/ sábado 17 de abril de 2021

Política en Blanco y Negro | Crecimiento o Decrecimiento de México ( Parte II)

Como lo señalamos en la entrega pasada, en diciembre de 2019 se dio a conocer que la economía de México tuvo un mal desempeño al cerrar, por primera vez en una década, con una contracción de 0.1%, y en 2020 cayera 8.2% de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sin embargo, hace unos días, de acuerdo a declaraciones emitidas dentro del informe desde Washington por la consejera económica y directora de Investigación Económica en el FMI, Gita Gopinath señaló que en este 2021 nuestro país está presentando una recuperación en dos vertientes, una impulsada por las exportaciones y la otra por una demanda interna moderada. Por lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó su pronóstico de crecimiento positivo al 5%; pero matizó que el impulso será insostenible para el próximo lustro.

El crecimiento de la economía del país se calcula a través del PIB (Producto Interno Bruto), que incluye la producción total de bienes y servicios, y aunque su cálculo es bastante complejo, ya que lo producido por el país como son alimentos, artículos, tecnología, productos perecederos y no perecederos, así como los servicios que brindan los profesionistas como son dentistas, abogados, contadores, arquitectos ingenieros, profesores, empresas, entre otros, se deben sumar. Sin embargo, hay datos que no se incluyen en los bienes y servicios porque no se pueden contabilizar, ni conocer, hablando de bienes de autoconsumo. Dando así primero un porcentaje primero trimestral y después anual.

Como le dimos seguimiento la evolución de la economía nacional desde el periodo post revolucionario, ya en la administración del Presidente Carlos Salinas de Gortari, logró el retorno al crecimiento con el 3.90%, pero se vio empañado por un mal manejo de la paridad cambiaria peso-dólar, que no fue ajustada a tiempo. Pasando así a Ernesto Zedillo Ponce de León, quien contuvo esta crisis que le heredó su antecesor y logró crecer al 3.67%, por lo que al juntar este sexenio y con los de Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón, sólo hubo un crecimiento del 2.50%, pero ninguno de ellos fue directamente responsable ya que Zedillo heredó la crisis de Salinas, Fox le tocó lidiar con los efectos de la globalización, la crisis del Real brasileño, el efecto del ataque terrorista y la crisis argentina (El Corralito) y Calderón le tocó la peor Crisis Mundial, la baja del petróleo, la inflación subió al 6.53%, aunado a la crisis europea.

Fue en el periodo presidencial de Enrique Peña Nieto que México sólo creció en un 2.41% del PIB, derivado del alto endeudamiento del sexenio provocando una recesión en la economía.

En estos dos primeros años encabezados por Andrés Manuel López Obrador 2019 y 2020, solo se había dado un decrecimiento, en el primero de ellos del 0.1%. Mientras que el año pasado la falta de inversión y la pandemia por el Covid-19 arrojó un PIB del -8.2% anual, con cifras desestacionalizadas, por su mayor caída desde hace 88 años, cuando se contrajo 14 por ciento.

Por lo que el informe de Gita Gopinath, directora del departamento de estudios del FMI, es alentador al resaltar que México observa una recuperación por exportaciones, así como la demanda interna moderada, por lo que resaltó que el avance esperado contrasta con la profunda caída de 8.2% que registró el PIB el año pasado por la pandemia (la cual no termina), e indicó: “si el programa de vacunación contra el Covid-19 se acelera entre abril y junio con un mayor suministro de los biológicos, este dará un soporte adecuado para los mexicanos y las empresas”.

Así el pronóstico revisado para el PIB de este año incorpora el impacto positivo de la demanda externa, guiado por el mejor desempeño de Estados Unidos, así como el efecto económico de tener aseguradas “suficientes vacunas para cubrir a la población”.

Por ello esperamos que las autoridades hagan lo necesario para que la población sea vacunada y regresar a las actividades económicas que permitan salir de esta crisis jamás vivida en México y a nivel mundial.

