/ jueves 12 de julio de 2018

Imagogenia


Popotes… mala imagen

La guerra contra el uso de plásticos como una medida medio ambiental está tomando fuerza y parece una estrategia bastante buena para poner en el ojo del consumidor a una marca determinada, por ejemplo, hace una semana Boing dio a conocer que disminuiría el uso de popotes al transformar sus envases o el caso de la marca McDonald’s que anunció que cambiaría sus popotes de plástico por popotes de papel. También organizaciones gubernamentales se han sumado a este proyecto “antipopote”; en el caso de México, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) lanzó la campaña de concientización “Sin popote está bien”.

La mala imagen que se le ha dado al “popote” como enemigo de los océanos está justificada, pero no es el peor de todos los contaminantes, pues existen otros que son encontrados con más frecuencia en las costas marinas. Un estudio realizado en 2017 por la empresa Statista, referente a la conservación del océano, detecta en primer lugar las colillas de cigarro, en segundo los envoltorios de comida y en tercero las botellas de plástico como principales contaminantes del mar dejando a los popotes hasta el séptimo lugar, así que a pesar de su mala imagen, estos no son lo peor para el océano y su fauna.

Sin embargo, por algo se empieza para combatir la contaminación con plástico –que se ha convertido en un grave problema por su daño al océano- así como Boing y McDonald’s, la empresa Starbucks anunció que para el 2020 eliminará por completo el uso de popotes en las más de 28 mil tiendas que tiene alrededor del mundo –pues usa al menos mil millones de popotes al año-, para lograrlo la empresa usará una nueva tapa que estaba destinada para una bebida en específico –pero que se empleará para bebidas frías- y aunque dicha tapa está hecha de plástico es fácilmente reciclable.

Pero no sólo eso, Starbucks asumió el compromiso de destinar 10 millones de dólares a través del reto NextGen Cup Challenge para desarrollar vasos que sean más fáciles de reciclar y de degradarse.

Más esta labor pro ambiente no viene de gratis, la marca ha sufrido grandes crisis de imagen recientemente y esto gracias a varios escándalos de discriminación racial que se han suscitado en sus tiendas, ya sea por parte de sus baristas –quien atiende detrás de mostrador- o bien por parte de sus clientes –sobretodo en Estados Unidos-, lo que orilló a la empresa a cerrar más de 8 mil tiendas para poder capacitar a sus empleados contra el racismo, esto no sólo hizo que sus acciones cayeran, sino su reputación también; así Starbucks está usando el estandarte ambiental como parte de una gran estrategia para reivindicar su imagen.

@Mar_Naa


Popotes… mala imagen

La guerra contra el uso de plásticos como una medida medio ambiental está tomando fuerza y parece una estrategia bastante buena para poner en el ojo del consumidor a una marca determinada, por ejemplo, hace una semana Boing dio a conocer que disminuiría el uso de popotes al transformar sus envases o el caso de la marca McDonald’s que anunció que cambiaría sus popotes de plástico por popotes de papel. También organizaciones gubernamentales se han sumado a este proyecto “antipopote”; en el caso de México, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) lanzó la campaña de concientización “Sin popote está bien”.

La mala imagen que se le ha dado al “popote” como enemigo de los océanos está justificada, pero no es el peor de todos los contaminantes, pues existen otros que son encontrados con más frecuencia en las costas marinas. Un estudio realizado en 2017 por la empresa Statista, referente a la conservación del océano, detecta en primer lugar las colillas de cigarro, en segundo los envoltorios de comida y en tercero las botellas de plástico como principales contaminantes del mar dejando a los popotes hasta el séptimo lugar, así que a pesar de su mala imagen, estos no son lo peor para el océano y su fauna.

Sin embargo, por algo se empieza para combatir la contaminación con plástico –que se ha convertido en un grave problema por su daño al océano- así como Boing y McDonald’s, la empresa Starbucks anunció que para el 2020 eliminará por completo el uso de popotes en las más de 28 mil tiendas que tiene alrededor del mundo –pues usa al menos mil millones de popotes al año-, para lograrlo la empresa usará una nueva tapa que estaba destinada para una bebida en específico –pero que se empleará para bebidas frías- y aunque dicha tapa está hecha de plástico es fácilmente reciclable.

Pero no sólo eso, Starbucks asumió el compromiso de destinar 10 millones de dólares a través del reto NextGen Cup Challenge para desarrollar vasos que sean más fáciles de reciclar y de degradarse.

Más esta labor pro ambiente no viene de gratis, la marca ha sufrido grandes crisis de imagen recientemente y esto gracias a varios escándalos de discriminación racial que se han suscitado en sus tiendas, ya sea por parte de sus baristas –quien atiende detrás de mostrador- o bien por parte de sus clientes –sobretodo en Estados Unidos-, lo que orilló a la empresa a cerrar más de 8 mil tiendas para poder capacitar a sus empleados contra el racismo, esto no sólo hizo que sus acciones cayeran, sino su reputación también; así Starbucks está usando el estandarte ambiental como parte de una gran estrategia para reivindicar su imagen.

@Mar_Naa

jueves 12 de julio de 2018

Imagogenia

jueves 05 de julio de 2018

Imagogenia

jueves 28 de junio de 2018

Imagogenia

jueves 21 de junio de 2018

Imagogenia

jueves 14 de junio de 2018

Imagogenia

jueves 07 de junio de 2018

Imagogenia

jueves 31 de mayo de 2018

Imagogenia

jueves 24 de mayo de 2018

Imagogenia

jueves 17 de mayo de 2018

Imagogenia

jueves 10 de mayo de 2018

Imagogenia

Cargar Más