/ martes 2 de junio de 2020

Visión democrática | La votación en línea ¿respuesta a la emergencia en lo electoral?

IDEA Internacional ha publicado: “La crisis de COVID-19: ¿Una oportunidad necesaria para el voto en línea?”, de la autoría de Peter Wolf. Se trata de un documento actual, objetivo y con información oportuna.

Aunque a principios del 2000 existía cierta euforia por el voto en línea, parecía ser la frontera lógica del internet: hacer las elecciones más convenientes, accesibles y económicas; al día de hoy la mayoría de los países evitan el voto en línea a gran escala por considerar que son demasiados los riesgos asociados con esa modalidad.

En el artículo se explcia que, con motivo del COVID-19, se pasó rápidamente de una emergencia sanitaria en China a una emergencia global. Para las elecciones y la democracia ya se han sentido los impactos negativos: desde elecciones canceladas y pospuestas hasta países que restringen los derechos individuales como parte de sus esfuerzos por combatir la pandemia.

La emergencia sanitaria generó la posibilidad de experimentar en áreas previamente no consideradas. Se desataron innovaciones en semanas que de otra manera habrían tomado años, por ejemplo, en el estado alemán de Baviera se extendió la votación postal para abarcar a todo el electorado. Los resultados fueron sorprendentes y alentadores, el ejercicio funcionó, y además la participación electoral se incrementó.

El autor opina que ampliar la votación en línea es mejor que ampliar la votación por correo y que la mayoría de los problemas logísticos podrían evitarse, además el recuento de los votos sería más rápido que en cualquier elección que utilice boletas normales. En su opinión este escenario puede ser una oportunidad ideal para la votación en línea.

Corresponderá a cada país el reflexionar acerca de qué medidas se deberán implementar por la pandemia provocada por el COVID-19, a fin de que sus elecciones democráticas no se vean afectadas. En todo caso, la velocidad de Internet será incrementada en todo el mundo por la 5G, Red de Quinta Generación, o sea, la reinvención de Internet para poder soportar el enorme número de dispositivos y aparatos que ya están conectados en el orbe, aunque para muchos este hecho podría ser preocupante, pues son pocas las empresas en el mundo que acumularían el control de este tipo de tecnología, entonces posiblemente estaríamos ante la presencia de una Red que las naciones no podrían controlar del todo.

En México el Instituto Electoral de la Ciudad de México ha probado con éxito esta modalidad para el voto desde el extranjero, se abre ahora un periodo en el que las instituciones electorales habrán de revisar sus procedimientos a la luz de una nueva situación, hay experiencias en el país, en la región y en el mundo, ojalá que la actitud de todas las partes sea de apertura y se debata con argumentos.

@CP_IEEM_MX

IDEA Internacional ha publicado: “La crisis de COVID-19: ¿Una oportunidad necesaria para el voto en línea?”, de la autoría de Peter Wolf. Se trata de un documento actual, objetivo y con información oportuna.

Aunque a principios del 2000 existía cierta euforia por el voto en línea, parecía ser la frontera lógica del internet: hacer las elecciones más convenientes, accesibles y económicas; al día de hoy la mayoría de los países evitan el voto en línea a gran escala por considerar que son demasiados los riesgos asociados con esa modalidad.

En el artículo se explcia que, con motivo del COVID-19, se pasó rápidamente de una emergencia sanitaria en China a una emergencia global. Para las elecciones y la democracia ya se han sentido los impactos negativos: desde elecciones canceladas y pospuestas hasta países que restringen los derechos individuales como parte de sus esfuerzos por combatir la pandemia.

La emergencia sanitaria generó la posibilidad de experimentar en áreas previamente no consideradas. Se desataron innovaciones en semanas que de otra manera habrían tomado años, por ejemplo, en el estado alemán de Baviera se extendió la votación postal para abarcar a todo el electorado. Los resultados fueron sorprendentes y alentadores, el ejercicio funcionó, y además la participación electoral se incrementó.

El autor opina que ampliar la votación en línea es mejor que ampliar la votación por correo y que la mayoría de los problemas logísticos podrían evitarse, además el recuento de los votos sería más rápido que en cualquier elección que utilice boletas normales. En su opinión este escenario puede ser una oportunidad ideal para la votación en línea.

Corresponderá a cada país el reflexionar acerca de qué medidas se deberán implementar por la pandemia provocada por el COVID-19, a fin de que sus elecciones democráticas no se vean afectadas. En todo caso, la velocidad de Internet será incrementada en todo el mundo por la 5G, Red de Quinta Generación, o sea, la reinvención de Internet para poder soportar el enorme número de dispositivos y aparatos que ya están conectados en el orbe, aunque para muchos este hecho podría ser preocupante, pues son pocas las empresas en el mundo que acumularían el control de este tipo de tecnología, entonces posiblemente estaríamos ante la presencia de una Red que las naciones no podrían controlar del todo.

En México el Instituto Electoral de la Ciudad de México ha probado con éxito esta modalidad para el voto desde el extranjero, se abre ahora un periodo en el que las instituciones electorales habrán de revisar sus procedimientos a la luz de una nueva situación, hay experiencias en el país, en la región y en el mundo, ojalá que la actitud de todas las partes sea de apertura y se debata con argumentos.

@CP_IEEM_MX