/ domingo 15 de mayo de 2022

Maestros enfrentan a generaciones afectadas por clases virtuales durante la pandemia

Ahora tienen el reto de que las y los alumnos se regularicen y se esfuercen más por no quedarse rezagados

La pandemia provocada por Covid-19 afectó a muchas y muchos estudiantes, pero también a las y los docentes.

María del Rayo Vega Martínez es profesora del nivel medio superior y superior, y junto con sus estudiantes se enfrentó a una nueva realidad y a la necesidad de adoptar una modalidad distinta para dar clases, pero también a la apatía y falta de compromiso de algunas y algunos alumnos.

Ahora, en el regreso presencial ha enfrentado una dura realidad porque hay estudiantes que tienen muchas carencias, pues considera que la calidad en el aprendizaje no fue la misma desde casa.

Si bien la pandemia permitió el uso de nuevas herramientas, a través de plataformas que conectaron a docentes y estudiantes en clases en línea, ella considera que también derivó en una disminución en la calidad de la educación, sobre todo en los niveles de educación más bajos.

Al llegar la pandemia, explica, enfrentaron un panorama desconocido y tuvieron que adaptarse a clases en línea, lo cual no fue fácil porque no estaban preparados.

"Cómo docente sí fue difícil porque las cuestiones tecnológicas se tenían que adaptar y al inicio teníamos que ver qué tipo de redes sociales podían funcionar porque no había plataformas oficiales. Fue complejo ponerte de acuerdo con alumnos.

"En las escuelas estatales mi experiencia fue que el orientador fue un puente para poderte comunicar y nosotros buscamos la mejor plataforma, grabamos clases y después evaluamos, pero fue caótico y subjetivo por no poder asistir a exámenes presenciales".

Pocos, dice, no tenían cómo conectarse, pues la mayoría contaba con dispositivos, especialmente teléfonos celulares, aunque la conectividad a veces no fue tan buena.

Posteriormente, explica, se empezaron a adaptar plataformas, otras formas de evaluar, pero en exámenes las y los alumnos desde su casa tuvieron acceso a información mientras realizaban sus evaluaciones; por lo cual considera que estas generaciones están bastante afectadas.

El mayor compromiso lo observó en el nivel superior, pero en preparatoria cree que hubo muchas fallas y un menor compromiso por parte de algunas y algunos estudiantes.

Una de las consecuencias es que ahora que han regresado a clases presenciales ha observado deficiencias en alumnas y alumnos y como algunos exámenes siguen siendo en línea, desde su punto de vista no existen elementos para señalar que las evaluaciones sean objetivas y hay dudas sobre sus conocimientos.

Al regresar del confinamiento observa deficiencias en el aprendizaje y un menor compromiso de algunas de las y los estudiantes porque muchos se acostumbraron a estar desde casa, aunque también están felices de regresar, pues les gusta convivir.

Sin embargo, en algunos casos aún cuando asistían a la escuela no entraban a clase, por lo cual en varias escuelas ya están tomando asistencia y es parte de la evaluación, a fin de obligarlos a entrar a los salones.

"Son medidas qué se han aplicado para que las chicas y los chicos ingresen a clases porque sí se observan deficiencias en los hábitos de lectura; les cuesta mucho leer. No tienen los conocimientos, hay que retomar muchas cosas", considera.

Durante la pandemia, recuerda, en ciertas personas hubo poca disposición y apatía para leer, pues desde su casa no todos prendían su cámara y no había certeza de que estuvieran presentes en las clases en línea, pues no los podían obligar a encender la cámara, mientras para las y los maestros hubo mayor carga de trabajo.

No obstante, afirma que en el nivel superior sí observó un mayor compromiso y regresaron a clases presenciales antes, pues las y los estudiantes no quisieron perder clases y sí aprovecharlas al máximo.

Ahora, advierte, enfrentan el reto de que las y los alumnos se regularicen y se esfuercen más por no quedarse rezagados, con el apoyo de sus maestras y maestros, pues hay quienes se acostumbraron a quedarse en casa y les cuesta trabajo retomar las clases.

La pandemia provocada por Covid-19 afectó a muchas y muchos estudiantes, pero también a las y los docentes.

María del Rayo Vega Martínez es profesora del nivel medio superior y superior, y junto con sus estudiantes se enfrentó a una nueva realidad y a la necesidad de adoptar una modalidad distinta para dar clases, pero también a la apatía y falta de compromiso de algunas y algunos alumnos.

