/ miércoles 21 de octubre de 2020

Repique Inocente | Evidente deterioro en seguridad

Procedo a realizar una consulta, del estilo de las que se acostumbran en estos días: levante la mano quien esté de acuerdo con que la inseguridad es el problema número uno del estado de México y del país, haciendo de lado el tema de la pandemia de COVID-19. Muchas gracias. Ahora levanten la mano quienes creen que la inseguridad es el principal problema de la capirucha mexiquense —léase, Toluca de Lerdo— y sus alrededores.

Doy por hecho que el asentimiento ha sido mayoritario —aunque el preciso Andrés Manuel López Obrador (marca registrada) dijo en estos días que a los ciudadanos les preocupan más los baches—. Además, se trata de un problema que se prolonga en el tiempo, de modo que gobiernos van y gobiernos vienen y la inseguridad prevalece. Además, es siempre una redituable fuente de promesas de gobernantes, políticos y candidatos. Campañas enteras se conforman alrededor de la esperanza de que vuelva la paz y la tranquilidad.

Pero no pasan de enunciados y bonitas y pegajosas frases. Hagan el favor de ilustrarme o sacarme del error: nada cambia para bien, el deterioro es evidente.

En septiembre de 2016, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana señaló que 77.8 por ciento los habitantes de Toluca se sentía inseguro en la ciudad. 95.8 por ciento de los ecatepenses y 84.1 por ciento de los habitantes de Neza-york.

Cuatro años después, en septiembre de 2020, 88.9 de cada 100 habitantes mayores de 18 años de Toluca se sienten inseguros. La misma percepción de inseguridad la tienen 92.8 por ciento de los ciudadanos de Ecatepec y 70.8 por ciento de los habitantes de Ciudad Neza.

Basta hacer una sencilla comparación para darse cuenta de que las cosas han empeorado notoriamente en Toluca, se mantienen en Ecatepec y han mejorado de forma manifiesta en Nezahualcóyotl.

La inseguridad permanecerá como uno de los problemas más graves mientras las “soluciones” sean las mismas de siempre. Los modelos no han cambiado, por lo que la misma receta sigue dando los mismos resultados… salvo en casos excepcionales, como el de Ciudad Neza, cuya pauta para enfrentar la inseguridad ha tratado de ser imitada por otros gobiernos municipales, sin obtener frutos —por la simple y sencilla razón de que el formato no se aplica al 100 por ciento.

No es cosa de más patrullas ni de más cadetes, tampoco de despedir sin ton ni son a policías corruptos o poner a una mujer al frente de la corporación policiaca o en áreas sensibles y estratégicas. Tampoco se trata de discursos o de actos propagandísticos. Menos de elevar los castigos penales, como ha propuesto algunos diputados trasnochados, que no se han dado cuenta de que eso tampoco funciona. Y mucho menos acusar a los delincuentes con sus mamás o sus abuelas—es visible que carecen por completo de progenitora—.

Pero si esperan una receta, discúlpenme sus mercedes. No la tengo. Como sociedad tenemos a unos funcionarios y servidores públicos a los que les pagamos para hacer esa chamba. Algunos con suficiente experiencia. Pero sólo administran el problema, y no lo solucionan.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Procedo a realizar una consulta, del estilo de las que se acostumbran en estos días: levante la mano quien esté de acuerdo con que la inseguridad es el problema número uno del estado de México y del país, haciendo de lado el tema de la pandemia de COVID-19. Muchas gracias. Ahora levanten la mano quienes creen que la inseguridad es el principal problema de la capirucha mexiquense —léase, Toluca de Lerdo— y sus alrededores.

Doy por hecho que el asentimiento ha sido mayoritario —aunque el preciso Andrés Manuel López Obrador (marca registrada) dijo en estos días que a los ciudadanos les preocupan más los baches—. Además, se trata de un problema que se prolonga en el tiempo, de modo que gobiernos van y gobiernos vienen y la inseguridad prevalece. Además, es siempre una redituable fuente de promesas de gobernantes, políticos y candidatos. Campañas enteras se conforman alrededor de la esperanza de que vuelva la paz y la tranquilidad.

