/ jueves 10 de septiembre de 2020

Imagogenia | De nuevo falla el e-commerce para un grande

Queda claro que durante esta pandemia las empresas -sin importar su tamaño- han volcado sus esfuerzos en el comercio electrónico, sin embargo, este sistema de venta digital es uno que requiere que la empresa entienda completamente los procesos que conlleva ¿por qué? Porque de fallar en uno sólo de estos, la marca se verá fuertemente afectada ya que, el usuario tomará como aliado a las redes sociales para evidenciar el error de la marca, sea grande o pequeño. Y como prueba basta leer las noticias o entrar a las redes sociales, pues en días pasados nos topamos con el caso de un usuario que compró un IPhone SE en Sears y recibió un Boing de Guayaba.

Aquí hay muchos aspectos a considerar. Primero que Sears, haya usado un “sistema de respuestas automatizado” en sus redes sociales para la atención de clientes, ya que la falta de personalización en el mismo afectó severamente su imagen, pues varios usuarios evidenciaron que este tipo de contestaciones les molestan pues no resuelven la problemática que están planteando y, por supuesto, que esto afecta directamente uno de los activos intangibles más importantes de una marca: su reputación.

Lo cierto es que la automatización de respuestas en redes sociales no es algo nuevo, muchas marcas los usan y de forma efectiva, sin embargo, también es cierto que las marcas tienen que hacer un análisis del contexto social para entender qué es lo que espera el cliente hoy en cuanto a servicio digital, pues la psique social no es la misma -siquiera que hace seis meses- derivado del confinamiento.

Si bien en un inicio el usuario fue paciente para entender a las empresas que se acomodaban rápidamente al e-commerce -y todos los procesos que esto implica- también es cierto que, como era de esperarse, el cliente llegó a un límite de tolerancia y considera que estos procesos, al menos en las grandes marcas, ya los tengan bien dominados. Por tanto, un pequeño error se puede convertir en un elemento crucial en contra de la marca, como en este caso, donde el usuario evidenció el “error” de la entrega en Twitter; a lo que varios usuarios hicieron eco de su queja señalando las fallas del proceso de comercio electrónico de Sears y que ésta, a la fecha, no daba la cara a la problemática.

Segundo, es muy interesante ver como la marca Boing sacó partido de la problemática pues aprovechó el momento para subirse al tren y publicar diversos tweets en los que no sólo se mofa de la falla de Sears, sino que aprovecha para promover su producto y lo hace de una forma muy adecuada para el uso de redes sociales y la imagen que maneja.

Tercero, Sears intentó resarcir el daño entregando el producto que compró el cliente más un bono, pero lo cierto es que el daño a la marca ya estaba hecho, el usuario evidentemente no deseó que se le entregara en su domicilio, y así dejó un precedente para muchos usuarios que aún no se animaban a comprar por internet, sin duda la marca pierde y el e-commerce también.

De todo esto lo que queda claro es que el problema no es Sears, pues hemos visto que, por ejemplo, Liverpool no cumplía con sus tiempos de entrega o también está el caso de Mercado Libre que entregó – a través de Fedex- dos paquetes de sal que sólo se vende en Sonora en vez de dos laptops; el problema es, que las empresas no estaban listas para la demanda que se tendría durante este periodo de contingencia y, por lo mismo, las malas experiencias en las compras en línea han sido una constante que evidenciaron las fallas tanto en los procesos de las plataformas electrónicas, como en la logística que es, hoy, un punto clave de su venta; y a menos que las empresas se decidan a entender, cambiar y mejorar dichos procesos, su imagen, estará pendiente de un hilo.


Doctoranda en Imagen Pública

Directora π en SCIO Group

Ex godín Gubernamental

Fisgona por naturaleza y delirante por la imagen

Facebook: Mar Nava Argüelles Twitter: @Mar_Naa

Queda claro que durante esta pandemia las empresas -sin importar su tamaño- han volcado sus esfuerzos en el comercio electrónico, sin embargo, este sistema de venta digital es uno que requiere que la empresa entienda completamente los procesos que conlleva ¿por qué? Porque de fallar en uno sólo de estos, la marca se verá fuertemente afectada ya que, el usuario tomará como aliado a las redes sociales para evidenciar el error de la marca, sea grande o pequeño. Y como prueba basta leer las noticias o entrar a las redes sociales, pues en días pasados nos topamos con el caso de un usuario que compró un IPhone SE en Sears y recibió un Boing de Guayaba.

Aquí hay muchos aspectos a considerar. Primero que Sears, haya usado un “sistema de respuestas automatizado” en sus redes sociales para la atención de clientes, ya que la falta de personalización en el mismo afectó severamente su imagen, pues varios usuarios evidenciaron que este tipo de contestaciones les molestan pues no resuelven la problemática que están planteando y, por supuesto, que esto afecta directamente uno de los activos intangibles más importantes de una marca: su reputación.

