/ martes 14 de enero de 2020

Visión Democrática | Formación del Gobierno en España 2020


El pasado siete de enero Pedro Sánchez Pérez-Castrejón (PSOE) logró, por apenas dos votos, finalmente ser investido como presidente del Gobierno luego de obtener mayoría simple en la segunda votación realizada en el Congreso de los Diputados.

La Constitución española establece que después de cada renovación del Congreso de los diputados, el rey propondrá un candidato a la presidencia del Gobierno, quien solicitará la confianza de la Cámara. Si el Congreso por el voto de la mayoría absoluta de los diputados otorga su confianza al candidato del rey, éste lo nombrará presidente. De no ser así se someterá la misma propuesta a nueva votación y la confianza se entenderá otorgada si obtiene la mayoría simple.

Así, Pedro Sánchez consiguió 167 apoyos distribuidos de la siguiente manera: PSOE (120), Unidas Podemos (35) PNV (6), Más País Compromís (3), Nueva Canarias (1), BNG (1) y Teruel Existe (1). En su contra se pronunciaron 165 parlamentarios: Partido Popular (88), Vox (52), Ciudadanos (10), Junts per Catalunya (8), CUP (2), UPN (2) CC (1), Foro Asturias (1) y PRC (1).

El triunfo de Pedro Sánchez fue posible por la abstención de Esquerra Republicana de Catalunya (13) y EH Bildu (5). Con esto los independentistas catalanes dejaron sentadas las bases para entablar un diálogo con el nuevo Gobierno de coalición de izquierda.

Pedro Sánchez consiguió la presidencia del Gobierno en junio de 2018, tras la remoción de censura que concluyó con la destitución de Mariano Rajoy. Posteriormente, en febrero de 2019, Esquerra Republicana de Catalunya se opuso a los presupuestos por lo que Pedro Sánchez convocó a elecciones generales en abril, pero tampoco se pudo consolidar una coalición para formar Gobierno, y dichos comicios se repitieron en noviembre del mismo año.

Las votaciones para investir presidente en España suelen ser reñidas pero nunca tan cerradas. En diciembre de 1989 Felipe González (PSOE) obtuvo 167 votos a favor y 155 en contra (+12); y en abril de 2008, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) consiguió 169 votos a favor y 158 en contra (+11). Por su parte Mariano Rajoy (PP) en octubre de 2016 consiguió 170 votos a favor y 111 en contra (+59), y en diciembre de 1982 Felipe González (PSOE), logró 207 votos a favor y 116 en contra (+91).

No son pocos ni sencillos los problemas que deberá enfrentar el nuevo Gobierno, la mayoría conseguida es muy frágil por la muy marcada polarización de la política en España, no obstante haberla conseguido es un logro de la política y es una buena noticia para la democracia.

@CP_IEEM_MX


El pasado siete de enero Pedro Sánchez Pérez-Castrejón (PSOE) logró, por apenas dos votos, finalmente ser investido como presidente del Gobierno luego de obtener mayoría simple en la segunda votación realizada en el Congreso de los Diputados.

La Constitución española establece que después de cada renovación del Congreso de los diputados, el rey propondrá un candidato a la presidencia del Gobierno, quien solicitará la confianza de la Cámara. Si el Congreso por el voto de la mayoría absoluta de los diputados otorga su confianza al candidato del rey, éste lo nombrará presidente. De no ser así se someterá la misma propuesta a nueva votación y la confianza se entenderá otorgada si obtiene la mayoría simple.

Así, Pedro Sánchez consiguió 167 apoyos distribuidos de la siguiente manera: PSOE (120), Unidas Podemos (35) PNV (6), Más País Compromís (3), Nueva Canarias (1), BNG (1) y Teruel Existe (1). En su contra se pronunciaron 165 parlamentarios: Partido Popular (88), Vox (52), Ciudadanos (10), Junts per Catalunya (8), CUP (2), UPN (2) CC (1), Foro Asturias (1) y PRC (1).

El triunfo de Pedro Sánchez fue posible por la abstención de Esquerra Republicana de Catalunya (13) y EH Bildu (5). Con esto los independentistas catalanes dejaron sentadas las bases para entablar un diálogo con el nuevo Gobierno de coalición de izquierda.

Pedro Sánchez consiguió la presidencia del Gobierno en junio de 2018, tras la remoción de censura que concluyó con la destitución de Mariano Rajoy. Posteriormente, en febrero de 2019, Esquerra Republicana de Catalunya se opuso a los presupuestos por lo que Pedro Sánchez convocó a elecciones generales en abril, pero tampoco se pudo consolidar una coalición para formar Gobierno, y dichos comicios se repitieron en noviembre del mismo año.

Las votaciones para investir presidente en España suelen ser reñidas pero nunca tan cerradas. En diciembre de 1989 Felipe González (PSOE) obtuvo 167 votos a favor y 155 en contra (+12); y en abril de 2008, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) consiguió 169 votos a favor y 158 en contra (+11). Por su parte Mariano Rajoy (PP) en octubre de 2016 consiguió 170 votos a favor y 111 en contra (+59), y en diciembre de 1982 Felipe González (PSOE), logró 207 votos a favor y 116 en contra (+91).

No son pocos ni sencillos los problemas que deberá enfrentar el nuevo Gobierno, la mayoría conseguida es muy frágil por la muy marcada polarización de la política en España, no obstante haberla conseguido es un logro de la política y es una buena noticia para la democracia.

@CP_IEEM_MX