/ lunes 27 de julio de 2020

Contexto | México: los debates inútiles 

A Eugenio Nuñez Ang, con cariño y agradecimiento siempre

Hoy la agenda pública mexicana está llena de debates inútiles, de discusiones que no atienden los problemas fundamentales y que distraen y agotan la energía social y la del pensamiento. Discusiones que, en su intrascendencia, solo reflejan el abandono de la sociedad para que esta resuelva, como pueda, los problemas que padece cotidianamente: salud, economía, inseguridad. Inútil porque solo distrae.

Todo parece un juego macabro de los poderes en los que la sociedad es simplemente espectadora, inútil espectadora.

La pandemia del Covid ha hecho que todo se vea con más claridad. El debate nacional se centra no en lo fundamental sino en lo anecdótico.

El listado puede ser enorme. He aquí algunos:

  • El uso del cubre boca. Es difícil entender cómo se han dedicado horas, memes, reportajes y análisis que ponen en el centro del debate el uso o no del cubre bocas. Es una manera de complicar las cosas simples. Un debate que se hace desde las más altas esferas del poder político y de salud y que impacta a los medios de comunicación y de información y desconcierta a la población sobre que tan seria es la pandemia. La ha hecho incrédula. Su uso ya no es solo una cuestión científica sino social. Es una manera, al final del día, de crear conciencia sobre los problemas de salud y particularmente el que se vive en estos días. Muchos países la han instrumentado como medida obligatoria el uso del cubre bocas…y han logrado en cierta medida mitigar los efectos de la pandemia.
  • El caso Lozoya. La corrupción del sistema político mexicano es evidente. Hoy sigue siendo evidente el tráfico de influencias y la cooptación. Este caso se une al del inicio de otros sexenios que, por un lado legitiman el discurso del poder y, por otro, contribuyen a la estructuración del discurso mediático y político: la Quina con Salinas, Raúl Salinas con Zedillo o Elba Esther con Peña. En este caso, en lugar de esperar a que sea la justicia la que determine y concluya con un ejemplar castigo contra la corrupción, los hechos se denuncian con la política por delante. Eso no es bueno ni para la democracia ni para la justicia mexicanas. El caso elevado a espectáculo político actúa como distractor. Las primeras filtraciones de información no dejan mucho que ver y pueden ser anecdóticas. Si la información no es contundente y significativa, los resultados pueden ser decepcionantes. Los actores políticos están entretenidos, unos preocupándose más por su pasado y otros por apuntalar un proyecto en particular. Lo mejor sería dejar a la justicia actuar y eso le haría bien a la democracia.
  • El avión presidencial. Tal vez para el gobierno en turno sea uno de los simbolismos frente a los excesos del poder. En torno a ello se puede argumentar en pro o en contra. Su venta solo quedara para el anecdotario de la política en México. No más. El debate en torno a su venta es una de las inutilidades más de la discusión de los asuntos públicos. El costo de ese espectáculo ha sido enorme, en términos de recursos: muchos millones de dólares en su estancia en California y su regreso a México solo para decir que por “razones de resguardo” y “porque estaba a la intemperie y sin techo”. Con esta declaración no pude dejar de pensar en las miles de personas que están a la intemperie fuera de los hospitales del país esperando la muerte de sus familiares sin que nadie se preocupe por ellos: el avión bien resguardado y la gente en la calle y bajo la lluvia. Que se venda y ya.

El debate está en el espectáculo de las cosas inútiles para nuestra democracia y para nuestra economía y no en los principales problemas de la gente. Mientras el crimen crece, la gente muere junto con la economía, aumenta el desempleo y la quiebra de empresas. Para algunos el show debe continuar…y ¿mientras?


Correo: contextotoluca@gmail.com


A Eugenio Nuñez Ang, con cariño y agradecimiento siempre

Hoy la agenda pública mexicana está llena de debates inútiles, de discusiones que no atienden los problemas fundamentales y que distraen y agotan la energía social y la del pensamiento. Discusiones que, en su intrascendencia, solo reflejan el abandono de la sociedad para que esta resuelva, como pueda, los problemas que padece cotidianamente: salud, economía, inseguridad. Inútil porque solo distrae.

Todo parece un juego macabro de los poderes en los que la sociedad es simplemente espectadora, inútil espectadora.

La pandemia del Covid ha hecho que todo se vea con más claridad. El debate nacional se centra no en lo fundamental sino en lo anecdótico.

