/ miércoles 4 de agosto de 2021

 Repique inocente | Medallas olímpicas

Están por terminar los juegos olímpicos que se celebran en Tokio, la capital japonesa. Y hasta ahora la cosecha de medallas ha sido más bien pobre para la representación mexicana.

Pobrísima si nos comparamos con otras naciones latinoamericanas. Para cuando el arriba firmante redacta esta media plana, Cuba tiene 11 medallas, de las que cuatro son de oro; Brasil tiene 14, con tres medallas doradas. Ecuador lleva 3, dos de ellas de primer lugar. Puerto Rico tiene una de oro y una de bronce. Venezuela tiene 4 metales, uno de ellos es oro. Colombia tiene dos de plata y una de bronce. República Dominicana tiene dos de plata y una de bronce.

Con tres medallas de bronce, México está en la posición número 75 del medallero, de 79 naciones que han ganado preseas olímpicas.

En el medallero hay siete atletas que solitos han ganado más medallas que México.

Cuando acaben estos juegos de verano, vendrán las explicaciones de las federaciones deportivas. De la Confederación Deportiva Mexicana. Y de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

Pero pronto nos olvidaremos de los resultados de los juegos de Tokio. De las explicaciones y de las críticas. También nos olvidaremos de los deportes, salvo el futbol, que es el más fanáticos tiene y el que más se practica en el país.

Le quemaremos incienso unos días a los deportistas que han ganado medallas para México, elogiando el esfuerzo personal y de sus familias por practicar algo tan exótico como el tiro con arco, los clavados o el levantamiento de pesas. Los dirigentes de sus respectivas federaciones se levantarán el cuello muy orondos y rebosarán satisfacción por sus cuatro costados.

Los restantes 30 deportes que se disputaron en Tokio —son 33 en total en estos juegos—, incluyendo el futbol, guardarán silencio por tres años. Para cuando se celebren los olímpicos en París en el 2024, volveremos a recordar que hay deportes como esgrima, salto con pértiga, nado sincronizado, steeplechase, bmx, natación, softbol, bádminton, handball, hockey sobre pasto, remo o tiro deportivo.

Y volveremos a lamentar que una nación como Hungría, más pequeña y menos boyante que México tenga más medallas en estos juegos —o Kosovo o Croacia o Jamaica—.

Aunque como país tampoco hacemos gran cosa por conseguir esas medallas.

Los talentos deportivos se quedan en el anonimato. No tenemos ni instalaciones públicas suficientes ni políticas públicas para que alguno de los 40 millones de niños y jóvenes mexicanos se cuelgue una medalla dorada. Porque seguro que en ese universo hay atletas natos y disciplinados que serían capaces de conseguir un triunfo olímpico. No hay programas ni dinero para identificarlos, entrenarlos y sostenerlos para llevarlos hasta el podio olímpico —lo que sí hay es lana para engordar a la burocracia—. Tampoco hay espacios accesibles para la práctica de los deportes olímpicos y menos entrenadores.

México, por cierto, desde París 1900 hasta la fecha, sólo tiene 13 medallas de oro en su participación en 24 juegos olímpicos.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.

Están por terminar los juegos olímpicos que se celebran en Tokio, la capital japonesa. Y hasta ahora la cosecha de medallas ha sido más bien pobre para la representación mexicana.

Pobrísima si nos comparamos con otras naciones latinoamericanas. Para cuando el arriba firmante redacta esta media plana, Cuba tiene 11 medallas, de las que cuatro son de oro; Brasil tiene 14, con tres medallas doradas. Ecuador lleva 3, dos de ellas de primer lugar. Puerto Rico tiene una de oro y una de bronce. Venezuela tiene 4 metales, uno de ellos es oro. Colombia tiene dos de plata y una de bronce. República Dominicana tiene dos de plata y una de bronce.

Con tres medallas de bronce, México está en la posición número 75 del medallero, de 79 naciones que han ganado preseas olímpicas.

En el medallero hay siete atletas que solitos han ganado más medallas que México.