Ahora, en el regreso presencial ha enfrentado una dura realidad porque hay estudiantes que tienen muchas carencias, pues considera que la calidad en el aprendizaje no fue la misma desde casa.

Si bien la pandemia permitió el uso de nuevas herramientas, a través de plataformas que conectaron a docentes y estudiantes en clases en línea, ella considera que también derivó en una disminución en la calidad de la educación, sobre todo en los niveles de educación más bajos.

Al llegar la pandemia, explica, enfrentaron un panorama desconocido y tuvieron que adaptarse a clases en línea, lo cual no fue fácil porque no estaban preparados.

"Cómo docente sí fue difícil porque las cuestiones tecnológicas se tenían que adaptar y al inicio teníamos que ver qué tipo de redes sociales podían funcionar porque no había plataformas oficiales. Fue complejo ponerte de acuerdo con alumnos.

"En las escuelas estatales mi experiencia fue que el orientador fue un puente para poderte comunicar y nosotros buscamos la mejor plataforma, grabamos clases y después evaluamos, pero fue caótico y subjetivo por no poder asistir a exámenes presenciales".

Pocos, dice, no tenían cómo conectarse, pues la mayoría contaba con dispositivos, especialmente teléfonos celulares, aunque la conectividad a veces no fue tan buena.

Posteriormente, explica, se empezaron a adaptar plataformas, otras formas de evaluar, pero en exámenes las y los alumnos desde su casa tuvieron acceso a información mientras realizaban sus evaluaciones; por lo cual considera que estas generaciones están bastante afectadas.

El mayor compromiso lo observó en el nivel superior, pero en preparatoria cree que hubo muchas fallas y un menor compromiso por parte de algunas y algunos estudiantes.

Una de las consecuencias es que ahora que han regresado a clases presenciales ha observado deficiencias en alumnas y alumnos y como algunos exámenes siguen siendo en línea, desde su punto de vista no existen elementos para señalar que las evaluaciones sean objetivas y hay dudas sobre sus conocimientos.

Al regresar del confinamiento observa deficiencias en el aprendizaje y un menor compromiso de algunas de las y los estudiantes porque muchos se acostumbraron a estar desde casa, aunque también están felices de regresar, pues les gusta convivir.

Sin embargo, en algunos casos aún cuando asistían a la escuela no entraban a clase, por lo cual en varias escuelas ya están tomando asistencia y es parte de la evaluación, a fin de obligarlos a entrar a los salones.

"Son medidas qué se han aplicado para que las chicas y los chicos ingresen a clases porque sí se observan deficiencias en los hábitos de lectura; les cuesta mucho leer. No tienen los conocimientos, hay que retomar muchas cosas", considera.

Durante la pandemia, recuerda, en ciertas personas hubo poca disposición y apatía para leer, pues desde su casa no todos prendían su cámara y no había certeza de que estuvieran presentes en las clases en línea, pues no los podían obligar a encender la cámara, mientras para las y los maestros hubo mayor carga de trabajo.

No obstante, afirma que en el nivel superior sí observó un mayor compromiso y regresaron a clases presenciales antes, pues las y los estudiantes no quisieron perder clases y sí aprovecharlas al máximo.

Ahora, advierte, enfrentan el reto de que las y los alumnos se regularicen y se esfuercen más por no quedarse rezagados, con el apoyo de sus maestras y maestros, pues hay quienes se acostumbraron a quedarse en casa y les cuesta trabajo retomar las clases.

Policiaca

Maicha, Jaqui y Jalix; los feminicidios de adolescentes indígenas en el Edomex 

Son casos ocurridos en comunidades mazahuas y otomis ocurridos entre 2020 y 2022

Local

Inicia estrategia “Constructores de Paz” en el Edomex

Se recorrerán las colonias con mayor índice delictivo de seis municipios mexiquenses, con el propósito de alejar a los jóvenes de la violencia, ofrecerles acceso a empleos, atender sus necesidades y mejorar su calidad de vida

Local

Raúl Gómez González tomará posesión de la Arquidiócesis de Toluca

Según información oficial para esta tarde se tiene planeada una ceremonia de Juramento de Fe y Fidelidad en la Catedral de Toluca

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Sociedad

Caducan 100 mil cajas de medicinas en Tabasco

Entre ellas destacan las que son usadas para tratar la hipertensión, el cáncer, el VIH, asma y diabetes

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa