/ jueves 25 de abril de 2019

Imagogenia


Arsénico

Pareciera que a penas fue ayer cuando el entonces presidente, Enrique Peña Nieto inauguraba una planta de refrescos de la marca Peñafiel a la que en un mal chiste el mandatario indicó que era “el refresco del presidente Peña Nieto, Peñafiel” motivo por el cual las redes sociales le crearon infinidad de memes y hasta su propio refresco digital.

Hoy la marca que por un mal chiste fue la del presidente en turno, enfrenta un grave problema de imagen y es que la revista estadounidense Consumer Reports detectó que el producto tiene altos niveles de arsénico, por lo que la empresa Keurig Dr. Pepper decidió suspender la producción de agua mineral. Sin embargo ¿por qué podría afectar tanto a Peñafiel la reseña de una revista americana? Consumer Reports tiene gran peso sobre las marcas no sólo por ser una revista que se publica desde 1936, sino porque todas las investigaciones que hace de los productos no son patrocinadas por nadie, es más ellos mismos pagan los productos que se usan en sus pruebas, es decir tienen gran confiabilidad porque nadie es su dueño, son de cierta forma, consumidores objetivos.

Por ello la empresa se vio forzada a suspender la producción del refresco en México por dos semanas para mejorar las filtraciones de dicho elemento; sin embargo esta no es la primera vez que Peñafiel se enfrenta a un escándalo del tipo, en 2014 la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) les confiscó producto porque encontró niveles altos de arsénico.

Por su parte la Cofepris (Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios) señaló que visitará las plantas en Tehuacán, Puebla; Tlajomulco, Jalisco; Xalostoc y Tecámac, Estado de México para verificar que los niveles del químico mencionado sean aptos para consumo humano.

Lo interesante es que dentro del reporte se cita a un representante de la marca poblana diciendo que el arsénico no es un riesgo para la salud según gente que colabora con ellos. No sé si a usted pero a mi me dicen que mi bebida o alimento tiene arsénico y de inmediato lo tomo como un riesgo a mi salud –y mi vida si somos un poco más exagerados-, y siendo honestos desde la perspectiva de la imagen la marca tiene que ponerse en los pantalones del consumidor, que son su público meta pues al final del día son ellos los que la mantendrán o la destruirán.

Lo lamentable de todo es que Peñafiel es una marca 100% mexicana con mucha historia pues se fundó en 1948 en Tehuacán, Puebla. Si bien fue adquirida en 1992 por la firma británica Cadbury Schweppes que después de algunos cambios terminó siendo lo que hoy conocemos como Keurig Dr. Pepper, lo mexicano a Peñafiel nadie se lo quita.

@Mar_Naa


Arsénico

Pareciera que a penas fue ayer cuando el entonces presidente, Enrique Peña Nieto inauguraba una planta de refrescos de la marca Peñafiel a la que en un mal chiste el mandatario indicó que era “el refresco del presidente Peña Nieto, Peñafiel” motivo por el cual las redes sociales le crearon infinidad de memes y hasta su propio refresco digital.

Hoy la marca que por un mal chiste fue la del presidente en turno, enfrenta un grave problema de imagen y es que la revista estadounidense Consumer Reports detectó que el producto tiene altos niveles de arsénico, por lo que la empresa Keurig Dr. Pepper decidió suspender la producción de agua mineral. Sin embargo ¿por qué podría afectar tanto a Peñafiel la reseña de una revista americana? Consumer Reports tiene gran peso sobre las marcas no sólo por ser una revista que se publica desde 1936, sino porque todas las investigaciones que hace de los productos no son patrocinadas por nadie, es más ellos mismos pagan los productos que se usan en sus pruebas, es decir tienen gran confiabilidad porque nadie es su dueño, son de cierta forma, consumidores objetivos.

Por ello la empresa se vio forzada a suspender la producción del refresco en México por dos semanas para mejorar las filtraciones de dicho elemento; sin embargo esta no es la primera vez que Peñafiel se enfrenta a un escándalo del tipo, en 2014 la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) les confiscó producto porque encontró niveles altos de arsénico.

Por su parte la Cofepris (Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios) señaló que visitará las plantas en Tehuacán, Puebla; Tlajomulco, Jalisco; Xalostoc y Tecámac, Estado de México para verificar que los niveles del químico mencionado sean aptos para consumo humano.

Lo interesante es que dentro del reporte se cita a un representante de la marca poblana diciendo que el arsénico no es un riesgo para la salud según gente que colabora con ellos. No sé si a usted pero a mi me dicen que mi bebida o alimento tiene arsénico y de inmediato lo tomo como un riesgo a mi salud –y mi vida si somos un poco más exagerados-, y siendo honestos desde la perspectiva de la imagen la marca tiene que ponerse en los pantalones del consumidor, que son su público meta pues al final del día son ellos los que la mantendrán o la destruirán.

Lo lamentable de todo es que Peñafiel es una marca 100% mexicana con mucha historia pues se fundó en 1948 en Tehuacán, Puebla. Si bien fue adquirida en 1992 por la firma británica Cadbury Schweppes que después de algunos cambios terminó siendo lo que hoy conocemos como Keurig Dr. Pepper, lo mexicano a Peñafiel nadie se lo quita.

@Mar_Naa

jueves 12 de septiembre de 2019

Imagogenia / Titularidad

jueves 29 de agosto de 2019

Imagogenia / 9 meses… y contando

jueves 22 de agosto de 2019

Imagogenia / Más que un transporte

jueves 15 de agosto de 2019

Imagogenia / Congruencia

jueves 08 de agosto de 2019

Imagogenia / Las Cascadas de Soriana

jueves 01 de agosto de 2019

Imagogenia / Ser VS Parecer

jueves 18 de julio de 2019

Imagogenia | Carácter

jueves 11 de julio de 2019

Imagogenia

jueves 04 de julio de 2019

Imagogenia

jueves 27 de junio de 2019

Imagogenia

Cargar Más