Cuando acaben estos juegos de verano, vendrán las explicaciones de las federaciones deportivas. De la Confederación Deportiva Mexicana. Y de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

Pero pronto nos olvidaremos de los resultados de los juegos de Tokio. De las explicaciones y de las críticas. También nos olvidaremos de los deportes, salvo el futbol, que es el más fanáticos tiene y el que más se practica en el país.

Le quemaremos incienso unos días a los deportistas que han ganado medallas para México, elogiando el esfuerzo personal y de sus familias por practicar algo tan exótico como el tiro con arco, los clavados o el levantamiento de pesas. Los dirigentes de sus respectivas federaciones se levantarán el cuello muy orondos y rebosarán satisfacción por sus cuatro costados.

Los restantes 30 deportes que se disputaron en Tokio —son 33 en total en estos juegos—, incluyendo el futbol, guardarán silencio por tres años. Para cuando se celebren los olímpicos en París en el 2024, volveremos a recordar que hay deportes como esgrima, salto con pértiga, nado sincronizado, steeplechase, bmx, natación, softbol, bádminton, handball, hockey sobre pasto, remo o tiro deportivo.

Y volveremos a lamentar que una nación como Hungría, más pequeña y menos boyante que México tenga más medallas en estos juegos —o Kosovo o Croacia o Jamaica—.

Aunque como país tampoco hacemos gran cosa por conseguir esas medallas.

Los talentos deportivos se quedan en el anonimato. No tenemos ni instalaciones públicas suficientes ni políticas públicas para que alguno de los 40 millones de niños y jóvenes mexicanos se cuelgue una medalla dorada. Porque seguro que en ese universo hay atletas natos y disciplinados que serían capaces de conseguir un triunfo olímpico. No hay programas ni dinero para identificarlos, entrenarlos y sostenerlos para llevarlos hasta el podio olímpico —lo que sí hay es lana para engordar a la burocracia—. Tampoco hay espacios accesibles para la práctica de los deportes olímpicos y menos entrenadores.

México, por cierto, desde París 1900 hasta la fecha, sólo tiene 13 medallas de oro en su participación en 24 juegos olímpicos.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 03 de agosto de 2022

Repique Inocente | Sepulcros blanqueados

Las elecciones internas de Morena tuvieron un timbre de escándalo. Y sus adversarios, desmemoriados, se rasgaron las vestiduras por tantas anomalías.

Felipe González

jueves 21 de julio de 2022

Repique Inocente | Inseguridad

Al gobierno municipal de Raymundo Martínez Carbajal le está costando mucho trabajo revertir la herencia del deterioro que dejó su antecesor y el antecesor de éste

Felipe González

miércoles 29 de junio de 2022

Repique Inocente | Injusticia

Las desgracias se suceden de forma vertiginosa. Apenas estamos digiriendo una, cuando ya hay otra fatalidad semejante o mayor.

Felipe González

miércoles 22 de junio de 2022

Repique Inocente | Acomodar las calabazas

Varios aspirantes y aspirantas buscan la candidatura de sus respectivas fuerzas políticas. ¿Qué entelequia le van a ofrecer al Estado de México?

Felipe González

viernes 17 de junio de 2022

Repique inocente | Carrera de wanabis

Ahora que Morena abrió la carrera por la gubernatura, la clase política mexiquense se concentrará en la competencia, dejando de lado sus responsabilidades.

Felipe González

miércoles 01 de junio de 2022

Repique Inocente | Matarlos de hambre

Hay muchos políticos en México que preferirían ver al periodismo en calidad de cadáver. Que quisieran acallar las críticas y los cuestionamientos.

Felipe González

miércoles 25 de mayo de 2022

 Repique Inocente | Sin pasarela

El Sol de Toluca es, sin duda, el diario de referencia en el estado de México. Por su periodismo y por sus 75 años de vida.

Felipe González

miércoles 11 de mayo de 2022

Repique Inocente | Deterioro paulatino

Conforme avanza el tiempo, se agotará la capacidad para soportar las carencias en servicios y obras públicas en Toluca.

Felipe González

Cargar Más