Como lo señalamos en la entrega pasada, en diciembre de 2019 se dio a conocer que la economía de México tuvo un mal desempeño al cerrar, por primera vez en una década, con una contracción de 0.1%, y en 2020 cayera 8.2% de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sin embargo, hace unos días, de acuerdo a declaraciones emitidas dentro del informe desde Washington por la consejera económica y directora de Investigación Económica en el FMI, Gita Gopinath señaló que en este 2021 nuestro país está presentando una recuperación en dos vertientes, una impulsada por las exportaciones y la otra por una demanda interna moderada. Por lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó su pronóstico de crecimiento positivo al 5%; pero matizó que el impulso será insostenible para el próximo lustro.

El crecimiento de la economía del país se calcula a través del PIB (Producto Interno Bruto), que incluye la producción total de bienes y servicios, y aunque su cálculo es bastante complejo, ya que lo producido por el país como son alimentos, artículos, tecnología, productos perecederos y no perecederos, así como los servicios que brindan los profesionistas como son dentistas, abogados, contadores, arquitectos ingenieros, profesores, empresas, entre otros, se deben sumar. Sin embargo, hay datos que no se incluyen en los bienes y servicios porque no se pueden contabilizar, ni conocer, hablando de bienes de autoconsumo. Dando así primero un porcentaje primero trimestral y después anual.

Como le dimos seguimiento la evolución de la economía nacional desde el periodo post revolucionario, ya en la administración del Presidente Carlos Salinas de Gortari, logró el retorno al crecimiento con el 3.90%, pero se vio empañado por un mal manejo de la paridad cambiaria peso-dólar, que no fue ajustada a tiempo. Pasando así a Ernesto Zedillo Ponce de León, quien contuvo esta crisis que le heredó su antecesor y logró crecer al 3.67%, por lo que al juntar este sexenio y con los de Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón, sólo hubo un crecimiento del 2.50%, pero ninguno de ellos fue directamente responsable ya que Zedillo heredó la crisis de Salinas, Fox le tocó lidiar con los efectos de la globalización, la crisis del Real brasileño, el efecto del ataque terrorista y la crisis argentina (El Corralito) y Calderón le tocó la peor Crisis Mundial, la baja del petróleo, la inflación subió al 6.53%, aunado a la crisis europea.

Fue en el periodo presidencial de Enrique Peña Nieto que México sólo creció en un 2.41% del PIB, derivado del alto endeudamiento del sexenio provocando una recesión en la economía.

En estos dos primeros años encabezados por Andrés Manuel López Obrador 2019 y 2020, solo se había dado un decrecimiento, en el primero de ellos del 0.1%. Mientras que el año pasado la falta de inversión y la pandemia por el Covid-19 arrojó un PIB del -8.2% anual, con cifras desestacionalizadas, por su mayor caída desde hace 88 años, cuando se contrajo 14 por ciento.

Por lo que el informe de Gita Gopinath, directora del departamento de estudios del FMI, es alentador al resaltar que México observa una recuperación por exportaciones, así como la demanda interna moderada, por lo que resaltó que el avance esperado contrasta con la profunda caída de 8.2% que registró el PIB el año pasado por la pandemia (la cual no termina), e indicó: “si el programa de vacunación contra el Covid-19 se acelera entre abril y junio con un mayor suministro de los biológicos, este dará un soporte adecuado para los mexicanos y las empresas”.

Así el pronóstico revisado para el PIB de este año incorpora el impacto positivo de la demanda externa, guiado por el mejor desempeño de Estados Unidos, así como el efecto económico de tener aseguradas “suficientes vacunas para cubrir a la población”.

Por ello esperamos que las autoridades hagan lo necesario para que la población sea vacunada y regresar a las actividades económicas que permitan salir de esta crisis jamás vivida en México y a nivel mundial.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 03 de abril de 2021

Política en Blanco y Negro | La militarización del país

Estoy convencido que los militares, marinos y pilotos de la fuerza aérea, son mexicanos y mexicanas, formados y forjados con los más firmes principios y valores por amor a la Patria

Eduardo Blanco

sábado 13 de marzo de 2021

Política en Blanco y Negro | Las mujeres por un salario igualitario ( Parte I)

Es evidente que la discriminación de género en el ámbito laboral aún es una realidad en nuestro país.

Eduardo Blanco

Cargar Más