serrano López

jueves 09 de julio de 2020

Comentarios y Algo Más | Muerte al final del último tercio

Así terminó la vida del niño, que a los tres años le había deslumbrado la plaza de Colmenar Viejo. Allí nació el torero, que anhelaba triunfar en todas las plazas.

Atanasio Serrano López

jueves 02 de julio de 2020

Comentarios y Algo Más | Muerte en la tarde

La vida de un torero, termina no siempre, en la arena de la plaza. Pero cuando el destino lo quiere se da. En otras ocasiones, finaliza en el quirófano, o en la entrada

Atanasio Serrano López

jueves 25 de junio de 2020

Comentarios y Algo Más | Sentida muerte, la de don Jorge Garcés Cruz

Ahorrando centavos, ganados en una jornada, logró hacer un “capitalito”. Lo volvía a invertir. Creció y varió su mercancía. A sus consumidores les ajustó el precio y los novedosos artículos.

Atanasio Serrano López

jueves 11 de junio de 2020

Comentarios y Algo Más | ¿Y el federalismo?

Comentarios y Algo Más | ¿Y el federalismo?

Atanasio Serrano López

Cargar Más