El listado puede ser enorme. He aquí algunos:

  • El uso del cubre boca. Es difícil entender cómo se han dedicado horas, memes, reportajes y análisis que ponen en el centro del debate el uso o no del cubre bocas. Es una manera de complicar las cosas simples. Un debate que se hace desde las más altas esferas del poder político y de salud y que impacta a los medios de comunicación y de información y desconcierta a la población sobre que tan seria es la pandemia. La ha hecho incrédula. Su uso ya no es solo una cuestión científica sino social. Es una manera, al final del día, de crear conciencia sobre los problemas de salud y particularmente el que se vive en estos días. Muchos países la han instrumentado como medida obligatoria el uso del cubre bocas…y han logrado en cierta medida mitigar los efectos de la pandemia.
  • El caso Lozoya. La corrupción del sistema político mexicano es evidente. Hoy sigue siendo evidente el tráfico de influencias y la cooptación. Este caso se une al del inicio de otros sexenios que, por un lado legitiman el discurso del poder y, por otro, contribuyen a la estructuración del discurso mediático y político: la Quina con Salinas, Raúl Salinas con Zedillo o Elba Esther con Peña. En este caso, en lugar de esperar a que sea la justicia la que determine y concluya con un ejemplar castigo contra la corrupción, los hechos se denuncian con la política por delante. Eso no es bueno ni para la democracia ni para la justicia mexicanas. El caso elevado a espectáculo político actúa como distractor. Las primeras filtraciones de información no dejan mucho que ver y pueden ser anecdóticas. Si la información no es contundente y significativa, los resultados pueden ser decepcionantes. Los actores políticos están entretenidos, unos preocupándose más por su pasado y otros por apuntalar un proyecto en particular. Lo mejor sería dejar a la justicia actuar y eso le haría bien a la democracia.
  • El avión presidencial. Tal vez para el gobierno en turno sea uno de los simbolismos frente a los excesos del poder. En torno a ello se puede argumentar en pro o en contra. Su venta solo quedara para el anecdotario de la política en México. No más. El debate en torno a su venta es una de las inutilidades más de la discusión de los asuntos públicos. El costo de ese espectáculo ha sido enorme, en términos de recursos: muchos millones de dólares en su estancia en California y su regreso a México solo para decir que por “razones de resguardo” y “porque estaba a la intemperie y sin techo”. Con esta declaración no pude dejar de pensar en las miles de personas que están a la intemperie fuera de los hospitales del país esperando la muerte de sus familiares sin que nadie se preocupe por ellos: el avión bien resguardado y la gente en la calle y bajo la lluvia. Que se venda y ya.

El debate está en el espectáculo de las cosas inútiles para nuestra democracia y para nuestra economía y no en los principales problemas de la gente. Mientras el crimen crece, la gente muere junto con la economía, aumenta el desempleo y la quiebra de empresas. Para algunos el show debe continuar…y ¿mientras?


Correo: contextotoluca@gmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 21 de septiembre de 2020

Contexto | …y las mujeres siguen

Las protestas de las mujeres son el mejor ejemplo de lo que a la sociedad le espera. 

Alexander Naime

lunes 14 de septiembre de 2020

Contexto | Soy médico, veo a la vida 

Empezó a sudar, a tratar de comprender que le pasaba, tosía y le dolían los huesos, pero seguía. 

Alexander Naime

lunes 07 de septiembre de 2020

Contexto | México: por un nuevo pacto social

No hay un ingreso vital mínimo sino una dádiva a la mediada del gusto del poder. 

Alexander Naime

lunes 31 de agosto de 2020

Contexto | Los otros ruidos de la calle 

En México hay una gran tradición de vida en la calle y por las calles. Nos viene desde lejos, nos viene desde centurias. 

Alexander Naime

lunes 17 de agosto de 2020

Contexto | Un mundo desarreglado 

Muchos descubrieron sus miserias y otros tal vez sus virtudes. 

Alexander Naime

lunes 10 de agosto de 2020

Contexto | ¿La nueva normalidad? 

La autoridad sanitaria lo único que asegura es que vamos a morir y solo da alternativas para que no ocurra, pero no más que eso: pretende controlar mediante el miedo. 

Alexander Naime

lunes 03 de agosto de 2020

Contexto | Covid: Ya chole… 

Se habla de una “nueva normalidad”, solo para seguir viviendo igual que antes pero solo que peor.

Alexander Naime

lunes 27 de julio de 2020

Contexto | México: los debates inútiles 

El debate está en el espectáculo de las cosas inútiles para nuestra democracia y para nuestra economía y no en los principales problemas de la gente

Alexander Naime

lunes 20 de julio de 2020

Contexto | Volver o no al trabajo (final)

Si sería una maravilla poder trabajar desde casa, eso decían y comentaban desde los primeros días

Alexander Naime

Cargar Más