Pero no pasan de enunciados y bonitas y pegajosas frases. Hagan el favor de ilustrarme o sacarme del error: nada cambia para bien, el deterioro es evidente.

En septiembre de 2016, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana señaló que 77.8 por ciento los habitantes de Toluca se sentía inseguro en la ciudad. 95.8 por ciento de los ecatepenses y 84.1 por ciento de los habitantes de Neza-york.

Cuatro años después, en septiembre de 2020, 88.9 de cada 100 habitantes mayores de 18 años de Toluca se sienten inseguros. La misma percepción de inseguridad la tienen 92.8 por ciento de los ciudadanos de Ecatepec y 70.8 por ciento de los habitantes de Ciudad Neza.

Basta hacer una sencilla comparación para darse cuenta de que las cosas han empeorado notoriamente en Toluca, se mantienen en Ecatepec y han mejorado de forma manifiesta en Nezahualcóyotl.

La inseguridad permanecerá como uno de los problemas más graves mientras las “soluciones” sean las mismas de siempre. Los modelos no han cambiado, por lo que la misma receta sigue dando los mismos resultados… salvo en casos excepcionales, como el de Ciudad Neza, cuya pauta para enfrentar la inseguridad ha tratado de ser imitada por otros gobiernos municipales, sin obtener frutos —por la simple y sencilla razón de que el formato no se aplica al 100 por ciento.

No es cosa de más patrullas ni de más cadetes, tampoco de despedir sin ton ni son a policías corruptos o poner a una mujer al frente de la corporación policiaca o en áreas sensibles y estratégicas. Tampoco se trata de discursos o de actos propagandísticos. Menos de elevar los castigos penales, como ha propuesto algunos diputados trasnochados, que no se han dado cuenta de que eso tampoco funciona. Y mucho menos acusar a los delincuentes con sus mamás o sus abuelas—es visible que carecen por completo de progenitora—.

Pero si esperan una receta, discúlpenme sus mercedes. No la tengo. Como sociedad tenemos a unos funcionarios y servidores públicos a los que les pagamos para hacer esa chamba. Algunos con suficiente experiencia. Pero sólo administran el problema, y no lo solucionan.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 07 de julio de 2021

Repique inocente | Los aguaceros de julio

Los aguaceros de julio

Felipe González

miércoles 23 de junio de 2021

Repique inocente | Del dicho al hecho

Sí son iguales. Los políticos encumbrados ahora en lo más alto de la administración pública federal y los que estuvieron en el pasado no muy lejano.

Felipe González

miércoles 16 de junio de 2021

Repique inocente | "Clasemediero"

Aunque para el presidente parece que sí, ser integrante de la clase media no es ningún pecado. Tampoco lo es ser un lumpen proletario. Es la ventaja de vivir en un país de libertades.

Felipe González

miércoles 09 de junio de 2021

Repique inocente | El ciudadano premió y castigó

El votante da, el votante quita. ¡Bendita sea la voluntad del votante! La elección del domingo con una alta participación ciudadana condujo a equilibrar el escenario político de la entidad mexiquense.

Felipe González

miércoles 26 de mayo de 2021

Repique inocente | Campañas de altura

Las campañas políticas en el estado de México han entrado en la ruta del lodazal, donde se intercambian acusaciones ante la falta de argumentos y propuestas.

Felipe González

miércoles 19 de mayo de 2021

Repique Inocente |  El tuerto es rey

Con excepción de los candidatos o candidatas muy conocidos, con carreras políticas prolongadas o escandalosas, la pandemia ha contribuido a un escaso conocimiento de la mayoría de los aspirantes a cargos de elección popular.

Felipe González

Cargar Más