Lo cierto es que la automatización de respuestas en redes sociales no es algo nuevo, muchas marcas los usan y de forma efectiva, sin embargo, también es cierto que las marcas tienen que hacer un análisis del contexto social para entender qué es lo que espera el cliente hoy en cuanto a servicio digital, pues la psique social no es la misma -siquiera que hace seis meses- derivado del confinamiento.

Si bien en un inicio el usuario fue paciente para entender a las empresas que se acomodaban rápidamente al e-commerce -y todos los procesos que esto implica- también es cierto que, como era de esperarse, el cliente llegó a un límite de tolerancia y considera que estos procesos, al menos en las grandes marcas, ya los tengan bien dominados. Por tanto, un pequeño error se puede convertir en un elemento crucial en contra de la marca, como en este caso, donde el usuario evidenció el “error” de la entrega en Twitter; a lo que varios usuarios hicieron eco de su queja señalando las fallas del proceso de comercio electrónico de Sears y que ésta, a la fecha, no daba la cara a la problemática.

Segundo, es muy interesante ver como la marca Boing sacó partido de la problemática pues aprovechó el momento para subirse al tren y publicar diversos tweets en los que no sólo se mofa de la falla de Sears, sino que aprovecha para promover su producto y lo hace de una forma muy adecuada para el uso de redes sociales y la imagen que maneja.

Tercero, Sears intentó resarcir el daño entregando el producto que compró el cliente más un bono, pero lo cierto es que el daño a la marca ya estaba hecho, el usuario evidentemente no deseó que se le entregara en su domicilio, y así dejó un precedente para muchos usuarios que aún no se animaban a comprar por internet, sin duda la marca pierde y el e-commerce también.

De todo esto lo que queda claro es que el problema no es Sears, pues hemos visto que, por ejemplo, Liverpool no cumplía con sus tiempos de entrega o también está el caso de Mercado Libre que entregó – a través de Fedex- dos paquetes de sal que sólo se vende en Sonora en vez de dos laptops; el problema es, que las empresas no estaban listas para la demanda que se tendría durante este periodo de contingencia y, por lo mismo, las malas experiencias en las compras en línea han sido una constante que evidenciaron las fallas tanto en los procesos de las plataformas electrónicas, como en la logística que es, hoy, un punto clave de su venta; y a menos que las empresas se decidan a entender, cambiar y mejorar dichos procesos, su imagen, estará pendiente de un hilo.


Doctoranda en Imagen Pública

Directora π en SCIO Group

Ex godín Gubernamental

Fisgona por naturaleza y delirante por la imagen

Facebook: Mar Nava Argüelles Twitter: @Mar_Naa

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 29 de octubre de 2020

Imagogenia | "Proximidad y seguridad"

Walmart transformará sus tiendas Superama para atender los nuevos estilos de vida de sus clientes, sin embargo una de sus promesas la compromete demasiado y es casi seguro que falle en cumplirla

Martha Nava A

jueves 22 de octubre de 2020

Imagogenia | En plena crisis, tarifas arriba

La Cámara de Diputados Federal aprobó un incremento al cobro de los servicios de internet y teléfono que se aplicaría a partir el próximo enero.

Martha Nava A

jueves 15 de octubre de 2020

Imagogenia | Quesos que no son quesos

La Secretaría de Economía dio a conocer que ciertas marcas no podrán vender algunos de sus productos porque no cumplen con las Normas Oficiales, esto afectará su reputación. Será interesante ver cómo se logra una colaboración entre el gobierno y las empresas.

Martha Nava A

jueves 08 de octubre de 2020

Imagogenia | Covid vs. Trump ¿Estrategia?

Para entender sus acciones, tenemos que entender a su audiencia y recordar que ésta tomará decisiones principalmente basada en sus emociones sobretodo emociones momentáneas.

Martha Nava A

jueves 01 de octubre de 2020

Imagogenia | Etiquetados vemos, calorías no sabemos

La desinformación puede generar un problema al valor de la marca y a su reputación

Martha Nava A

jueves 24 de septiembre de 2020

Imagogenia | La otra pandemia

Referirse al aspecto físico de alguien siempre va a generar polémica, porque normalmente los comentarios al respecto no construyen

Martha Nava A

jueves 10 de septiembre de 2020

Imagogenia | De nuevo falla el e-commerce para un grande

el usuario tomará como aliado a las redes sociales para evidenciar el error de la marca, sea grande o pequeño.

Martha Nava A

jueves 03 de septiembre de 2020

Imagogenia | Reputación Digital

Cuidemos nuestra imagen a fin de evitar ser el próximo que circule de forma negativa en redes afectando nuestro entorno social.

Martha Nava A

jueves 27 de agosto de 2020

Imagogenia | Representaciones: muchas interpretaciones

En general el mexicano es muy celoso y cuidadoso de su identidad nacional, y es por esto que causó gran molestia en redes sociales la decoración en el Zócalo de la Ciudad de México

Martha Nava A

Cargar Más